Alba Reguillo quiere disfrutar en el durísimo Mundial de Ironman

Raúl Fernández / Lanza Ciudad Real
Alba Reguillo posa en Hawaii con un cartel del Mundial

Alba Reguillo posa en Hawaii con un cartel del Mundial

La triatleta alcazareña compite con mucha ilusión este sábado en Hawaii en una de las pruebas más exigentes - "Me encuentro superfuerte y descansada", dice la deportista en los días previos

Alba Reguillo lleva mucho tiempo pensando en su ‘día D’, que será este sábado 14 de octubre. Desde el pasado miércoles 4 la alcazareña se encuentra en Kailua Kona, en Hawaii, en donde se dan cita los deportistas más potentes del mundo para competir en el Campeonato del Mundo de IronMan, una durísima prueba que consiste en 3’86 kilómetros de natación, 180 kms de bicicleta y una maratón en carrera, es decir, 42’195 kilómetros. 

Reguillo está entre ese selecto grupo de deportistas que pueden terminar esta prueba, cuyo tiempo medio es de 12 horas, y un récord actual es de 7:13:13 establecido en la prueba Ironman North American Championship por Patrick Lange. No solo finalizarla, sino luchar por buenas posiciones. La triatleta de Alcázar de San Juan se ganó el derecho a estar en este Mundial el pasado año en el Ironman de Vichy (Francia), en el que fue la primera triatleta española en cruzar la línea de meta, clasificándose como mejor segunda en su grupo de edad y consiguiendo el duodécimo mejor puesto de la general con un tiempo final en meta de 10 horas 11 minutos y 42 segundos.

La alcazareña divisa ahora con la máxima ilusión este Mundial y disfruta en Hawaii de los días previos: “Desde mi llegada a Hawaii, el pasado miércoles, mi objetivo ha sido adaptarme al horario y superar el jet lag (12 horas de diferencia) y, sobre todo, al clima. En un principio las condiciones extremas que me pintaban los conocidos no son tan malas como esperaba, en realidad soy friolera y esta temperatura y calor, aunque no son agradables, a mí me benefician”, explica Reguillo, que destaca que “el ambiente que se vive aquí es increíble, se respira salud y energía por todas las esquinas y las calles. Llevo todo el año preparando la carrera y ahora es cuando más la estoy disfrutando y me estoy sintiendo afortunada de estar entre toda esta gente y haber luchado por ocupar un lugar este sábado”.

La alcazareña (derecha), con la bicicleta

La alcazareña (derecha), con la bicicleta

Alba Reguillo, pregonera de las fiestas de este año de Alcázar de San Juan, lleva entrenando duro todos estos días para adaptarse lo mejor posible y conocer a la vez los escenarios y recorridos que tendrá la prueba. Durante estos entrenamientos destacó que “tras mi lesión eterna de tobillo, llegaba a Kona con incertidumbre de cómo reaccionaría mi cuerpo y, sorprendentemente, ha sido para bien. Mi dolor está casi desaparecido y he logrado correr cada dos días, algo inimaginable para mí. Por suerte, cruzo los dedos, llegaré al ironman sin dolor en los peroneos”.

Por eso, la triatleta afirma que “a falta de dos días para empezar la carrera me encuentro superfuerte, descansada, sin molestias, recargada de muchísimo cariño que mi gente y en especial mi familia me dieron antes de partir, de mi tierra….. Con la moral por las nubes después de ganar el prestigioso triatlon Desafío Doñana, sabiendo que, si mi cuerpo y sobre todo mi cabeza funcionan como deben, puedo hacer una gran carrera, aunque también sé que será dura, que sufriré dolor durante muchas horas….”

Reguillo está entre los 55 representantes españoles que tomarán parte en este Mundial de Ironman de Hawaii y una de los cuatro manchegos, junto a los albaceteños José Antonio Sánchez, David Corredor y Miguel Sánchez Moreau. Unos 2.500 triatletas, los mejores del mundo, correrán esta prueba de 225 kilómetros que dará comienzo a las 18:35 horas en España y terminará en torno a las 3:30 de la mañana del domingo. La alcazareña competirá en la general y en la categoría de 35-39 años.

La alcazareña, con el maillot antes de entrenar con la bicicleta

La alcazareña, con el maillot antes de entrenar con la bicicleta