Celtibeerian trae del inframundo su folk metal festivo y espiritual

A. Ruiz Ciudad Real
El grupo ciudarrealeño ha actuado en los principales festivales de folk metal del país / J. Jurado

El grupo ciudarrealeño ha actuado en los principales festivales de folk metal del país / J. Jurado

Publica su cuarto álbum, ‘Deiwos’, con un sonido más definido y contundente

Tienen su propia cerveza artesanal, han tocado en los principales festivales de folk metal del país y buena parte de Europa, combinan música festiva con una espiritualidad que se remonta a siglos antes de Cristo, se decantan por la conexión con la naturaleza y el mundo animal y su metalera propuesta se empapa de esencias folk de muy diversas zonas de la Península.

Los manchegos Celtibeerian dan un nuevo paso con la publicación el pasado mes de diciembre de su cuarto trabajo discográfico, ‘Deiwos’, su álbum “más completo” y con un sonido “más depurado” que incluye quince temas directos y contundentes seleccionados de cerca de cuarenta composiciones y en el que también destaca el creciente protagonismo de la violinista Patri como vocalista, junto a la enérgica voz principal del bajista Gus y la gutural de David, responsable de la gaita, así como de la viola, whistles y bouzouki irlandés.

En inglés cantan Celtibeerian, que incorpora en sus temas estrofas de ‘celtibirro’, un hipotético lenguaje basado en lo que se conserva de la cultura celtíbera, y otros instrumentos como arpa, castañuelas y txalaparta también suenan en su nueva entrega de moderno metal con composiciones, a nivel musical, tanto de David como del guitarrista Julián ‘Vasco’, cuyos afilados riffs vienen respaldados por la potente base rítmica de la batería de ‘Vity’ y las cuatro cuerdas de Gus, encargado, así mismo, de las letras de un disco en el que se hace una analogía ente lo oscuro y lo luminoso del alma humana con las deidades celtíberas del inframundo que representan la oscuridad y la luz, lo oculto bajo la tierra y todo lo que nace sobre ella.

Potente álbum

El disco se abre con el diálogo de Navia, barquera que lleva las almas al inframundo, y Airón, que dice quién entra o no, de ‘From Deep Waters’, intro en la que colabora como narrador anglosajón nativo Dash, y que da paso al cañero corte ‘Deiwos’ sobre estos dioses y la dualidad del alma humana. El pacto de extremo compromiso, basado en el lazo del guerrero ibérico con su jefe y narrado a ritmo de heavy metal, de ‘Devotio’ es la siguiente composición que precede a la tan melódica como salvaje ‘The Wolf I Am’, de la que han editado un vídeoclip, con Patri como voz principal rodeada de lobos checoslovacos, rodado en The Wolf House.

Otro animal “totémico” como el lince corretea en la veloz y traviesa instrumental ‘The Shadow of the Lynx’, a la que sigue el “canallita” tema ‘Fear My Beard’, una oda a la barba que “al feo tapa la cara y al guapo hace más fiero”. Toques hardroqueros de los años 80 tiene, por su parte, la naturalista y de conexión con la madre naturaleza canción ‘The Reborn’, cantada por Patri como una oda a Ataecina, diosa del renacer, mientras que ‘The Harvest Song’ traslada al festivo ambiente de compartir comida y bebida en comunidad y en torno a un hoguera al culminar la cosecha, composición que entronca con anteriores canciones de estilo más costumbrista de la banda como ‘The Great Feast’ o ‘Praise to the Vineyards’.

Los fans de Celtibeerian pudieron disfrutar ya en las pasadas fiestas navideñas de su nueva entrega discográfica / J. Jurado

Los fans de Celtibeerian pudieron disfrutar ya en las pasadas fiestas navideñas de su nueva entrega discográfica / J. Jurado

La fiesta que se celebraba en el sur de la Bética en honor a la diosa Isis inspira el interludio ‘Navigium Isidis’ que enlaza con la seducción de las bailarinas del corte más oriental y mediterráneo de ‘Puellae Gaditanae’, en el que colabora Míriam Baz, percusionista del grupo madrileño Vita Imana. Otro de los enérgicos cortes, aunque con cierto poso nostálgico, del álbum es ‘Life Goes On’, de tributo a las personas que trabajan de sol a sol en el campo; y Celtibeerian se marcan una versión en folk metal con txalaparta de la mítica canción en euskera ‘Txoria Txori’, poema de Joxean Artze adaptado por Mikel Laboa a finales de los 60.

No podía faltar un nuevo himno a la cerveza que confirman con el rápido y alegre tema, con reminiscencias a Motörhead, de ‘Looking for beer’, para llegar repletos de energía a ‘Gallaecia II’, en la que metalizan nuevas muñeiras y cerrar el círculo del álbum con la outro o tema de salida ‘The Spirit of Our Inner Nature’ que vuelve a contar con Dash como narrador en un épico ambiente con el sonido de la vital agua en un cueva.

Respaldo

Con el apoyo de una campaña de crowdfunding en la que pedían 3.000 euros y por la que lograron cerca de 6.000 euros de mecenas de todas partes de España, así como de países tan diversos como EEUU, Francia o Japón, grabaron el disco ‘Deiwos’ en Madrid con Alex Cappa en The Metal Factory Studios que, posteriormente, masterizaron en Finnvox de Finlandia con Mika Jussila. Por su parte Jan Yrlund, en Darkgrove Studio de Finlandia, se encargó del diseño del álbum que se puede encontrar en la web del grupo www.celtibeerian.com, escuchar en Spotify, iTunes y Amazon y que sus seguidores podrán adquirir en los conciertos de esta formación que, tras sacar su cerveza para el álbum en acústico ‘From Soil to Soul’, ha vuelto a propiciar una nueva tirada de su bebida artesana favorita para distinguir a los mecenas de ‘Deiwos’, elaborada por Cerveza Arévaka, en la localidad soriana de Burgo de Osma. Así mismo, se puede encontrar una nueva camiseta del grupo con diseño del ilustrador ciudarrealeño Paco Carrión inspirado en su canción ‘The Reborn’.