15/04/2012 · 21:52

PRIMERA PREFERENTE

El Deportivo es casi de Tercera

Raúl Fernández
Ciudad Real

El CD Ciudad Real agarra el ascenso con nueve dedos de las manos. Al otro, al que está todavía suelto, le falta un mínimo empujón para que el equipo pueda sujetar definitivamente el premio gordo y se convierta en un nuevo actor de la Tercera División.
Con la promoción asegurada, nadie duda ya de que el Dépor culminará ese sueño que empezó a comienzos del curso. Ayer dio un paso de gigante. No definitivo, pero sí determinante, toda vez que goleó al Teresiano y se colocó a seis puntos del segundo clasificado, el Almagro, cuando restan sólo nueve en juego. Una distancia ya insalvable salvo hecatombe, a lo que se une otra derrota del Daimiel, el tercero en liza, y que el golaverage general en caso de empate está claramante a favor de los azules y en contra de los almagreños. Está claro que el Deportivo es casi de Tercera.
A los de Javi Hernández les valió una sensacional primera media hora ante el Teresiano para rozar el ascenso. Desarboló por completo el conjunto azul a los malagoneros y en esos 30 minutos iniciales sentenció el envite con un buen fútbol y cuatro goles. El resto de encuentro ya sobró.
Al Teresiano habría que elogiar su intención de rasear y tocar la bola, algo que, sin embargo, nunca fructificó en peligro. Pero también habría que criticar una debilidad defensiva que el bloque local supo explotar a base de velocidad y de estilo.
Fue el Teresiano un auténtico coladero en manos de un Deportivo que se adelantó gracias a la astucia de Paco: el ariete robó el balón al meta Manza dentro del área pequeña y no desaprovechó el regalo para colocar el 1-0.
Poco después el propio Manza enmendó su error al sacarle a Paco un franco uno contra uno, pero esa fue la única ocasión desperciada por un Dépor que jugó a placer y que, además, fue muy efectivo. Melendo remató el 2-0 después de una grandiosa combinación en banda izquierda de varios jugadores azules y luego Santana cabeceó a la red una falta botada por Marchán. Para cerrar el aluvión, nuevamente Paco definió al palo corto un gran pase de Carlos Arroyo.
El resto del encuentro y, especialmente, la segunda parte, ya sólo sirvió para ir saboreando el triunfo y el más que probable ascenso. El Teresiano recompuso sus líneas y el Dépor bajó el ritmo, aunque llegó a anotar un quinto gol que, incomprensiblemente, no otorgó el colegiado. Paco volvió a aprovecharse de otro fallo de Manza, en esta ocasión fuera del área, para disparar con el meta colgado de su camiseta. El balón entró con lentitud en la portería, pero el árbitro había pitado antes dejando a un lado la ley de la ventaja. Para colmo, sólo sacó amarilla al arquero.
El resultado tan favorable evitó mayores lamentos en esa acción y el envite murió con la lluvia de por medio, un juego plácido y los numerosos cambios. A ello se unió alguna parada del local Orozco, que fue casi un aficionado. Luego lo sustituyó David Lirio.
Al final, en el ambiente ya se calculaba cuándo puede proclamarse campeón el Deportivo. Lo hará matemáticamente la próxima jornada si puntúa en el feudo del descendido Barrax y el Almagro cae ante el Munera, o si gana y los encajeros no pasan del empate. Empieza la cuenta atrás y, por si acaso, el club pondrá a los aficionados un autobús gratuito a Barrax. Porque el título de campeón y el ascenso están en la mano de los azules.


Enviar noticia

Tambien te puede interesar...