08/01/2017 · 12:00

Diego Peris Sánchez

Carta a los Reyes Magos

Aunque mi carta llegará ya pasada la celebración de los Reyes Magos no quiero dejar de enviarla para que no sea por pedir. Podría empezar por aquello que cantaba   Rodolfo Sciammarella y luego popularizaron entre otros los Rodríguez: Salud Dinero y Amor, o por la más reducida petición de salud y República pero me contentaré con peticiones más sencillas para mi ciudad.

Andamio azul.
Mi primera petición se que es difícil porque aunque lo he pedido en diferentes ocasiones no lo he conseguido. El edificio de Servicios Múltiples de Ciudad Real lleva años con una estructura en su planta baja que protege una lona perforada, de color azul, que envuelve ls plantas superiores del edificio. En diferentes ocasiones se ha anunciado su retirada y la realización de las obras de seguridad en el inmueble que permitan quitar este revestimiento del conjunto. La verdad es que va a resultar difícil acostumbrarse a su falta el día que desaparezca pero creo que sería bueno evitar esa provisionalidad y recuperar la fachada original limpia sin estos añadidos innecesarios. Con el paso del tiempo ya casi pasa inadvertida la instalación y el color azul del conjunto nos parece lo lógico y natural en el inmueble. Pero a pesar de todo sería buena su retirada y por ello lo incluyo en primer lugar en mis peticiones.

Cantina ferroviaria.
La segunda petición es la de una cantina ferroviaria. El edificio de la antigua estación de ferrocarril situado al final del parque de Gasset puede ser un foco de dinámica del conjunto de esta importante zona verde de la ciudad. Hay ya partes rehabilitadas del edificio que albergan elementos de un futuro Museo del Ferrocarril. Otras partes fueron rehabilitadas con la presencio de una Escuela Taller en esos locales. Hay espacio para poder ubicar en su planta baja una zona de bar que el concejal del ramo ha denominado cantina ferroviaria para dar sentido histórico al nuevo uso relacionado con la utilización que originariamente tuvo el edificio.

El edificio de dos plantas y forma rectangular tiene 984 metros cuadrados construidos y una parcela de 4578 metros cuadrados con espacios ajardinados en la fachada que da al parque, pequeños espacios entre el edificio y las vías conservadas con un vagón de ferrocarril. Las dimensiones de la parcela permiten disponer de espacios al aire libre para que las nuevas instalaciones de Museo y zona de restauración puedan tener ámbitos al aire libre controlados. La eliminación del volumen que en su día estuvo destinado a bar dejaría este espacio en mejores condiciones. Incluso, dadas las dimensiones de la parcela sería posible reservar una zona para los huertos urbanos reclamados por algún colectivo de la ciudad. Una combinación de usos que sería beneficiosa para todos e introduciría una dinámica en ese punto de la ciudad a la vez que recuperaría un espacio que en la actualidad está prácticamente abandonado.

Si esta petición vinera acompañada de la rehabilitación y uso el Colegio de la Ferroviaria probablemente sería demasiado pero me atrevo a indicarlo como deseo y petición por si acaso.

Unión de la Avenida de los Descubrimientos con la carretera de Toledo.

La finalización de una obra que lleva sin completarse hace ya más de veinte años sería una excelente solución para el tráfico y para la mejora de importantes espacios educativos y deportivos de la ciudad. Completar el tramo que queda desde el carreterín de la Atalaya hasta la rotonda existente en la carretera de Toledo permitiría conectar directamente las carreteras de Carrión con la de Toledo descongestionando de tráfico el tramo de Ronda que lleva a la puerta de Toledo. Y junto a ello permitiría liberar de circulación las zonas de la Universidad, la zona deportiva del polideportivo Príncipe Juan Carlos y los diferentes centros educativos de esta parte de la ciudad.
Es una petición que tiene un coste significativo pero que sería importante por muchas cosas para la ciudad y por eso la sigo incluyendo en mis peticiones aunque se traslade la misma a otras instancias. El resultado final debe ser su ejecución porque sería bueno para la ciudad y para una parte importante de la misma.

Aparcamiento del Museo del Quijote.
Junto al Museo del Quijote hay una zona liberada por el esfuerzo municipal de más de veinticinco años con expropiaciones y adquisiciones de terreno. Un espacio considerado zona verde en los diferentes Planes Generales de la ciudad y que se ha convertido en un gran aparcamiento de superficie. En un primer momento con un acabado de tierra compactada. Después en un intento de mejorarlo se asfaltó en alguna medida. El resultado actual es el de un espacio en condiciones de abandono y suciedad especialmente en sus bordes de encuentro con el colegio Jorge Manrique, en los bordes de contacto con el edificio de viviendas que se sitúa en su extremo junto al parque de Gasset.

Dignificar los espacios de aparcamiento público con pequeñas actuaciones de plantación de arbolado, de mejora de sus límites en las diferentes zonas educativas, del lateral del Museo del Quijote o del borde con la actual Ronda serían propuestas de gran sencillez, de reducida inversión que mejorarían un espacio que tiene una demanda importante por su proximidad al centro urbano y por lo que significaría de valoración del aparcamiento público frente a la privatización que supone la conversión de cada calle en zona azul de pago. Y ya puestos a pedir el aparcamiento del Torreón sería un buen regalo para la zona, para los vecinos próximos y para la salubridad de la ciudad.

Casa de la Cultura.
El proyecto que realizó Fisac hace ya años, alterado y modificado en sus usos posteriores permanece abandonado desde el traslado de la Biblioteca a sus nuevas instalaciones. El edificio merecería recuperar algunos de los elementos básicos que tenía su proyecto original: su fachada limpia sin aditamentos tanto en la planta superior como en la baja, el salón de actos con sus sencillos paramentos de ladrillos encalados o la sala de exposiciones de la planta baja.

Hay usos diversos que serían compatible y complementarios: una biblioteca ludoteca infantil en su planta baja y otros usos culturales en la planta primera. En algún  momento se estudió la posibilidad de ubicar aquí el centro de Estudios de Castilla-La Mancha y la Fundación Fisac con sus archivos que ahora se localizan en el edificio del Colegio de Arquitectos. Una combinación que unida a la recuperación del salón de actos para actividades de la ciudad podría ser una buena garantía de uso para el edificio.

Son sólo cinco peticiones para mi ciudad y para los vecinos de la misma que creo serían muy útiles y apreciadas por todos. Por eso, aún sabiendo que algunas de ellas tienen cierta envergadura me atrevo a pedirlas. He tenido que seleccionar la carta más larga que tenía elaborada para concretar en cinco mis peticiones. En todo caso, espero que sean útiles para considerarlas en una petición de un proyecto necesario para el futuro de Ciudad Real.


Enviar noticia

Comentarios (0)

Enviar comentario

Enviar comentario

Cargando...