Pedro Sánchez, convencido de que la reforma constitucional se abrirá a partir de septiembre de 2018

Europa Press Madrid
Ana Pastor y Pedro Sánchez

Ana Pastor y Pedro Sánchez

Pablo Iglesias llama a abrir un "diálogo de país", más allá del Congreso, para reformar la Constitución y Rivera defiende la aplicación del 155 en Cataluña y llama a dar un paso más derrotando al independentismo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha mostrado este miércoles convencido de que a partir de septiembre de 2018 se iniciarán en el Congreso de los Diputados los trabajos para una reforma constitucional porque España “necesita forjar nuevos consensos” en los que se reconozcan los jóvenes que no votaron el texto de 1978 y que están llamados a liderar el país en las próximas décadas.

En declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al tradicional acto institucional en la Cámara Baja para festejar el Día de la Constitución, Sánchez ha dicho no tener dudas de que una vez termine en seis meses sus trabajos la comisión de estudio ya creada en el Congreso para evaluar el modelo autonómico, se abrirá una subcomisión para la reforma constitucional.

Ese es el compromiso que adquirió con él el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante la negociación de las medidas del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Los dos líderes, ha revelado Sánchez, mantienen a día de hoy una comunicación fluida y constante.

Posteriormente, en conversación informal con los periodistas ha estimado que será en el segundo periodo de sesiones parlamentarias de 2018, que arranca en el mes de septiembre, cuando se abra la subcomisión para la reforma constitucional en el seno de la Comisión Constitucional.

En esas fechas, habrá ya un ambiente casi de precampaña ante la cercanía de las elecciones municipales, autonómicas y europeas previstas para el año 2019, lo que en su opinión empujará al PP a permitir el inicio de ese debate porque le interesará demostrar que no está anclado en el inmovilismo, vaticina Sánchez.

Ana Pastor y Pablo Iglesias

Ana Pastor y Pablo Iglesias

Iglesias pide un “diálogo de país”

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido la necesidad de abrir “un diálogo de país” para abordar la reforma de la Constitución, un debate que “no se puede resolver en comisiones” y que, según ha defendido, “incumbe a toda la sociedad”.

En declaraciones a los medios antes de participar en el Congreso los actos oficiales por el 39 aniversario de la aprobación de la Constitución, Iglesias ha defendido que esa reforma debe basarse principalmente en tres ejes: el modelo social, el territorial y la lucha contra la corrupción.

“Estos son debates constitucionales que tiene que tener el conjunto de nuestra patria. Se tiene que producir en España para construir un nuevo diálogo y nuevos acuerdos de país”, ha enfatizado el líder de Podemos, que este año ha vuelto a participar en estos actos, después de ausentarse el pasado año.

Podemos recupera su propuesta de reforma de 2015

De hecho, Iglesias ha retomado la propuesta que su formación ya lanzó hace dos años, y que defendió en los homenajes del 6 de diciembre de 2015, consistente en reformar la Constitución en base a cinco grandes acuerdos: reformar la ley electoral para hacerla más proporcional; garantizar la independencia de la justicia; blindar los derechos sociales; luchar contra la corrupción con medidas como la prohibición de las puertas giratorias; y garantizar la plurinacionalidad y el derecho a decidir.

Dos años después, y con unas nuevas elecciones cerca –si en 2015 fueron las generales, ahora son las catalanes del 21 de diciembre–, Iglesias ha retomado su propuesta para reformar la Carta Magna, y en esta ocasión la ha resumido en tres grandes acuerdos.

“Hace dos años dijimos que era necesario construir cinco grandes acuerdos en España y pensamos que esos acuerdos siguen siendo necesarios. Nos parece que la defensa de los derechos sociales, un nuevo acuerdo territorial y la lucha sin cuartel contra la corrupción tienen que ser los ejes de un diálogo de país y eso hay que plantearlo el día de la Constitución”, ha resumido.

Podemos no prevé sumarse a la comisión

Podemos no prevé sumarse a corto plazo a la comisión del Congreso que abordará la reforma territorial y cree que en estos momentos “no se dan los números” en el Parlamento para abordar un cambio progresista de la Constitución. Aún así, no renuncian a estudiar sus puntos débiles y a plantear los ejes en los que, a su juicio, se puede ir avanzando para buscar la mejora de la Carta Magna, para lo que defienden abrir “un diálogo de país”, que trascienda al Parlamento.

En una conversación informal con periodistas, el secretario general de Podemos ha reconocido que, con la arquitectura parlamentaria actual, es prácticamente imposible reformar la Constitución.

Pío García y Albert Rivera

Pío García y Albert Rivera

Rivera defiende la aplicación del artículo 155

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha defendido la decisión de aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña y ha subrayado que una derrota de los indepentistas en las elecciones catalanas del día 21 sería la mejor manera de reivindicar la Carta Magna.

“La Constitución, ahora más que nunca, hay que aplicarla”, y se ha demostrado que activar el artículo 155, a finales del pasado octubre, “era lo mejor que podíamos hacer para defender la igualdad de todos los españoles, la libertad y la solidaridad y la garantía de vivir en un Estado democrático y de Derecho”, ha subrayado a su llegada al Congreso para participar en los actos oficiales por el 39 aniversario de la Carta Magna.

En este sentido, ha señalado que la mejor manera de “garantizar los derechos constitucionales” es que un partido constitucionalista gane las elecciones en Cataluña, porque “es el mejor antídoto frente a los que quieren romper España”.

“Sí se puede ganar en las urnas a los separatistas”, ha asegurado, añadiendo que el fin del proceso independentista está cerca y que es posible tener una presidenta –en alusión a su candidata, Inés Arrimadas– “para todos los catalanes” y un Gobierno que respete las leyes y defienda el diálogo con el resto de los españoles.

Asimismo, Rivera ha indicado que en Cataluña está en juego “la reconstrucción del proyecto común español” y el fortalecimiento de valores como la solidaridad, la libertad, la unión y la igualdad. Y cree que para ello “hace falta que alguien piense en el futuro de España, no solo en la inmediatez y el tacticismo, sino en un proyecto de país”.