19/04/2017 · 21:43

Nuevo olmo resistente a la grafiosis en Almagro

El paseo de la Estación tiene un nuevo olmo en su arboleda. Se trata de un ejemplar de "Ulmus minor" resistente a la grafiosis, enfermedad que ha mermado la población de olmos autóctonos en Castilla-La Mancha.

Gracias al convenio de colaboración entre la Fundación Soliss y el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente este año en varias localidades de la región se está introduciendo esta variedad.

El lugar elegido en Almagro ha sido el paseo de la Estación. La ciudad tiene el privilegio de contar con olmos de esta especie que no enfermaron a mediados de siglo XX cuando el hongo acabó con muchos de ellos en toda la región. Con la llegada del ferrocarril a la ciudad del teatro, se plantaron estos olmos comunes o conocidos como negrillos en 1861. Aún perduran unos cuarenta ejemplares que dan sombra a este paseo muy transitado por mayores y pequeños.

El acto de plantación ha contado con la presencia del alcalde, Daniel Reina, del coordinador de la aseguradora en Castilla-La Mancha, Eduardo Butragueño, del concejal de Medio Ambiente, Pedro Torres y de responsables de oficinas de Seguros Soliss en la provincia.  

Reina ha expresado su agradecimiento a la Fundación Soliss y ha destacado el valor simbólico de estos árboles que forman parte de nuestra vida y de nuestros pueblos.

Tras la plantación, se ha descubierto una placa conmemorativa donde la Fundación Soliss ha dejado constancia de la trascendencia y el esfuerzo que subyacen en este proyecto, y recoge todas las entidades públicas que han participado en el mismo.

La Fundación Soliss pretende ir reintroduciendo al olmo autóctono que en los últimos decenios habían desaparecido por causa de la grafiosis, un hongo de origen holandés que ha acabado con la practica totalidad de olmos. Con la perdida de estos árboles, se ha generado un importante vacío natural y cultura.

Por este motivo, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama y la Universidad Politécnica de Madrid han trabajado desde 1986 en la investigación dentro del programa español de conservación y mejora de los recursos genéticos de olmos ibéricos para luchar con la grafiosis. Las actuaciones desarrolladas por la Fundación Soliss forman parte de la difusión de este programa a través de la donación de estos olmos por parte del Ministerio a municipios de Castilla-La Mancha.

El olmo ibérico es probablemente el árbol más emblemático históricamente en las plazas, caminos y calles de los pueblos y ciudades de toda Castilla, y por tanto también de Castilla-La Mancha. 

A él le han sido dedicados históricamente preciosos textos en castellano por su simbología, desde Garcilaso en sus Églogas o Lope de Vega en sus versos, pasando por Tirso de Molina y Góngora en bellos pasajes. También Quevedo cita al olmo y a su especial relación con la vid.

Es un símbolo de convivencia en nuestras plazas y calles y bajo su sombra se sigan reuniendo pequeños y mayores.


Enviar noticia

Comentarios (0)

Enviar comentario

Enviar comentario

Cargando...