Opinión
LanzaDigital, martes 19 de junio de 2012
A.C. Los Académicos de la Argamasilla
Los convertidores del Quijote y La Mancha
Laura Espinar - 19/06/2012
Desde hace cuatro siglos la Mancha fue señalada como territorio del hidalgo don Quijote por Miguel de Cervantes Saavedra. Sus aventuras, descritas prolíficamente en la novela ideada por dicho escritor, nos adentran en un territorio tan olvidado durante siglos como único e irrepetible. En el libro Cervantes imagina, crea, sueña, se hace hidalgo, labrador, gigante, galeote, mozo de venta, ventero, bandolero, alguacil de la Santa Hermandad, caballero, oidor, juez..., (sin olvidar el elenco femenino) y tantos personajes como señala y diseña en su libro.
La Mancha es su territorio. Un sin fin de leguas recorridas por el Hidalgo para goce de los lectores de una novela. Suerte quizá de la memoria de Cervantes, sus conocimientos también, y sus continuos viajes, a veces, hallamos la concreción de algún lugar, lugares, o comarcas. También tenemos la suerte de hallar topónimos y nombres de pueblos o ciudades reflejadas por el escritor para dar verosimilitud a su novela.
Circunscribiendo el tema a las noticias recientemente aparecidas en los medios de comunicación, respecto a que el Campo de Montiel sea declarado Patrimonio de la Humanidad, no sólo por ser lugar emblemático y lleno de historia, sino por haber centrado en sus caminos y lugares un grupo de profesores la "Ruta del Quijote"; estudio presentado con mucho bombo en los fastos del IV Centenario de tan famosa novela,  respetando asimismo legítimas aspiraciones comarcales, entendemos que la UNESCO (Google: Campo de Montiel Patrimonio de la Humanidad; Campo de Montiel UNESCO).y la propia Junta de Comunidades, habrán de solventar esta "Ruta comarcal", teniendo en cuenta que no contempla la amplitud del llamado "territorio de don Quijote",  ya debatido profusamente en diversas ocasiones en Coloquios o Congresos de la Asociación de Cervantistas; pero sobre todo en 1995.
Nos referimos al Congreso que en dicho año se celebró en Ciudad Real, auspiciado por la Asociación Castellano-Manchega de Escritores de Turismo y patrocinado por la Junta de Comunidades, que llevaba por título: "Congreso Ruta del Quijote, Patrimonio de la Humanidad", el cual contó con la presencia en la sesión inaugural del conocido cervantista Francisco Rico, autor de la Edición Crítica del Quijote encargada a dicho experto por el Instituto Cervantes en 1.998; y en el Comité de Honor figuraba, entre otras personalidades, D. Fernando Lázaro Carreter, que entonces dirigía la Real Academia de la Lengua.
El evento se celebró los días 16, 17, 18 y 19 de febrero de dicho año en Ciudad Real. Entre otras instituciones participó el Rectorado de la Universidad regional, las Diputaciones de Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara, Toledo y Albacete; más los Ayuntamientos de Ciudad Real, Alcázar de San Juan, Argamasilla de Alba, Mota del Cuervo, Esquivias, Valdepeñas, El Toboso, Tomelloso, Campo de Criptana, etc.; sumándose a dicho evento, entre otras entidades: Caja Castilla La Mancha, Unicaja, Tren de Alta Velocidad (AVE), Consejo Regulador de la Denominación de Origen "Vinos de la Mancha", A.C. "Los Académicos de la Argamasilla", Federación Regional de Empresarios de Hostelería de nuestra Región, Consejo Regulador de la Denominación de Origen "Queso Manchego", etc..
Con dichos mimbres, y con la presencia de destacados expertos, profesores y cervantistas en las diversas ponencias, se tejió un proyecto que debía culminar en la declaración de dicha Ruta del Quijote Patrimonio de la Humanidad. Tristemente no se consiguió; pero el consenso de dicho Congreso hizo posible la unificación de criterios respecto a la viabilidad de un proyecto importante, no sólo para una Comarca, sino para la Región.
Porque hay que tener en cuenta que, pese a los esfuerzos del profesor titular de la idea de que el Campo de Montiel y su Ruta sea declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad (véase en Google las direcciones antes anotadas), natural que es de Villanueva de los Infantes, y el resto de profesores que le acompañan, la Ruta del Quijote no se circunscribe solamente al Campo de Montiel (en dicho trabajo se diseña por donde conviene), sino que es más amplia y diversa; aunque quizá (creemos nosotros) se deba a que Cervantes, como ya hemos comentado arriba, escribía para dar a sus lectores un libro lleno de resortes imaginativos en el que retrataba con maestría: sobre todo a los principales personajes; y, afortunadamente, según nuestro leal saber y entender, no llevaba en mente los pasos que daba el caballo de don Quijote; porque sencillamente no existía, salvo en su imaginación. (No comprendemos que para hacer valer la teoría que comentamos, el profesor o profesores que firman el trabajo al que aludimos, dediquen número de páginas importante a defenestrar a nuestro Lugar, ni tampoco entendemos, que si el trabajo es tan definitorio hayan necesitado otro volumen para intentar convencer a los negadores de tanta evidencia. Asimismo, no entendemos se venda el producto como infalible por haberlo firmado varios catedráticos; porque acostumbrados estamos a opiniones de versados científicos respecto a temas importantes de salud y luego ser equivocadas o nulas sus predicciones científicas).

¿Qué ruta sería la correcta?
Pero ahora vayamos por partes, si don Quijote y la Mancha, tal como ponderaba el recientemente fallecido escritor Carlos Fuentes, es territorio universal, ¿qué Ruta sería la correcta?... ¿Es la verdadera la teoría del don Leandro Rodríguez, profesor de la Universidad de Ginebra, el cual, acompañado de otros profesores, no sólo afirma que la Mancha en el magno libro de Cervantes no es espacio geográfico, sino que el personaje principal estaba "manchado" por ser judío? Además afirma, que  Cervantes nació en la comarca de Cervantes de Sanabria y la Ruta está allí definida por diferentes pueblos y lugares. Tengamos en cuenta que, aprovechando dichas teorías, se lleva a muchas leguas de nuestra tierra las aventuras quijotescas y actualmente puede verse en Internet las razones ponderadas por los señores que avalan lo que comentamos y, sin ir más lejos, en el año de los fastos del IV Centenario (apoyado oficialmente por autoridades de aquellos lugares), una empresa turística diseñó viajes para acudir a visitar aquellos lejanos pueblos y recorrer la " verdadera Ruta de don Quijote".    
En cuanto al pretendido "lugar" de la Mancha, por no hacernos tediosos apuntaremos tan sólo dos de los últimos trabajos publicados (omitimos el número de localidades de nuestra Región que de viva voz o en Internet argumentan ser el Lugar de la Mancha). Veamos: "Un lugar de la Mancha para don Quijote: Quero" (Alfonso Ruíz Castellanos. Ilmº. Aytmtº.  de Quero. 2004). "Mi vecino Alonso. Estudio sobre la lectura de la obra: El Ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha". (Luís Miguel Román Alhambra. 2010): éste último centra sus esfuerzos en demostrar que Alcázar de San Juan es el Lugar del que Cervantes no quiso acordarse.  Y aún podríamos añadir otras teorías escritas o manifestadas por diversos pueblos de nuestra provincia, ¿necesarias para pergueñar una Ruta del Quijote, Patrimonio de la Humanidad verosímil?... ¿Cuántos son los "lugares de la Mancha" que faltan y deberían estar en dicha Ruta?...

Los ingredientes
Este es el escollo ahora y lo fue en 1995; sobre todo, si tenemos en cuenta, lo que se cocía en el puchero del Ama de don Quijote; que no es poco si sabemos, que ni los "duelos y quebrantos" que nos sirven en mesones y restaurantes, aún ahora, se sabe con exactitud qué ingredientes llevaban; porque Cervantes inventó el término y ¡ahí me las den todas! (conjeturas queremos decir)... 
No omitimos el que dicho libro apenas haya sido leído por la mayoría de la sociedad (¿?). Y si se ha hecho ha sido cuando muchos eran (o éramos) niños: algún capítulo obligadamente en el colegio. Porque la realidad (son opiniones y como tal pueden ser opinables) creemos que los que aceptan de buena gana determinados trabajos, pocos, salvo los cervantistas verdaderos?, saben de qué va la cosa; sobre todo, porque no se han armado de lectura, tomado los dos tomos, y repasado lo que Cervantes escribió de pe a pa. Porque si fuera así, no se daría pábulo generalizado a tanto conteo y cuenteo del Quijote, sus falsos itinerarios, falsos lugares que visitó, y lo que dijo o dijió; que diría el garrulo.
Vayamos al libro, leámoslo, disfrutemos con su lectura, anotemos en el magín lo que en realidad dice Cervantes al comenzar y terminar sus dos Quijotes: tanto en la primera parte como en la segunda (que en realidad es la tercera); y no olvidemos leer la novela que está en medio de los dos anteriores y que fue escrita por un tal Alonso Fernández de Avellaneda y publicada en 1614 (su personalidad aún no ha sido descubierta) y es el llamado por los sabios que de esto entienden:"Quijote Apócrifo".
Por todo lo anterior, y lo que omitimos, creemos sinceramente que la Ruta del Quijote Patrimonio de la Humanidad ha de ser dialogada con el resto de pueblos "quijotescos"; que son muchos y no están comprendidos en el famoso Campo de Montiel, sino por otros llanos y sitios; y la mayoría de ellos tienen antiguas tradiciones, ligadas durante siglos a tan magno libro, o "gigantes" bien expuestos en los altozanos de tan cervantinos pueblos; asimismo hay una dulce Dulcinea, ubicada por el Manco de Lepanto en cierta localidad a kilómetros del Campo de Montiel.
No olvidamos, que en los Quijotes de Cervantes, dicho Campo es nombrado genéricamente en cinco ocasiones; pero, por favor, no obviemos; porque atañe a determinados intereses, la cita que hace  el propio escritor de dicho Campo en los sonetos y epitafios dedicados a "los Académicos de la Argamasilla"? y pongamos las cinco citas verdaderas no las que rigen cualquier particular criterio.
Y para rematar estas someras reflexiones, una vez hayamos caído del guindo, es decir, cuando hayamos leído los tres "quijotes" bien leídos, si lo tenemos a bien, visitemos los lugares y pueblos que nos parezcan tienen un regusto quijotesco. Y, si es posible, comamos los falsos "duelos y quebrantos"; que los duelos con pan son menos; sobre todo si tenemos en cuenta que todo es fantasía e imaginación.  
@LanzaDigital - Entidad Pública Empresarial Diario Lanza
redaccion@lanzadigital.com
Ronda del Carmen s/n - 13002 Ciudad Real
Tfno: 926 274690 - Fax: 926 274746