Ford inicia la venta en España del nuevo Edge

La marca automovilística estadounidense Ford ha iniciado la comercialización en el mercado español y en Europa del nuevo Edge, que representa el tercer modelo del plan de expansión de todocaminos que está llevando a cabo la empresa en la región europea.

La marca automovilística estadounidense Ford ha iniciado la comercialización en el mercado español y en Europa del nuevo Edge, que representa el tercer modelo del plan de expansión de todocaminos que está llevando a cabo la empresa en la región europea.
La firma del óvalo indicó que este vehículo cuenta con unos consumos de combustible contenidos y con unas emisiones de dióxido de carbono (CO2) por debajo de 150 gramos por kilómetro, al tiempo que incorpora un alto contenido tecnológico.
El vicepresidente de Marketing, Ventas y Servicio de Ford Europa, Roelant de Waard, apuntó que el nuevo Edge tiene “fantásticos” consumos y bajas emisiones de CO2, gracias a que monta propulsores avanzados y la tecnología Auto Start Stop.
Este modelo se comercializa en el mercado europeo con una motorización diésel TDCi de 2.0 litros y 180 caballos asociada a una transmisión manual de seis marchas. También puede montar un motor diésel TDCi biturbo de 210 caballos con caja de cambios automática PowerShift de seis velocidades.
Las dos variantes mecánicas que puede utilizar este modelo todocamino tienen un consumo de combustible de 5,8 litros por cada cien kilómetros recorridos y unas emisiones de dióxido de carbono de 149 gramos por kilómetro.
En términos de tecnología, el vehículo equipa de serie tracción total inteligente, al tiempo que también puede disponer de elementos como la cámara de visión frontal partida, la dirección adaptativa o el asistente de precolisión con detección de peatones.
El modelo se comercializará en tres acabados distintos, Trend, Sport y Titanium, cuyos equipamientos y destaca por su amplio catálogo de tecnologías disponibles. Será el primer SUV de la marca con dirección adaptativa (con maniobras más sencillas y más diversión al volante, cambiando el comportamiento de la dirección según la velocidad del vehículo). También mejorará el confort de marcha el sistema adaptativo de atenuación de ruido generando ondas sonoras en dirección contraria a las del motor, para disiparlas.