“A veces tras una apariencia benévola hay verdaderos monstruos”

clara sánchez

clara sánchez

A. R.
Ciudad Real

“Solamente tenemos que dirigir la mirada vagamente a Trump y ya nos encontramos ahí mucha maldad. La maldad es el desprecio al prójimo básicamente. Cuando desprecias al prójimo ya todo lo que viene después puede ser cualquier cosa”, expuso la escritora guadalajareña Clara Sánchez, que señaló que esto “siempre ha sido así, es algo que el ser humano cultiva muchísimo” y que tiene que ver con “ese deseo de sentirse superior a otro”, por lo que indicó que “quizás los seres humanos teníamos que empezar a pensar de otro modo y cambiar las claves de nuestro bienestar interior”. Sánchez se reunió este martes con sus lectores en la Biblioteca Pública del Estado para presentar ‘Cuando llega la luz’, una novela en la que, al igual que hizo con ‘Lo que esconde tu nombre’, habla de “la maldad en estado puro”, de “esas caras amables” y sonrientes tras las que “a veces se esconden verdaderos monstruos”.

Antes de que comenzara la puesta de largo de ‘Cuando llega la luz’ en la Biblioteca, en un acto al que acudieron miembros de Clubs de Lectura de muy diversas localidades de la provincia, Sánchez indicó que el germen de ambas novelas nace de una experiencia personal suya, cuando en los años 80 se trasladó a Levante y se encontró con que su vecino era un nazi.

Aquello se le quedó en la cabeza y mucho tiempo después apareció en forma de libro en ‘Lo que esconde tu nombre’ y ahora en ‘Cuando llega la luz’ que, a su juicio, es su novela “más potente”.

La protagonista, Sandra, se encuentra “con dos viejecitos encantadores y poco a poco va descubriendo que en realidad son unos monstruos que han hecho cosas terribles. Pero también se encuentra con Julián que es un hombre de 80 años que la ayuda a descubrir esta realidad”, al tiempo que Sandra, “para poder liberarse de toda la tensión y presión, que es lo que nos ocurre casi siempre en la vida, se enamora”, indicó Sánchez, que resaltó que, “en el fondo, recurrimos al amor como una puerta de escape a veces de una realidad que nos resulta muy tensa”.

“Amor, odio, mucha intriga, suspense y necesidad de sobrevivir” son algunos de los ingredientes de la nueva entrega de Sánchez titulada ‘Cuando llega la luz’ ya que es “como la salida del túnel” que buscan los protagonistas, Sandra y Julián, quienes se encuentran envueltos en “una aventura a vida o muerte, en la que tienen que luchar mucho por sobrevivir y, sobre todo, por resolver un misterio”.

Emociones
Las situaciones de intriga que se suceden en la novela favorecen muy diversas relaciones afectivas, a veces de amor erótico, otras de amor paterno-filial y otras de amistad, expuso Sánchez, que resaltó que es una novela en la que “lo realmente importa son los sentimientos y las emociones que desencadenan” las críticas situaciones que afectan a los personajes.

Así mismo, se reflexiona sobre lo que es una relación madura de pareja en la que no sólo cuenta el amor romántico, sino “todos los intereses que pueden afectar a la relación entre dos personas”, agregó Sánchez, que también resaltó que hay un motor esencial que es la maternidad, como la de Sandra, a cuyo hijo le sucede un hecho que “la dispara otra vez” y la lleva a moverse para luchar por él. “Pero también hay otras maternidades en la novela como por ejemplo la madre de un neonazi que alienta a su hijo a que viva en ese mundo”. Su sentimiento de amor a su hijo es tan legítimo y puro como el de Sandra, pero “el amor de madre tampoco justifica todo lo que puedas hacer”, apuntó Sánchez, que dijo odiar por eso la afirmación ‘yo por mis hijos mato’, “una expresión terrible con la que, al fin y al cabo, se quiere justificar cualquier cosa a través de tu deseo o amor maternal”.

Aunque le gusta mucho ‘Lo que esconde tu nombre’, novela a la que tiene mucho cariño porque fue la que le abrió las fronteras y se ha convertido en un “clásico” en países como Italia donde lleva 59 ediciones, estima que ‘Cuando llega la luz’ “quizás sea una novela todavía más potente” con muchísima intriga “por fuera y por dentro de los personajes”.