Darío: “La estabilidad que hay en el Atlético Tomelloso es única”

Chicastro Tomelloso
Darío afronta su primera temporada desde el inicio en el Atlético Tomelloso /Foto: Atlético Tomelloso

Darío afronta su primera temporada desde el inicio en el Atlético Tomelloso /Foto: Atlético Tomelloso

El entrenador auriverde Darío Martín está convencido de que el equipo terminará más arriba de donde se encuentra en estos momentos.

Darío Martín divisa el horizonte auriverde y sonríe. Ve lo que ha conseguido este club tan joven en apenas cinco años y se frota las manos por lo que está por venir. Porque cuando se juntan las cuatro patas del banco, éste está más fuerte que nunca. Y, valga la metáfora, las cuatro patas del Atlético Tomelloso están fuertes gracias al trabajo de muchos directivos que sin mirar la cartera ni el reloj dedican todo lo que pueden para que el club sea cada día un poquito más grande. Hay directivos que trabajan mucho y a cambio de nada, empresas que muestran su apoyo incondicional, una masa social que cada día es más grande y muchos equipos que atraviesan la línea de lo deportivo para tocar el lado más social.

En estas fechas tan señaladas, Darío echa la vista atrás y lamenta, sobre todo, la falta de pegada. Asegura que su equipo ha hecho más méritos de lo que dice la clasificación y se muestra orgulloso por el modelo de juego y la forma de trabajar cada día. Su impronta, vamos. Pero, también, presume de algo que no todos los equipos tienen: la estabilidad, ese ingrediente principal para que un club sea cada día más grande.

–  Acaba la primera vuelta y vacaciones de Navidad. ¿Qué balance haces?

– El balance es positivo en cuanto a crear una forma de jugar, de trabajar, de identidad y, creo que, en cuanto a juego hemos estado bien, pero en cuanto a resultados no ha sido así. Si hacemos lo mismo en la segunda vuelta estoy seguro que sacaremos más puntos.

–  ¿El equipo está en la clasificación según esperabas?

– Cuando empiezo a trabajar no espero nada a corto plazo ni miro la clasificación. Lo único que quiero es trabajar un modelo. Quizá podríamos prever estar más arriba, pero no me preocupa en absoluto estar en mitad de la tabla. Es algo anecdótico ahora mismo y seguro que terminamos más arriba. Siendo sinceros, creo que hemos hecho méritos para estar más arriba.

–  ¿Qué te ha enseñado esta primera vuelta?

– Que ante las circunstancias hay que amoldarnos. Hemos conseguido utilizar diferentes modelos de juego y diferentes sistemas en función de las necesidades del guión y creo que hemos demostrado ser muy versátiles, y eso tenemos que aprovecharlo en la segunda vuelta.

–  ¿Qué ha sido lo peor de este primer tramo: las lesiones, el campo, otras circunstancias?

– Lo peor, sin duda, han sido las lesiones. A pesar de que hemos competido muy bien todos los partidos, salvo contra el Ibañés, las lesiones nos han privado de esa competencia y de esa posibilidad de elección que cualquier entrenador desea. El césped está peor que el año pasado y cada vez nos cuesta más, pero tenemos que amoldarnos como sea.

– Demasiado bien para tantas adversidades con las que has lidiado, ¿no?

– Sí, demasiado bien. Nos mostramos como un equipo fuerte y competitivo y siempre nos hemos repuesto ante las circunstancias. Si tuviéramos un campo mejor, sería mejor para todos, pero con lo que hay y con la afición que tenemos, que es un lujo, tenemos que intentar hacernos más fuertes en casa.

–  Una de tus singularidades es que eres un entrenador de proyectos a largo plazo tal y como indica tu experiencia en los banquillos ¿Van los plazos según lo previsto?

– Sí, pienso que sí. Vamos creciendo poco a poco. El año pasado cumplimos el objetivo de la permanencia. Este año vamos camino de ello y seguimos trabajando con una misma línea desde principio de temporada. El equipo juvenil está aportando mucho y todo eso suma para ir mejorando e ir creciendo mes a mes.

–  ¿Qué supone para ti la palabra ‘estabilidad’?

– La estabilidad es el equilibrio emocional de todos los que conforman un club, la regularidad en el comportamiento y encontrar el equilibrio anímico entre las victorias y las derrotas y, por supuesto, el ingrediente principal que todo buen club ha de tener para ser cada día más grande.

–  ¿Qué imagen crees que tiene el Atlético Tomelloso de cara al exterior?

– Creo que tiene la imagen de un equipo joven, en continuo crecimiento y con posibilidades serias de ir hacia arriba. Cuenta con una afición con solera a pesar de la juventud del club. Pienso que tiene una imagen positiva de club grande, estable, respetado y que va a ir a más en los próximos años. La juventud del club va de la mano con la juventud del presidente, que no para de pensar en proyectos por el bien del fútbol y del deporte general en Tomelloso. En resumen, imagen de club serio, sólido y estable y que lo demuestra en todos los ámbitos; deportivo, social y económico.

–  ¿Qué jugador o jugadores te han sorprendido gratamente?

– La verdad es que una de las cosas más grandes de este equipo es el gran vestuario que tiene y la calidad humana de sus componentes. Me ha sorprendido positivamente la gran rivalidad y competencia de Buyo y Mena y lo mucho que se han apoyado el uno al otro en todos los momentos. También la capacidad de superación de jugadores como Loren Zaragoza me ha llamado la atención, y por citar a otro, cito a Juanfri, que ha mejorado de manera increíble en el aspecto defensivo. Luego están las bromas de Santi Cabeza y las muchas virtudes de todos los chicos.

–  ¿Alguna decepción?

– No. Ninguna.

– ¿Qué le pides al nuevo año?

– Le pido que no nos castiguen tanto las lesiones, que mejoremos la efectividad de cara a puerta y que sigamos esta línea de trabajo que estamos llevando para seguir creciendo.