Las ventas de aspiradores robots siguen creciendo en nuestro país

Uno de los pocos electrodomésticos que ha cambiado la forma de limpiar los hogares de medio mundo en los últimos años ha sido el aspirador robot. Un sistema que combina la domótica con el aspirador tradicional para ofrecer a las familias de hoy en día la posibilidad de limpiar su hogar sin tener que estar barriendo la casa de forma manual.

Estos aspiradores robots lo hacen todo de forma automática, para que no tengas que preocuparte por nada. Lo enchufas, haces otras cosas o incluso te vas de casa y él sigue aspirando, todo un avance.

Hay ya varios modelos disponibles que, en un función de tu presupuesto o las características de tu hogar, podrás elegir. Desde webs como Aspirarme o los portales de grandes superficies como Carrefour o El Corte Inglés puedes ver una gran cantidad de modelos y elegir el que se adapte a tus necesidades, incluso podrás comparar varios modelos para asegurarte en tu elección.

Uno de los últimos modelos que han salido en el mercado y que nos recomiendan en Aspirame, la web antes mencionada, es el IRobot Rooma 772, un robot aspirador que lleva incluido una función de programación. Esta función hace que el robot funcione solo cuando los suelos lo necesiten, ahorrando así dinero y evitándonos tener que estar pendientes para activarlo  o desactivarlo.

Todos estos robots cuentan con varias etapas de limpieza que van desde el cepillado lateral hasta la aspiración potente por medio de sus cepillos. Además, gracias a su navegación, “conocen” la casa a la perfección para evitar golpes y daños en otros muebles.

Sin duda una revolución en la limpieza de los hogares que se pueden conseguir con precios que van desde los 450 hasta los 750 euros. La potencia, el automatismo y la calidad de la marca harán que ese precio varíe entre esos márgenes.