El Real Madrid de veteranos hace las delicias del público en la reinauguración del San José

Carlos Moreno Tomelloso
Foto de familia antes del encuentro

Foto de familia antes del encuentro

Se ha vivido un magnífico ambiente en el pabellón San José para presenciar el partido entre el Atlético Tomelloso y el Real Madrid de veteranos. Duelo precioso para la reinauguración de una instalación que hace más de treinta años ya albergó un partido con otros históricos del basket blanco como Corbalán, Iturriaga, Prada o Josechu Biurikov.

Unos 600 espectadores han disfrutado con las evoluciones del americano Arlaukas, dueño y señor bajo los aros, con la calidad que todavía conservan hombres  como Beiran, Valdivieso, Jiménez o Gustavo Diaz. Arlaukas se lo ha tomado con un humor y un desparpajo que ha encantado al público. Hasta se ha sentado con el respetable para tomar un respiro en medio del partido y casi siempre se le ha visto bromeando con compañeros, rivales y hasta con los colegiados. Pero bromas aparte, el americano ha metido triples de categoría, ha puesto gorros, se ha hecho el amo en los rebotes de ataque y en defensa, en definitiva un espectáculo.

Y en el partido, como era de esperar, neta superioridad blanca frente a un buen Atlético Tomelloso que jugó sus bazas del contraataque y el tiro exterior para hacer el papel más digno posible. Al descanso, 31-42. El Real Madrid nunca permitió a los de Ramón Cañas reducir la diferencia a menos de diez puntos. Cuando se han acercado, los blancos han acelerado de nuevo para abrir brecha en el marcador. Al final, 71-94, triunfo incontestable de las leyendas blancas frente a un Atlético Tomelloso que ha tenido como hombres más destacados a Javier Blanco, Gaspar Martín y el base Chicho. Ni estos tres, ni el resto de sus compañeros olvidarán un día en el que han podido enfrentarse a los que han sido sus ídolos. Para Rafa Román queda el honor de haber sido el autor de la primera canasta en el remozado pabellón. Mención especial merece el público que ha animado sin parar. Al final intercambio de regalos entre los dos clubes, y también con el Ayuntamiento. La alcaldesa, Inmaculada Jiménez, ha recibido una camiseta del Madrid firmada por los jugadores y ha expresado su satisfacción por “el espectáculo tan bonito que hemos visto”. Se la entregó otro histórico del club blanco, el alcazareño, Vicente Paniagua, que aunque se ha vestido de corto, no ha intervenido en el partido.

Los aficionados más jóvenes no han podido resistir y han invadido la cancha al final para fotografiarse con los jugadores madridistas, el más solicitado, Arlaukas. Así se ha iido desarrollando un histórico día de deporte en Tomelloso.