Un 2017 con éxitos para muchos deportistas españoles masculinos

Europa Press Madrid
Algunos deportistas españoles masculinos que han sido protagonistas en el 2017 / Fotos: Reuter / Europa Press

Algunos deportistas españoles masculinos que han sido protagonistas en el 2017 / Fotos: Reuter / Europa Press

Rafa Nadal, Sergio García y Marc Márquez lideran esa numerosa lista de triunfos en las diferentes disciplinas

El tenista balear Rafa Nadal, el golfista castellonense Sergio García o el piloto catalán Marc Márquez fueron algunas de las figuras más destacadas del deporte masculino español que volvió a brillar en este 2017 mostrando buena salud polideportiva.

Sin lugar a dudas, este año que está a punto de acabar está una vez más marcado por la figura de Rafa Nadal. El de Manacor resurgió por enésima ocasión de una temporada plagada de problemas físicos para firmar otra campaña para enmarcar.

Seis títulos conquistó el mallorquín, que a sus 31 años todavía muestra un brutal carácter competitivo y que volvió a pelear por los ‘Grand Slams’. Tres finales de ‘grande’ disputó coronándose por décima vez en la adorada tierra batida de París, donde arrolló a Stan Wawrinka, y logrando su tercer US Open desarbolando también a Kevin Anderson.

Sólo la ‘resurrección’ de su amigo Roger Federer le impidió un año esplendoroso. El de Basilea le cerró el paso en otra espectacular final entre ambos en Australia, pero no pudo ganarle la ‘batalla’ por terminar siendo el número uno mundial a final de año por cuarta ocasión en su carrera (2008, 2010 y 2013). Su tándem con Carlos Moyà funcionó en 2017, el último a su lado de su tío y ‘creador’, Toni.

Marc Márquez (Repsol Honda) demostró que, a sus 24 años, puede ser considerado ya uno de los mejores pilotos de la historia y con margen para aspirar a lo máximo todavía. El de Cervera renovó su corona mundialista en MotoGP, la cuarta de su palmarés y la sexta en total par ser el campeón más joven de la historia con tal número de títulos.

El catalán firmó un campeonato muy sólido. Tras la pretemporada, se señalaba como punto álgido su duelo con la Yamaha de Maverick Viñales, pero el gerundense no pudo estar en la pelea pese a su buen arranque y fue, de una forma un tanto inesperada, Andrea Dovizioso y su Ducati los que tutearon al de Honda.

Márquez logró seis victorias esta temporada y su regularidad y su capacidad táctica en las carreras le convirtieron de nuevo en el mejor. ‘Dovi’ llegó con opciones a Valencia, pero el español no falló pese a que dejó para el recuerdo una ‘salvada’ en carrera que podría haber puesto en riesgo su trono.

Junto al de Cervera, el motociclismo nacional también saboreó otro título mundial en esta campaña, el de Joan Mir en Moto3. El balear, de 20 años, se mostró inalcanzable para todos sus rivales y dominó con autoridad un certamen en el que ganó en diez carreras, quedándose a una del récord de Valentino Rossi en 125cc, y en el que puntuó siempre salvo en Motegi (Japón).

El golf dio otra gran alegría al deporte español en este 2017. Sergio García se quitó por fin la pesada mochila sobre sus espaldas de no tener un ‘major’ en su palmarés y lo hizo en un escenario inmejorable, el Augusta National Club.

El castellonense encontró una gloria, que quizá ya no le obsesionaba, a los 37 años. Aguantó el pulso al campo y vivió un gran mano a mano en el domingo decisivo con otro peso pesado del golf europeo como el inglés Justin Rose, decidido en el primer hoyo del desempate, con un ‘putt’ ganador del de Borriol que se enfundó la ‘chaqueta verde’ como ‘Seve’ (1980 y 1983) y José María Olazabal (1994 y 1998), poniendo fin a casi 20 años de espera del golf nacional.

MOLA VUELVE A REINAR, EL PIRAGÜISMO SIGUE AL ALZA Y MECHAAL BRILLA

Otro deportista que se proclamó campeón del mundo fue el triatleta balear Mario Mola que, por segundo año consecutivo, dominó las Series Mundiales, mientras que el gallego Javier Gómez Noya le secundó en el podio.

El piragüismo alargó la buena salud mostrada en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con una actuación destacada en los Mundiales de Aguas Tranquilas donde logró el oro con el K-2 500 de Rodrigo Germade y Marcus Walz, y las platas de K-2 200 de Cristian Toro y Carlos Garrote y del K-4 500 de Germade, Walz, Toro y Garrote.

El madrileño Javier Fernández, pese a que se le escapó el podio en el Mundial antes de la cita clave de PyeongChang, afianzó su ‘dictadura’ en Europa con su quinto entorchado, mientras que en el deporte de la nieve, Lucas Eguibar también mira con optimismo los próximos Juegos tras su subcampeonato mundial en snowboard en Sierra Nevada, donde también se colgó la plata por equipos junto a Regino Hernández.

El atletismo aportó medallas, liderado por Adel Mechaal, campeón de Europa de 3.000 en pista cubierta, subcampeón continental de cross y que rozó el bronce en el Mundial de Londres en 1.500. Jorge Ureña demostró el crecimiento en todas las disciplinas del atletismo nacional con la plata continental ‘indoor’ en heptatlón, mientras que Álvaro de Arriba fue bronce en esa misma cita en el 1.500. El equipo masculino de cross se proclamó subcampeón continental.

La halterofilia masculina ganó su porción de protagonismo gracias al sevillano Josué Brachi, que consiguió un meritorio bronce mundialista en la modalidad de arrancada en la categoría de 56 kilos, segunda presea en al historia de este deporte en hombres tras la de Lorenzó Carrió en Tailandia en 1997.

Los deportes de contacto también trajeron éxitos en este 2017. El andaluz Damián Quintero volvió a demostrar ser el número uno en la modalidad de kata y se coronó campeón de Europa en Turquía, donde el equipo formado por José Manuel Carbonell, Francisco Salazar y Sergio Galán se hizo con el bronce, mismo metal que se llevó Carlos León en kumite -67 kilos.

Además, en la disciplina de taekwondo y de judo dos jóvenes valores se subieron al podio. En la primera, el olímpico Jesús Tortosa se colgó la única medalla nacional en el Mundial, un bronce en -58 kilos, mientras que en el segundo, el también madrileño Fran Garrigós se hizo con otro bronce, este a nivel europeo, en -60 kilos.

A falta de éxitos en las tres ‘grandes’ del ciclismo de ruta, el de pista sí aportó al medallero internacional español gracias principalmente al ‘pistard’ balear Albert Torres, campeón de Europa de omnium y bronce mundial en la misma disciplina.

BUEN AÑO DEL DEPORTE PARALÍMPICO

En el deporte de la vela, Marcelo Cairo se proclamó subcampeón de Europa de Laser, mientras que el tándem formado por Fernando Echavarri y Tara Pacheco fueron subcampeones del mundo y de Europa de Nacra 17.

Además de los títulos de Marc Márquez y Joan Mir, en motor, el catalán Toni Bou no aflojó su dominio en el trial con sus undécimos títulos mundiales en pista cubierta y al aire libre, mientras que Gerard Farrés terminó tercero en motos en el Rally Dakar.

Finalmente, el deporte paralímpico fue protagonista durante este año. Entre los que fueron campeones están el tándem Ignacio Ávila-Joan Font (ciclismo en pista), Dani Molina (triatlón), la pareja de atletismo Gerard Descarrega-Marcos Blanquiño (400 metros), y los nadadores Antoni Ponce y Óscar Salguero, mientras que Álvaro Valera se proclamó campeón de Europa de tenis de mesa.

Además, el ciclismo dio más medallas con Eduardo Santas, el equipo de velocidad, Sergio Garrote, el exnadador Ricardo Ten y Joan Reinoso, al igual que el atletismo con Kim López, Héctor Cabrera, Joan Munar y Deliber Rodríguez y en la natación con José Antonio Marí, Iván Salguero, Miguel Luque, Sebastián Rodríguez y David Levecq.

De cara a afrontar los Juegos de PyeongChang, Jon Santacana y Miguel Galindo sumaron dos platas (descenso y eslalon) y un bronce (gigante) en los Mundiales. Jairo Ruiz (triatlón), Alex Vidal (taewkondo) y Juan Bautista Pérez, José Manuel Ruiz y Eduardo Cuesta (tenis de mesa) consiguieron también subir a podios de grandes citas internacionales.