16/04/2011 · 22:30

En lo que va de año han cerrado 8 estaciones de servicio en la provincia

Previstos más de 300 despidos en las gasolineras ante una situación límite

Una y otra vez insisten los empresarios de estaciones de servicio en que la subida del precio de los carburantes, en torno a un 10-12 por ciento en lo que va de año, no les está beneficiando como piensa la gente (van a comisión fija por litro, no por PVP), sino todo lo contrario: las pérdidas se cifran ya en torno al 25-30% por el menor consumo, ocho estaciones de servicio de la provincia han cerrado en 2011, y el resto se han visto abocados a una solución “que no les hubiese gustado tomar nunca” como es la de la automatización, lo que supone el despido de más de 300 empleados en la provincia a corto y medio plazo.


La presidenta provincial de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio, Isabel Rodríguez Teruel, señaló que la situación está muy mal, al límite, por lo que la decisión adoptada recientemente en la Asamblea provincial es definitiva.

 

Las grandes pérdidas de negocio, las cada vez más exigencias del Estado y las petroleras, la subida de costes de explotación y la gran competencia “en desigualdad de condiciones” con los hipermercados y las cooperativas han desembocado en una decisión drástica para evitar tener que cerrar, lamentando el despido de 300 trabajadores, “la mayoría de entre 35 y 50 años y con hijos”.
Ocho estaciones de servicio de Alcázar de San Juan, Argamasilla de Calatrava, Cinco Casas, Cózar, Granátula de Calatrava, Pozuelo y Villarta de San Juan, entre otras localidades, han tenido que cerrar “porque ya ni siquiera familiarmente se puede sostener el negocio”. Rodríguez Teruel informó de que están estudiando varios proyectos de automatización y van a solicitar la autorización de Industria para poner a las gasolineras en régimen de autoservicio durante las 24 horas, convirtiéndose en “gasolineras fantasma”. Además se realizarán cierres nocturnos y de fin de semana, lo que supondrá, “mal que nos pese” un grave perjuicio para los clientes, que recibían un trato personal y cercano.

 

Igualmente, la representante provincial y también regional de los gasolineros se refirió a las numerosas exigencias de Industria y Consumo, desde inspecciones metrológicas, de contaminación, pruebas de suelo, desratización, extintores, tanques de doble pared, etc., además de las “extraordinarias” medidas de seguridad.

“Todos por igual”


Algo, subrayó, con lo que no cuentan las gasolineras de hipermercados y cooperativas “que usan este negocio como efecto llamada para sus actividades principales”, indica la Asociación en un comunicado. En este sentido, Rodríguez Teruel consideró que la normativa debe afectar a todos los establecimientos que venden gasolina y gasóleo por igual. Reiteró la empresaria que pese a la subida de los carburantes, tienen una comisión fija por litro, aunque el desembolso es superior por los gastos de emisión de las tarjetas, y el cobro es a los 30 días, “somos los primeros recaudadores de impuestos sin ningún beneplácito”, ultimó.

 

Repercusiones en la región

Más de 1.500 despidos se producirían en el ámbito de Castilla-La Mancha, y varios miles en el país. La Federación regional, que ha mostrado su respaldo a la medida adoptada en Ciudad Real, ratificará esta decisión en la reunión de mayo.

Rodríguez Teruel asegura que el sector descarta medidas de presión que perjudiquen al público que “no tiene culpa” de la preocupante situación que atraviesan las gasolineras “que después de muchos años callados, hemos dicho basta”.


Enviar noticia