Page afirma que la Constitución aún tiene desarrollo posible para “blindar” todos los aspectos sociales

Lanza Madrid
Emiliano García Page asistió al acto institucional

Emiliano García Page asistió al acto institucional

La Ley Fundamental debería "blindar la sanidad, la educación y las prestaciones sociales", unas áreas que "aún tienen desarrollo posible", según ha opinado el presidente regional.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se ha mostrado este miércoles partidario de que la Constitución Española, que celebra su 39 aniversario, “siga desarrollando aspectos que no se han desarrollado lo suficiente”, especialmente todos los aspectos sociales.

Bajo su punto de vista, más que ser modificada, la Ley Fundamental debería “blindar la sanidad, la educación y las prestaciones sociales”, unas áreas que “aún tienen desarrollo posible”, ha informado la Junta en nota de prensa.

Antes de participar en Madrid en la recepción oficial que cada 6 de diciembre se celebra en el Salón de Pasos Perdidos de la Cámara Baja para conmemorar el aniversario de la Constitución Española, García-Page ha reconocido que “lo esencial” ha funcionado “muy bien” en estos últimos cuarenta años, y se ha mostrado “muy satisfecho” por el comportamiento de la sociedad española y de la Carta Magna a lo largo de este tiempo.

“Ha ido mejor en estos casi cuarenta años de lo que era previsible cuando se escribió”, ha asegurado, antes de recordar que la Constitución se creó en un momento convulso, “en medio de un país agitado, con miedo y con muchas tensiones”, por lo que seguramente ni los padres de la Constitución, ni el pueblo que la votó, “pensaron que iba a dar tanto de sí”.

La fortaleza de la Carta Magna

En este sentido, ha valorado que la fortaleza de la Carta Magna radica precisamente en su flexibilidad y en su capacidad de adaptación a un mundo que ha cambiado mucho en estos años, y que ha vivido hitos como la llegada de Internet, una revolución en la forma de entenderse, una globalización cada vez mayor o nuestra propia incorporación a Europa. “Cosas no previstas en 1978, pero para las que la Constitución sigue siendo útil y eficaz”, se ha felicitado.

Por último, y a preguntas de los medios sobre si la cuestión territorial debe ser una prioridad en este momento, el jefe del Ejecutivo castellano-manchego ha señalado que “éste aspecto será siempre una constante en el debate”, porque en un país descentralizado como España, “donde tenemos tantos actores en movimiento”, es inevitable estar “en permanente debate”, algo que “no es negativo en sí mismo”, ha añadido.

Según sus propias palabras, “cierta tensión es lógica y razonable, y responde a un país muy plural y diverso”, pero lo que no debemos perder de vista es que “Castilla-La Mancha es un equipo de los que están en la liga, pero la selección es una, la española, y eso lo debemos tener claro absolutamente todos”.

Cupo vasco

Por otro lado, ha explicado que él asume el Cupo vasco “como un hecho constitucional” pero que el Concierto “genera desconcierto”. Además, ha dejado claro que si en algún momento se plantea una quita para la deuda autonómica, debe aplicarse a todas las comunidades. Así lo ha señalado en el Congreso, donde la reforma del sistema de financiación autonómica ha sido uno de los temas estrella de los denominados ‘corrillos’.

El también líder del PSOE en Castilla-La Mancha ha valorado “positivamente” que “por primera vez” el PNV diga que el cupo “no es una cosa exclusiva del País Vasco” y haya planteado que se pueda exportar a otros territorios. “No es el modelo de referencia, pero es una aportación”, ha comentado.

Pero Page ha querido diferenciar entre el Concierto –el sistema de financiación propio de Euskadi que regula sus relaciones fiscales con el Estado– y el Cupo –la aportación monetaria que el País Vasco hace al Estado por los servicios que éste presta en su territorio.

Según ha dicho, él asume como un “hecho constitucional” el Cupo vasco. “Ahora –ha puntualizado– el Concierto puede generar desconcierto y pasar del Concierto vasco al desconcierto en la financiación autonómica puede ser un problema”.

No a la proliferación de haciendas

Preguntado sobre la Hacienda autonómica que defiende para Cataluña el candidato del PSC, Miquel Iceta, Page ha llamado a distinguir “entre tener más recursos y quién los cobra” y ha dejado claro que “tener demasiadas administraciones fiscales es incompatible” con la necesidad que hay, a su juicio, de “reforzar los datos de solidaridad y cohesión social”.

Respecto a la posibilidad de que se condone la deuda a las comunidades, como también ha planteado Iceta, el mandatario castellano-manchego ha respondido: “Me parece bien que cada uno reclame para sí, pero, si hay quita, la tiene que haber para toda España”.

Además, ha insistido en que un acuerdo sobre la financiación autonómica pasa porque todos los territorios pacten que “la sanidad, la educación y la prestación de los servicios sociales tengan unos parámetros de gestión similares en el conjunto de España”.

“Si eso es así, habrá acuerdo y, hoy por hoy, es evidente que hay una diferencia de trato entre comunidades”, ha aseverado, a la vez que ha recomendado negociar la financiación “con sosiego y sin ruido” porque “si la conclusión es que para sacar más dinero es bueno hacer ruido nunca habrá calma territorial”.