El Alarcos necesita hacer el pleno y una hecatombe del Torrelavega

Llegar al play off se presume para los alarquistas casi imposible, pero hay una mínima opción

Raúl Fernández                

Repetir la hazaña de la pasada temporada está más que complicado, casi sería un milagro, pero el BM Alarcos mantiene todavía viva una mínima llama de esperanza por la que luchar. A falta de tres jornadas para el término de la Liga en División de Honor Plata, el conjunto alarquista tiene aún una pequeña opción de clasificación para la fase de ascenso a Liga Asobal, algo que ya es un mérito grande del conjunto que entrena Javi Márquez.  
Ahora mismo el conjunto de Ciudad Real es séptimo clasificado con 28 puntos, cuatro menos que el BM Torrelavega, equipo que es sexto y que cogería la última plaza que da derecho al play off de ascenso. El Alarcos, además, está igualado con Los Sauces y Covadonga, a los que ganaría en el caso del triple empate actual.  
Las cuentas están claras para reeditar la fase de ascenso de la pasada campaña: el conjunto alarquista debe de ganar los tres partidos y esperar que el Torrelavega sólo sume como mucho un punto en esos tres choques que quedan, teniendo en cuenta que habrá un duelo directo entre cántabros y ciudarrealeños en la última jornada. Otra opción, siempre y cuando los de Javi Márquez saquen los seis puntos, es que el Torrelavega pierda dos encuentros, uno de ellos precisamente ante el equipo de Ciudad Real por más de once goles, ya que en el Quijote Arena el resultado fue favorable de forma contundente para los visitantes (20-31).
Estas son las premisas más que complicadas que deben darse en este tramo definitivo del campeonato en la División de Honor Plata, además de tener en cuenta  que podrían producirse empates a puntos entre los equipos implicados al final en caso de que den esos resultados, por lo que habría que tirar de puntos entre ellos.
Tocar nuevamente la fase de ascenso se presume casi un milagro para el BM Alarcos. Pero llegar hasta aquí con opciones vuelve a suponer una temporada meritoria para el equipo en la segunda categoría nacional.