Menos Cuarto recupera Cuentos republicanos, de García Pavón

La editorial palentina incluye en su colección ‘Reloj de arena’ esta obra del autor manchego con prólogo de su hija

Menos Cuarto Ediciones ha incluido como novedad en su colección de relatos ‘Reloj de arena’ la obra Cuentos republicanos, del escritor manchego Francisco García Pavón, con prólogo de su hija, la también escritora Sonia García Soubriet, y epílogo del profesor de la Universidad Autónoma de Barcelona y director de la colección, Fernando Valls.

El volumen de relatos incluye “piezas maestras como El entierro del Ciego y Paulina y Gumersindo”, reza en la contraportada de la edición de una obra inspirada en las vivencias de García Pavón en “esa edad tan impresionable del final de la infancia y llegada de la pubertad y primera adolescencia. De ahí que su título tan evocador, más que a una situación política, obedezca al marco temporal en el que ocurrieron los hechos que se nos cuentan”, explica en el prólogo García Soubriet.

“Sin embargo, no por ello la Segunda República como tal deja de estar presente. Lo está pero de otra manera. Más que como fenómeno político, cuyo alcance el niño todavía no podía comprende, aparece como un gran acontecimiento vivido con euforia y esperanza por muchos, entre ellos, la familia del narrador de larga tradición republicana”, aprecia García Soubriet.

Dedicados en su mayoría a amigos, Cuentos republicanos constituye “un pequeño homenaje al cuento español y a aquellos que lo cultivaron y que tanto aportaron a la vida literaria de después de la guerra con este género ‘tan primorosa y pluralmente cultivado a la vez que poco atendido’”, agrega García Soubriet aludiendo a la consideración de su padre sobre el género.

Con un “fuerte componente costumbrista”, en estos relatos se muestran los sentimientos que trajo consigo la República, que contrastaban con lo vivido en los años anteriores, expresa, por su parte, Fernando Valls, que resalta el empleo por parte del creador del famoso personaje Plinio del rico lenguaje de su Tomelloso natal.

Aunque independientes entre sí, los cuentos reunidos en este volumen reflejan “el mundo infantil, sus costumbres y ritos, pero también el de los adultos vistos por un joven narrador que justo está aprendiendo el intríngulis del vivir. Pero lo más importante es que, medio siglo después, estas narraciones siguen estando vivas y se leen con el mismo gusto y satisfacción que debieron sentir sus primeros lectores”, concluye Valls.