Jordi López: “Estoy convencido que este va a ser el primer ascenso de Manu Calleja”

Antonio Martínez Socuéllamos
Jordi López (derecha) junto a José Antonio Duro, presidente del Villarrobledo, en el palco del Paquito Giménez en el último partido del año / Foto: A. Martínez

Jordi López (derecha) junto a José Antonio Duro, presidente del Villarrobledo, en el palco del Paquito Giménez en el último partido del año / Foto: A. Martínez

El Socuéllamos cierra el dramático año de su descenso de Segunda B con las mejores expectativas en Tercera división.

A pesar de lo que pueda parecer ahora que las aguas bajan tranquilas en el seno de la U.D. Socuéllamos, parece que hace una eternidad, pero estamos a punto de finalizar el fatal año en que se consumó el descenso de Segunda B, hace apenas unos meses.

Este 2017 también ha servido para dar un giro en positivo con un ambicioso proyecto en Tercera división.

Cambios en el club

El presidente socuellamino, Jordi López, comenzaba apuntando en esta entrevista de cierre de año los cambios que ha sufrido el club tras el descenso de Segunda B, destacando que “ha sido un cambio importante en lo deportivo pero no en lo institucional ni en lo organizativo. Es cierto que un descenso de Segunda B a Tercera es la noche y el día vamos a decirlo claramente pero organizativamente el club no ha sufrido cambios porque la directiva, cuerpo técnico seguimos remando en la misma dirección, con el mismo organigrama, con profesionalidad y sobre todo una afición que tenemos como en Segunda B me atrevo a decir”.

El peor momento

En esta línea, el peor momento del año que vamos a dejar ha sido sin duda ese descenso de categoría, “efectivamente, bajo mi punto de vista no lo merecimos pero también hay que sacar la parte positiva de todo y creo que hemos aprendido una buena lección de cómo hay que hacer las cosas”.

¿Cuándo vio el presidente que el equipo bajaba de categoría irremediablemente? “Si hablo con total sinceridad nos dejamos la vida hasta el último segundo por intentar revocar este descenso que ya era la crónica de una muerte anunciada pero me atrevo a decir que ya en pretemporada la sintonía no era buena, el vestuario no era bueno, había gente poco comprometida pero culpa mía de no haber sabido reconducir lo que hicimos mal pero aquí el culpable no es nadie, soy yo. Cuando comenzó la segunda vuelta en mi pensamiento estaba que el descenso podía llegar de alguna manera y la verdad que fue una segunda vuelta larga, dura y muy dramática para mi”.

Nuevos retos

Ahora, con un nuevo proyecto cargado de nuevas ilusiones, nuevos retos y un objetivo: “Jugar el play off de ascenso y como he dicho en infinidad de ocasiones, es la primera vez que el Socuéllamos parte como uno de los favoritos en Tercera División. Tengo muchísima ilusión porque tanto el cuerpo técnico como los jugadores están trabajando a las mil maravillas y le están devolviendo a la afición lo que merece. Es un grupo humano que me está dejando muy buenas sensaciones y me recuerda vestuarios que hemos tenido años atrás”.

Por el momento todo va en buena línea, segundos en liga a dos puntos de la primera plaza tras la victoria ante el líder en la última jornada del año que incluso cierran como campeones de otra competición, la Copa Diputación, de menor peso pero que los socuellaminos nunca habían ganado y añaden a su palmarés particular, no se puede pedir más: “Habíamos firmado esta clasificación a día de hoy cuando arrancamos en Tercera división. Tenemos que hacer un buen arranque de segunda vuelta y tratar de posicionarnos en la primera posición a poder ser, a ver cómo transcurre la temporada, partido a partido porque estamos en deuda con la afición y a ellos es a los que más tenemos que darle”.

También un giro se ha dado en lo que se refiere a la buena sintonía existente con el entrenador, cuerpo técnico y vestuario, en este sentido “hemos retomado el desastre del año pasado y lo hemos vuelto a enfocar como a mi me gusta y a mi directiva, siendo todos una familia porque es bien para todo el club y sobre todo no me canso de decirlo, darle a la afición lo que se merece”.

Para López, el mejor momento de este 2017 que se va “viene desde dos meses atrás, el equipo es cierto que no arrancó bien, no es fácil, pero llevamos dos meses de un tránsito muy bueno, lo positivo es que el equipo va a más”.

Confianza plena en Manu Calleja

Finalizábamos con una cuestión clara, si Manu Calleja lograría en Socuéllamos su primer ascenso a Segunda División B después de haber disputado varios play off sin tener la suerte de conseguirlo y el presidente está convencido que este será su año: “Que no haya ascendido no tiene nada que ver porque los que conocemos cómo es el fútbol sabemos que pueden pasar mil cosas en una eliminatoria de play off, quizá no haya tenido la suerte que hemos tenido otros en otras ocasiones pero estoy convencido que este va a ser el primer ascenso de Manu Calleja”.