Diego Rivas acusa al Ayuntamiento de no asumir responsabilidades en el tema de la piscina

Francisco J. Otero Ciudad Real
Diego Rivas durante la rueda de prensa/ Lanza

Diego Rivas durante la rueda de prensa/ Lanza

El concejal del PP dice que es hora de que Zamora y Gomez Pimpollo "dejen de echar balones fuera y se pongan el mono de trabajo".

El miércoles, la concejal de Deportes, Nohemí Gómez Pimpollo explicaba que “en las últimas siete temporadas, la Piscina Olímpica del Polideportivo Rey Juan Carlos ha perdido unos 171,5 millones de litros, el equivalente a llenar 69 piscinas olímpicas o tres veces el estanque de El Retiro de Madrid” y alabó la valentía del equipo de Gobierno Municipal para afrontar una la sustitución del vaso de la piscina, así como el acondicionamiento de la playa y alrededores, “una obra necesaria desde al menos el año 2010”, fecha en la que ya se tenía la certeza de importantes filtraciones y pérdidas de agua.

La reacción del PP municipal no se ha hecho esperar y el “concejal de Deportes en la sombra”, Diego Rivas, acusó ayer, tanto a Pilar Zamora como a Nohemí Gómez-Pimpollo, de “mentir, improvisación e incapacidad para asumir sus responsabilidades”. Rivas explicó que “el 22 de marzo, en una reunión con los trabajadores, Pilar Zamora explicó que las obras de estabilización de los terrenos adyacentes estaban terminadas, a finales de mayo, Gómez Pimpollo comenta que las obras están en pleno apogeo y ayer (por el miércoles) sale a decir que faltan ocho o diez días para que los vecinos de Ciudad Real podamos disfrutar de la piscina por culpa de la estabilización de los terrenos”. “Alguien miente”, comentó en un tono duro Rivas, que aseguró que al final “su incapacidad la pagan los vecinos”.

Rivas animó al equipo de Gobierno a que deje de “echar balones fuera y se ponga el mono de trabajo. Son ya dos veranos los que llevan gobernando y si se ha perdido tres veces el agua que cabe en el Retiro, datos que habría que comprobar, al menos la mitad son suyos”.

El concejal popular apoyó su argumentación no solo en el asunto de la piscina, sino que hizo referencias a la pista polideportiva del Rey Juan Carlo, “que no tiene ni porterías ni canasta, vamos, que no es pista polideportiva” o “el deficiente mantenimiento de las instalaciones, con las gradas sucias o los niños al sol, como en el último campeonato alevín, o con los campos sin regar. Eso, sin hablar de la remodelación del campo 2, que se hizo en mitad de temporada, con las consiguientes molestias para todos o el que nos tengamos que duchar con agua fría, diga lo que diga la concejal”.