Al asalto de un pico virgen

José Luis Guzmán y María Pilar Agudo tratan estos días de hacer cima en el Sharpu IV del Himalaya

Lanza                  

El almagreño José Luis Guzmán y la ciudarrealeña María Pilar Agudo, acompañados por el argentino Juan Pablo Sarjanovich están haciendo historia. Desde el pasado 6 de abril están protagonizando una aventura con tintes históricos, ya que se trata de la primera expedición al pico Sharpu IV, de 6.433 metros de altitud, en la región de Kanchenjunga, en el noreste de Nepal. Se trata de una de las regiones más remotas del Himalaya con varias montañas jamás ascendidas dada la enorme dificultad de acceso geográfica y política.
José Luis y María Pilar, que cuentan con el apoyo de la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Almagro y de otros patrocinadores, llegaron a Katmandú para iniciar el camino hacia su objetivo el pasado 6 de abril, alojándose en una casa de acogida y encontrándose con su otro compañero de expedición, el argentino Juan Pablo Sarjanovich. El 8 de abril llegaron a un poblado aislado en plena selva después de varios días de viaje en 4×4, comenzando la ruta a pie hacia el macizo del Sharpu IV el pasado 10 de abril. Tras dos días de camino comenzaron a divisar su objetivo desde Phare, encontrándose a una altura por encima de 3.000 metros en la que la temperatura comenzaba a ser considerablemente baja.
Siguiendo su camino y tras hacer noche en diferentes poblados, finalizaron la parte de treking en Khampachhen el 14 de abril, esperándoles por delante varios días de aclimatación y una decisión importante, el montaje del campo base. Tras una primera aproximación eligieron un lugar propicio y montaron el C1, al que han llamado “Laguna de Yak”, ya que la carne de este animal está siendo su principal sustento alimenticio. Desde allí deberán afrontar la escalada hacia el Sharpu IV, contando con la enorme dificultad de tener que elegir el camino sin tener referencias anteriores, ya que nunca antes nadie ha subido hasta esta cima.
Al ser los primeros en acceder a esta zona inexplorada, el ascenso, fotografía, trazado satelital y descripción de la montaña y los valles, proporcionarán el reconocimiento geográfico de esta parte del planeta y la apertura de una nueva “primera” al mundo del alpinismo. Pero aún tiene más mérito si pensamos en la forma que han elegido para afrontar esta aventura, de una manera clásica con acceso a pie, sin uso de helicóptero, recurriendo a porteadores locales y yaks hasta el campo base, y sin utilizar oxígeno ni medios artificiales.
En el cronograma que se han marcado para llevar a cabo esta expedición, deberían hacer cima antes del próximo lunes 24 de abril, siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan. De hecho, estas últimas horas la expedición trató de coronar sin éxito por el clima, teniendo que afrontar una dura bajada antes de volver a intentarlo próximamente.
Los interesados en seguir la evolución de la expedición, pueden visitar el perfil de Facebook de Juan Pablo Sarjanovich.