Ureña confía en que la lesión se quede en un esguince de rodilla

El Almagro encara ahora la parte decisiva de la temporada para evitar complicaciones.

Francisco J. Otero
Ciudad Real

Cerca del descanso, Ureña se hizo un hueco en el área del Marchamalo y preparó la pierna izquierda para lanzar. Entonces, sintió varios golpes y un intenso dolor en la rodilla. El Almagro pidió penalti, el árbitro se lo negó y Ureña tuvo que retirarse. “Me duele, pero menos que el domingo”, decía ayer el jugador rojillo, que hoy pasará por las manos de Jorge, el fisio del Almagro, para saber cuál puede ser el alcance de su lesión. “Yo creo que es un esguince, pero vamos a ver”, espera el delantero bolañego.
Sea como sea, el Almagro tendrá que encarar la parte decisiva de la temporada, este mes y medio que ahora comienza, sin Ureña. “Estos encuentros son fundamentales”, confirma el jugador. Y es que el Almagro recibe al Carrión, Yuncos y Mora; y viaja a Albacete, Tomelloso y Las Pedroñeras. Si el Almagro no consigue una considerable renta de puntos en estos seis encuentros, se habrá metido en un buen jaleo, pues a partir de ese momento tendrá que jugar contra los mejores. De momento, el equipo calatravo ha cosechado un punto en su salida a Marchamalo en el primer partido de la segunda vuelta. “Volvimos con mejores sensaciones que en otros encuentros”, dice Ureña. “El campo estaba muy mal, helado en algunas zonas, así que no se podía jugar mucho. Ahora tenemos que dar lo mejor para hacernos con bastantes puntos, empezando por el partido contra el Carrión”, dice el bolañego.
El choque en Guadalajara fue, también, el debut de Adrián en el lateral. “Estuvo bien, muy participativo, luchador y con calidad. Se está adaptando rápidamente al equipo”, finaliza Ureña.