Marcelo Grande y Javier Carrión, unidos en una gran exposición en el Museo López Torres

Francisco Navarro Tomelloso
Inauguración de la exposición

Inauguración de la exposición

El Museo López Torres se vistió de gala este viernes para acoger la exposición que, hasta el próximo 28 de enero, proponen dos artistas de Tomelloso, Marcelo Grande y Javier Carrión. Una muestra que vuelve a unir al pintor y escenógrafo con el fotógrafo como ya ocurriese en la película  “Pantalla Rasgada” de Gonzalo Gormezano, que también pudimos ver. La muestra fue inaugurada por la alcaldesa, Inmaculada Jiménez, el concejal de Cultura, Raúl Zatón, además de los artistas y el director.

Pocas veces un acto cultural de este tipo ha levantado tanta expectación y así, la sala de exposiciones del Museo López Torres estaba abarrotada de público. Amantes del arte, amigos, vecinos, artistas, representantes del Grupo Popular y de Izquierda Unida, además del alcalde de Argamasilla, Pedro Ángel Jiménez, entre otros, no quisieron perderse el acontecimiento.

Pantalla Rasgada

Primero se proyectó el film de Gormezano en el auditorio del centro cultural. La creación de un cuadro por parte de Marcelo, una fabulosa Greta Garbo de los tiempos del Cine Principal, es la excusa para conocer un poco más al artista. Gormezano nos lo muestra humano, cercano, alegre, desenfadado. Pero, sobre todo, afanoso. Porque Marcelo Grande es y quiere ser, por encima de todo, un pintor. El artista muestra su paradoja, siempre ha querido irse de Tomelloso pero espiritualmente nunca ha salido de la ciudad. Alguien le recuerda que la vivienda que ha comprado en Casafort, donde vive, es la casa de sus padres en el barrio del Moral de Tomelloso. Por la cinta aparecen amigos y compañeros de este grandísimo artista.

La importancia cultural de Tomelloso

Durante la inauguración de la muestra, la alcaldesa de, señaló que contar con esta exposición en el Museo López Torres pone de manifiesto la importancia cultural de Tomelloso. La regidora recordó que esa circunstancia ha quedado patente con otras dos destacadas exposiciones, la que se puede ver de la Asociación de Acuarelistas de Castilla-La Mancha, en la Posada de los Portales y la del XVI Certamen Cultural Virgen de las Viñas, que el jueves se inauguró en el Museo de Arte Contemporáneo Infanta Elena.  Tomelloso, señaló, es posada de vid y cultura, como dice su eslogan y el centro cultural de la región.

Grande y Carrión son dos artistas que tienen en paisaje manchego como unión a sus características y rasgos individuales y, por su puesto, su estrecha vinculación con Tomelloso, dijo la alcaldesa.

El acto levantó una gran expectación

El acto levantó una gran expectación

Pasión por el cine

Marcelo Grande se mostró muy satisfecho con la exposición. En ella queda patente su pasión por el cine que se remonta a la época del Cine Principal de Tomelloso. Esos recuerdos de entonces le han acompañado toda su vida.

Marcelo ha traído a Tomelloso  obras que tenía en marcha cuando se grabó la película en el año 2014 y que ahora, ya acabada, quería exponer y otras más recientes, como algunos linóleos de retratos de parejas. Hay también algunas figuras de cerámica de Marcelo Grande, una actividad artística relativamente reciente.

Paisajes y retratos

Javier Carrión expone las fotografías que aparecen en “Pantalla Rasgada” junto a alguna más, explicaba. Imágenes de aquí, “de nuestra tierra”, explicaba, aunque no todo son paisajes. También expone una serie de retratos fruto del trabajo al que ahora se dedica más de lleno, relacionado con el mundo de la moda, la publicidad, revistas y discos.

Para Carrión, exponer con Marcelo Grande y haber formado parte antes de la película sobre el artista tomellosero es “una suerte y un orgullo”. Fue el director del documental quien, viendo una exposición en la Escuela de Arte se fijó en las fotografías de Javier Carrión y decidió incluirlas en la película, explicaba el fotógrafo.

Una película sin guion

Gerardo Gormezano explicó que “Pantalla Rasgada” es una película sin guion. El desarrollo de la misma lo ha marcado la creación del cuadro que ha sido el hilo conductor del filme. Señaló que no ha pretendido dar una imagen concreta de La Mancha, sino ser portavoz de los que dicen las imágenes de un paisaje por el que se siente atraído. Un paisaje que no difiere tanto del de Casafort, en Tarragona, el escenario principal de la película. El rodaje en  Tomelloso tiene la simbología del pasado, de la vida anterior de Marcelo, dijo Gormezano .

No siempre es fácil, señalaba, trabajar con Marcelo Grande, es una persona extrovertida, pero tímida a la vez y no quería nunca ponerse sesudo ni intelectual y al mínimo atisbo de que eso “pasaba, enseguida rompía la baraja y teníamos que volver a empezar”.