Los hospitales de la provincia redujeron sus listas de espera en 5.365 pacientes durante el último año

Lanza Ciudad Real
Francisco Jose Garcia, director provincial de Sanidad

Francisco Jose Garcia, director provincial de Sanidad

A juicio del director provincial de Sanidad, Francisco José García, “estos datos ponen de relieve que el esfuerzo de los profesionales del sistema sanitario de Castilla-La Mancha en sintonía con las políticas implantadas por el Gobierno de García-Page están dando un resultado positivo”. A nivel regional las listas de espera se mantuvieron por debajo de los 100.000 pacientes al cierre del año 2017 y con demoras medias más bajas que hace 4 años

Los hospitales de la provincia de Ciudad Real cerraron el año 2017 con 5.365 personas menos en las listas de espera; ello supone que cada día 14 pacientes han salido de dichas listas, tal y como publica hoy el Portal de Transparencia del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM).
El director provincial de Sanidad, Francisco José García, también ha detallado que a lo largo de los últimos 365 días se han reducido las listas de espera en todos los centros hospitalarios de la provincia ciudadrealeña. Más de un 15 por ciento en el caso del ‘Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan; un 26,3 por ciento en el Hospital General de Tomelloso; en el caso del Hospital General de Valdepeñas un 19 por ciento; en el Hospital General Universitario de Ciudad Real la bajada fue del 9 por ciento; un 8,7 por ciento en el ‘Virgen de Altagracia’ de Manzanares y, por último, un 4,3 por ciento en el ‘Santa Bárbara’ de Puertollano.
Y buena parte de ese mérito lo tiene el dato registrado durante el último mes del año, ya que diciembre se cerró con un descenso de 3.711 pacientes en las listas de espera hospitalaria respecto al mes anterior.
A ello cabe destacar también el balance desde el inicio de legislatura, en el que queda patente la evolución positiva en este apartado sanitario, ya que el número de personas en espera en los hospitales de Alcázar de San Juan, Ciudad Real, Manzanares, Puertollano, Tomelloso y Valdepeñas se ha reducido en 12.588 desde que el presidente Emiliano García-Page asumió la Presidencia de Castilla-La Mancha, al pasar de los 42.642 pacientes a los 30.054 actuales.

Esfuerzo de los profesionales

A juicio del responsable sanitario, “estos datos ponen de relieve que el esfuerzo de los profesionales del sistema sanitario de Castilla-La Mancha en sintonía con las políticas implantadas por el Gobierno de García-Page están dando un resultado positivo”.
Pese a ello, García ha declarado que “el trabajo continuará en la misma línea hasta el final de la legislatura, pues somos conscientes de que aún queda mucho por hacer, y con ese convencimiento esperamos mejorar aún más las listas de espera gracias a la incorporación de más profesionales, al Plan Dignifica, a la renovación de equipos tecnológicos, al trabajo en red y a otro tipo de medidas que están en marcha con el objetivo claro de ofrecer la mejor atención sanitaria a los ciudadanos y ciudadanas de nuestra región”.

En Castilla-La Mancha

Las listas de espera sanitarias se mantuvieron por debajo de los cien mil pacientes al cierre del año 2017 y con demoras medias notablemente más bajas que las registradas hace cuatro años, según ha señalado hoy la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha, Regina Leal.

Tal y como publica hoy el Portal de Transparencia y Salud de la Consejería de Sanidad, las listas de espera se situaron al finalizar el pasado mes de diciembre en 93.535 pacientes, lo que supone 54.011 menos que al cierre del año 2013, un 36,6 por ciento menos que en segundo año de la legislatura anterior.

La lista de espera quirúrgica se situó en 36.180 pacientes, muy lejos de los 42.710 pacientes que había a finales de 2013; la de consultas con el especialista se cerró con 49.889 pacientes, un 43,7 por ciento menos que hace cuatro años; y la de técnicas diagnósticas en 7.466 pacientes, lo que significa que se ha reducido a menos de la mitad la lista de espera que había al cierre de 2013.

Para encontrar unos datos similares a los obtenidos al finalizar el año 2017, hay que remontarse siete años atrás, según ha señalado Leal, quien ha destacado que estos datos “son fruto del trabajo programado, serio y constante que llevamos desarrollando desde el inicio de la legislatura”.

Regina Leal valoró las listas de espera a cierre de 2017

Regina Leal valoró las listas de espera a cierre de 2017

La directora gerente del SESCAM ha trasladado el agradecimiento de su equipo directivo, de la Consejería de Sanidad y del Gobierno de Castilla-La Mancha, a los 25.409 profesionales que trabajan en el sistema sanitario público regional “por su profesionalidad e implicación”. Una implicación, ha apuntado, que se ha visto reforzada por la apuesta que está realizando el Gobierno regional en la gestión por una Sanidad pública potente, con líneas de actuación muy claras.

En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo de Castilla-La Mancha ha incrementado cerca de un 14 por ciento las partidas destinadas a la Sanidad, invirtiendo 7,4 millones de euros cada día para financiar el sistema sanitario público, un millón de euros más diariamente que en los últimos presupuestos del Partido Popular.

“Más presupuesto que nos permite dotar a nuestro sistema sanitario público de más profesionales, los trabajadores del SESCAM, porque son ellos los que sacan adelante los partes de quirófano, las consultas, las pruebas diagnósticas, y las consultas de Atención Primaria”, ha dicho Leal, quien ha señalado que “no es lo mismo despedir a casi 3.000 profesionales sanitarios como se hizo en la anterior legislatura, que contratar otros 200 más como hizo este Gobierno el año pasado”.

Incremento de la actividad asistencial

Por otra parte, ha destacado la apuesta de la Consejería de Sanidad por la implementación de diferentes estrategias de trabajo “que están demostrando ser eficaces y que pasan por algo tan simple y tan sencillo como aumentar la actividad de nuestros centros hospitalarios”. A este respecto, ha señalado que es lógico que los notables incrementos de actividad asistencial hospitalaria como los que está experimentando en los dos últimos años el SESCAM, vengan acompañados de disminuciones igualmente notables de las listas de espera.

Como ejemplo de estas afirmaciones ha enumerado algunos datos obtenidos de enero a noviembre del año pasado, como el incremento del tiempo disponible en quirófano, que se situó al finalizar el año pasado en 147.772 horas frente a las 144.386 de hace cuatro años; a las 72.000 consultas más realizadas por los especialistas que en 2013; o a las 32.000 resonancias magnéticas más hechas con recursos propios que en el segundo año de la legislatura anterior.

También ha puesto en valor la incidencia que ha tenido en la reducción de las listas de espera la implementación del trabajo en red y que en el ámbito quirúrgico ha permitido que 1.634 pacientes introducidos en lista de espera en su centro de referencia hayan accedido a ser intervenidos en otro hospital público regional. En el ámbito diagnóstico, de las más de 88.000 resonancias magnéticas realizadas hasta noviembre de 2017, más de 25.000 se han realizado en red, sin tener que haberse derivado a clínicas privadas.

Sobre este último aspecto, ha insistido en la importante disminución registrada en el número de derivaciones a clínicas externas, tal y como constata el último informe remitido a las Cortes de Castilla-La Mancha, correspondiente a los nueve primeros meses de 2017. Así, en ese periodo no se derivó ningún paciente para consultas externas; en procesos quirúrgicos fueron 2.800, muy lejos de las cifras de 2014; y en técnicas diagnósticas unas 40.500, también inferior a los últimos años de la anterior legislatura.

Bajan las demoras medias

La directora gerente del SESCAM ha señalado que si hasta ahora el trabajo se ha centrado en estabilizar el número de pacientes en lista de espera, llegando a cifras muy similares a las que había en el año 2010, el objetivo en el que se viene incidiendo desde hace varios meses es la reducción de las demoras medias, es decir, el tiempo que espera un paciente para ser intervenido quirúrgicamente, para una primera consulta con el especialista o para una prueba diagnóstica.

A este respecto, ha indicado que este trabajo ya está empezando a dar resultados y al cierre del mes de diciembre la demora media para una intervención quirúrgica se situó de 163,3 días, frente a los 167,7 días en los que se fijó a finales del año 2013; en consultas externas se ha logrado una demora media 24 días inferior a la que había hace cuatro años, situándose en 45,71 días; mientras que en técnicas diagnósticas fue de 50,63 días frente a los 67,15 del año 2013.

“Nuestro trabajo, pues, en lo que resta de legislatura se centrará en mantener en niveles similares el número de pacientes en listas de espera, y seguir incidiendo en mejorar las demoras medias”, ha subrayado Leal, quien ha informado que un grupo de expertos ya ha empezado a trabajar en el desarrollo de la Ley de Garantías de la Atención Sanitaria Especializada que anunció el presidente Emiliano García-Page en el último Debate del Estado de la Región.