El Navalcarnero no estará solo en el Paquito Giménez

Un centenar de aficionados madrileños se desplazarán este domingo a Socuéllamos

Antonio Martínez                   

Este domingo la Unión Deportiva Socuéllamos vuelve a tener un choque trascendental. Aunque suene repetitivo, una final para los de García Cosín, que en este mes de febrero están midiendo sus fuerzas ante rivales directos.
Como sucediese hace quince días, el rival que visitaba el Paquito Giménez, en aquella ocasión el Logroñés, distanciaba en tres puntos a los socuellaminos, que después de vencer a los riojanos los igualó en la tabla. Ahora el conjunto de Juanjo Granero se enfrenta al ‘Socu’ también con tres puntos más en la tabla. Una victoria de los azulones los igualaría y entraría en juego el golaverage particular, algo que puede ser determinante al final de temporada. En la primera vuelta en el Mariano González los locales ganaron por 3-1 y con el Logroñés, el 2-1 no fue suficiente tras el 2-0 de Las Gaunas. También lo tienen desfavorable con el Sanse después de perder los dos partidos.
Por eso la afición deberá arrimar una vez más el hombro y desde el conjunto azulón también se está animando a su gente para que no falten a esta importante cita.
Que los socuellaminos estén arropados tanto en su casa como en cualquier estadio del grupo II es algo normal sin que importe la distancia. Más extraño es ver algún nutrido grupo de seguidores rivales en las gradas del Paquito Giménez, aunque en esta ocasión parece que se romperá la norma.
De este modo, cerca de un centenar de aficionados del ‘Naval’ se desplazarán a Socuéllamos en viaje organizado en autobús y vehículos particulares.
El club madrileño ha pedido al Socuéllamos un paquete de entradas que retirarán en taquilla antes del comienzo del choque, y es que desde la entidad rojiblanca también son conscientes de lo mucho que se jugarán esta jornada.