Prevenir

F. Javier Soria Ciudad Real

Prevenir siempre es mejorar nuestra calidad de vida. Debemos tomar buena nota de todo ello, amigos. Aunque a veces, tener ansiedad, nos podría ayudar a darnos cuenta de que algo no estamos haciendo bien. Solamente hay que darse cuenta de ello, y tomar conciencia de lo que somos.

Amigos y amigas, fieles a a cita semanal, siempre espero estar a la altura de lo que demanda una sociedad que entre todos intentamos sea un poco mejor.

A pesar de todo lo que año tras año ocurre, la persona de a pie como usted o un servidor, intentamos mejorar en la medida de lo posible, y siempre en una dirección. Y si nos equivocamos, tenemos la posibilidad de rectificar, si el tiempo y la propia vida no nos lo impide, al ser conscientes de lo que pasa, simplemente.

La realidad es que desde que se descubre que casi todo tiene un por qué, se puede afrontar casi cualquier cómo. Por eso, el ser humano cargado de experiencia vital y sabiduría debería no tropezar dos veces en la misma piedra. Si observamos a nuestro alrededor, actuamos de forma impulsiva, repitiendo los mismos errores de siempre, sin entrar a formar parte de la verdadera realidad, que es a la que todos pertenecemos y que no podemos obviar. Como se dice ahora, de facto, o algún analfabeto integral cuando le entrevistan…es obvio. Vamos, de libro.

El hecho es el que el ser humano tiene una libertad, digamos perceptible, en la que nadie manda, ni en la que nos pueden llegar a influir o manipular. La libertad y la posibilidad de poder elegir lo que es bueno para nosotros. Los trastornos psicológicos tienen relación, en general, con problemas de nuestro entorno.

Y de esta forma, la combinación de diferentes factores y la manera de afrontar esos problemas determinan o no la capacidad de éxito o fracaso como consecuencia. Finalmente, la labor de los psicólogos y personal terapéutico, auténticos especialistas en apagar fuegos y solucionar problemas de todo tipo, podríamos también trabajar la posibilidad de prevenirlos.

Prevenir siempre es mejorar nuestra calidad de vida. Debemos tomar buena nota de todo ello, amigos. Aunque a veces, tener ansiedad, nos podría ayudar a darnos cuenta de que algo no estamos haciendo bien. Solamente hay que darse cuenta de ello, y tomar conciencia de lo que somos. Veremos qué pasa.