“En la prueba por equipos esperábamos algo más”

Vicente García de Mateos, conforme a medias con su actuación en el Mundial

Raúl Fernández                  

Vicente García de Mateos llegó al mediodía de este martes a su localidad de Argamasilla de Alba, después de un estresante y movido viaje de más de 24 horas desde Hong Kong (China), en donde el ciclista provincial disputó la pasada semana dos pruebas de persecución del Campeonato del Mundo de Ciclismo en Pista.
Y las sensaciones que trajo García de Mateos no fueron muy buenas, especialmente en la prueba por equipos, en la que la cuarteta española de la que formó parte se quedó decimotercera, fuera de la primera ronda. “Esperábamos algo más. Íbamos para hacer 4:01, pero un error técnico por un relevo fallido nos castigó y al final hicimos 4:03. Podíamos haber estado octavos o novenos, pero fuimos decimoterceros y fue para nosotros un resultado malo”, explicó el argamasillero.
Vicente García de Mateos también compitió en la persecución individual, en la que finalizó en el puesto 22, con un tiempo de 4:28.99 en los 4 kilómetros a esprint, un resultado con el que se quedó conforme, “porque no puedo pedir mucho más, ya que esta prueba no la había entrenado. Para España lo importante es la persecución por equipos, porque es olímpica, y es lo que interesa y la que hemos entrenado”. Por ello, el ciclista, que sólo puede rodar en pista en las concentraciones con España por la falta de medios y de instalaciones, indicó que “salí a ciegas, porque no había hecho ninguna serie y decidí jugármela. Pero cuando llevaba dos kilómetros ya reventé y al final llegué como pude. Con lo que hice me tengo que conformar”. De Mateos no pudo mejorar el decimosexto puesto que logró en el Mundial de Londres 2016, pero sí que mejoró la marca de entonces (hizo 4:29.48), aunque lejos de su mejor tiempo, que selló en el Europeo de Suiza 2015 (4:25), en el que fue undécimo.
Ahora el de Argamasilla de Alba descansará unos días antes de volver a competir ya en carretera a mediados de mayo, preparando su gran objetivo, la Vuelta a Portugal.