02/08/2009 · 21:01

Un espectáculo para no perderse, La Oreja de Van Gogh

Raquel Martín F./ciudad real

La noche del sábado, La Oreja de Van Gogh deleitó al público de Ciudad Real con un espectáculo de luz, pero sobre todo de buena música. Cerca de 4.000 personas se congregaron en el campo de prácticas de golf de Larache para ver la vuelta de esta banda del pop español que visitaba nuestra ciudad, con motivo de la celebración de La Pandorga.
“A las 5 en el Astoria”, es el nuevo disco de estos chicos de San Sebastián que han querido dar un homenaje a los antiguos cines Astoria de la ciudad vasca. Recordando sus orígenes, prepararon un espectáculo digno de recuerdo para todos los presentes, que pudieron disfrutar del mejor pop nacional del momento.
Leire Martínez, la nueva cantante del grupo tras la separación de Amaya Montero de los chicos de La Oreja de Van Gogh, se mostró en todo momento muy cercana del público ciudadrealeño, haciendo suyas letras de anteriores discos y mostrando sus habilidades musicales en los acústicos que pusieron en pie a los miles de personas que se acercaron a disfrutar del único concierto organizado con motivo de La Pandorga 2009.  Destacar, sin duda, la canción “Palabras para Paula”,  un acústico que consiguió encandilar a los asistentes que disfrutaron de la dulce voz de Leire Martínez  acompañada al piano por Xabi San Martín.

Temas nuevos
Canciones como “El último Vals”, “Más” o “Inmortal” fueron algunos de los temas de su nuevo disco acompañados por los ya míticos “Pop”, “Rosas” o “La playa”, a los que esta nueva vocalista del grupo aportó su  indiscutible talento. Dos horas de concierto, en las que el público disfrutó de un tiempo agradable aderezado con un estilo musical inconfundible, el de La Oreja de Van Gogh.
Uno de los momentos más emotivos se vivió cuando el grupo quiso recordar el terrible atentado sufrido el 11-M en Madrid. “Jueves” es el tema que esta banda ha creado para conmemorar uno de los momentos más trágicos de España, una letra que a través de la cálida voz de Leire transportó a los presentes al recuerdo de unos instantes presentes ya en nuestras retinas para siempre. Un homenaje que estremeció y conmovió a todos los presentes.
Momentos antes de que comenzara el concierto, el exigente público se preguntaba si el grupo perdería fuerza en el escenario tras la marcha de Amaya Montero, pronto estas dudas se diluyeron y los asistentes disfrutaron de la fuerza, la garra y el espíritu de un grupo que ha sabido hacerse hueco en el panorama discográfico. Una pequeña familia  que hizo disfrutar y mucho a los presentes a los que ya sólo les queda esperar la próxima oportunidad para vivir el directo de uno de las mejores bandas del panorama pop español. o


Enviar noticia