La DOP insiste en que hay que exigir la identificación del queso manchego

N. V.
Manzanares

Ante siete queserías de la provincia, de La Solana, Argamasilla de Alba o Castellar de Santiago, la Denominación de Origen Protegida del Queso Manchego insistió en la importancia de apostar por este producto insignia, porque supone colaborar con el “desarrollo económico de la región” y contribuir al mantenimiento de una ganadería que garantiza la “sostenibilidad”, perpetuar “una forma de vida y de trabajar”. El director de organización de la DOP Queso Manchego, Pedro Condés, habló ayer de los retos del sector junto al restaurador Javier Núñez en la feria ‘Sabores del Quijote’.
Frente a los numerosos fraudes que existen en torno al queso manchego, ya que muchas industrias aprovechan la marca sin contemplar las exigencias que conlleva, el representante de la Denominación de Origen destacó el gran avance que supuso para esta tierra que un grupo de productores evitara a finales de los 70 su conversión en un alimento genérico, que pudiera producirse en cualquier parte del mundo, como ocurre con la ‘hamburguesa’ de Hamburgo o el ‘agua de colonia’. Pedro Condés recordó las tres identificaciones que tiene que tener un queso manchego -el nombre ‘manchego’, la etiqueta de la DO y su ‘carné de identidad en el reverso’- y explicó las diferencias entre el queso elaborado con leche cruda y el industrial, siempre producido con leche de oveja manchega y elaborado en “el corazón de La Mancha”, el límite que determina la marca de calidad.
Para la Denominación de Origen, el “gran problema” del queso manchego no es el prestigio, ni la venta, sino “la identificación”, que el consumidor sepa lo que compra y que cuando decide optar por este producto lo haga con todas las garantías en tiendas y también restaurantes. Pedro Condés indicó que, “al pedir un vino en un restaurante, el comensal puede comprobar en la botella si lleva la Denominación de Origen”, pero sin embargo, en muchas ocasiones los cocineros son reticentes a demostrar que utilizan queso protegido.

Más consumo
Asimismo, el director de la DOP instó a los castellano-manchegos a comprar queso, pues mientras que el consumo exterior aumenta cada año, el interior “crece muy poco” y está “estabilizado”, de hecho, hoy en día, acaba más queso manchego fuera de las fronteras españolas que dentro. o