Vídeojuegos que sociabilizan y con los que se hacen amigos

A. Ruiz Ciudad Real
El torneo se disputó en una gran pantalla de cine en el Espacio Joven / J. Jurado

El torneo se disputó en una gran pantalla de cine en el Espacio Joven / J. Jurado

Gamuza Gaming Yakuza celebró con Mario Smash Football en el Espacio Joven el 4º Torneo de la 2ª Liga del Vídeojuego

Con objeto de romper la imagen de aislamiento que suele asociarse al vídeojuego, Gamuza Gaming Yakuza celebra una liga que reúne a los jugadores en torneos y en la que, además de disfrutar y competir, se forjan amistades entre los participantes.

El Espacio Joven reunió este viernes a 22 jóvenes jugadores en el 4º Torneo de la 2ª Liga del Vídeojuego de Ciudad Real que despliega una decena de torneos -uno cada tres semanas- a lo largo del calendario lectivo, desde octubre hasta mayo aproximadamente. En el primer torneo de la segunda edición de esta liga se jugó al Street Fighter, en el segundo encuentro los participantes midieron su habilidad en el Resident Evil, el tercero tuvo a Star Wars como protagonista y en esta cuarta cita el elegido fue Mario Smash Football, un juego deportivo pero con una estética y modo de jugar alternativos y personajes ficticios como tortugas, setas con alas, gorilas y dinosaurios con poderes. Ficción y deporte se combinan en el SuperMario Strikers de fútbol al que se jugó en una gran pantalla de proyección de cine.

Entre 16 y 32 jugadores, con edades entre los 16 y 30 años, acuden habitualmente a los torneos de esta liga de vídeojuegos que el pasado año, en su primera edición, ganó Agustín Chamero, logrando como premio una Ps4. En esta segunda edición, una máquina Arcade será el galardón para el vencedor de una Liga cuyo siguiente torneo estará relacionado con un juego de puzzle. En la web de Gamuza, que cuenta con 15 socios y 35 voluntarios, se realiza una votación para que los participantes elijan el juego de cada torneo, en los que se conceden 23 puntos al primero, 12 al segundo y 10 al tercero. La amplia diferencia de puntos otorgados al primero respecto a los siguientes puestos en cada torneo posibilita que con cada nueva cita se puedan producir grandes vuelcos en la clasificación de una liga con juegos de muy diversos estilos, explica Daniel Martínez ‘Sensei’, presidente de Gamuza, asociación que busca con esta liga fomentar la sociabilización a través del vídeojuego, al tiempo que propiciar un juego responsable con mensajes dirigidos tanto a los niños y jóvenes, de que el vídeojuego nunca se convierta en una necesidad, como a los padres, de que no se use como una guardería.

Cada tres semanas se disputa un torneo con un juego diferente de la segunda edición de la liga / J. Jurado

Cada tres semanas se disputa un torneo con un juego diferente de la segunda edición de la liga / J. Jurado

Gamuza Gaming Yakuza tiene como objetivo potenciar la cultura del vídeojuego como una manera más de arte y bien cultural, además de utilizarlo como herramienta didáctica, laboral, sociabilizadora y recreativa, a lo que se añade su propósito de fomentar el papel de la mujer en el mundo del vídeojuego. La asociación impulsó el pasado año en el Espacio Joven el programa ‘Educa Gaming’ encaminado a utilizar el vídeojuego como modo de aprender jugando y, de esta manera, servir de herramienta de ayuda para distintas asignaturas como matemáticas, historia, física y hasta educación física. La buena aceptación de la propuesta, que les llevó a impartir una conferencia en Ifema, les ha animado a querer volver a poner en marcha esta iniciativa de una forma diferente y nuevos alicientes para los próximos meses de primavera-verano.

También la excelente experiencia el pasado ejercicio de la 1ª Liga del Vídeojuego en Ciudad Real ha favorecido que, además de celebrarse la segunda edición, se haya puesto en marcha una competición similar, a cargo de Puerta de Hades, en Daimiel, con lo que podría celebrarse un disputado encuentro entre los ganadores de ambas ligas.

Un pedacito de Japón

Por otra parte, Martínez ‘Sensei’ también preside la Asociación Cultural Japón-La Mancha ‘Amaoto (Sonido de la lluvia)’ que pone en marcha ciclos de cine, club de lectura, jornadas gastronómicas y actividades como elaboración de haikus, así como el fomento del aprendizaje del japonés, y el Espacio Joven acogerá el próximo viernes 26 de enero la actividad ‘Un pedacito de Japón’ que incluirá la proyección de una película y un taller para confeccionar unos muñecos tradicionales del país del Sol Naciente denominados Teru Bozus que se cuelgan en las ventanas en los días de lluvia.