28/04/2013 · 22:22

La lluvia obliga a suspender la procesión de la Virgen del Monte en Bolaños

La Virgen del Monte se quedó en su ermita sin poder procesionar en una tarde en la que no paró de llover. Pese a todo, unas 17.000 personas según fuentes del Ayuntamiento acudieron al santuario para celebrar una de las romerías más multitudinarias de la provincia.

A última hora la hermandad tomó la decisión de suspender, tanto la procesión como el santo rosario, y aplazarlo a las 18.00 horas del próximo miércoles. Entonces se subastará el XLVIII Estadal de la Virgen, el acto central de la romería. Se trata de una medalla con la imagen de la patrona por la que cada año se puja muchísimo dinero. El año pasado por ejemplo el Estadal se lo llevó un vecino que pagó 6.500 euros.

El Estadal de oro de la Virgen del Monte de Bolaños, una medalla donada por un vecino y que la patrona de Bolaños lleva todo el año, “es única y diferente cada aniversario” , explica el presidente de la hermandad Ángel Rubio, “es única y diferente cada aniversario”.
Un año más se ha celebrado una arraigada tradición donde el espíritu romero crece durante todo el fin de semana, y en la que miles de vecinos y visitantes, comparten hermandad en los tradicionales “corros”.

Este domingo a causa del mal tiempo sólo contó con la celebración de una solemne eucaristía en honor a la patrona, a cargo del sacerdote, hijo del pueblo, don Juan Antonio Ruiz Rodrigo.

El programa de actos oficiales comenzó con el repique de campañas del sábado, el disparo de cohetes anunciando las fiestas y la imposición del XLVIII Estadal de Oro. La tarde prosiguió con una Eucaristía vespertina en el Santuario hasta la verbena popular, amenizada por la Orquesta Veladas y precedida por el disparo de cohetes y artificios a las 24 horas.

El Ayuntamiento ha contabilizado a 17.000 entre el viernes y el domingo por los terrenos del Santuario del Monte para disfrutar visitando los populares “corros” y las juntas de familiares y amigos para degustar, sobre todo, platos a base de cordero lechal.

El día grande de la romería, ayer domingo, ha sido una jornada de devoción y de celebración empañada por la insistente lluvia que no ha cesado desde las cuatro de la tarde, por lo que, al suspenderse la procesión, el momento más emotivo de la jornada, muchos han sido los que han abandonado los aledaños de la ermita e incluso han regresado a la localidad.

El acto religioso contó con la presencia de autoridades eclesiásticas, civiles y militares como el delegado de la Junta en Ciudad Real, Antonio Lucas Torres.
Por su parte el alcalde de Bolaños, Miguel Ángel Valverde, ha subrayado que “se trata de uno de los eventos más esperados por la ciudadanía bolañega y por muchos visitantes donde no falta la fe, la familiaridad y la buena gastronomía, “por lo que es todo un honor recibir cada año a quienes quieren compartir con nosotros este homenaje a la patrona”.


Enviar noticia

Comentarios (0)

Enviar comentario

Enviar comentario

Cargando...