Manuela

Manuela Simón nació en Torrenueva y ha desarrollado su trayectoria profesional en la Unidad de Servicios Especiales en Madrid y el País Vasco / J.Jurado

Manuela Simón nació en Torrenueva y ha desarrollado su trayectoria profesional en la Unidad de Servicios Especiales en Madrid y el País Vasco / J.Jurado

El relato de Manuela Simón atrapa y sorprende mientras cuenta su experiencia como mujer guardia civil y reflexiona, desde la autocrítica en muchos casos, sobre cómo la sociedad fue cambiando hasta llegar al fin del terrorismo etarra.

Es más que probable que salgan a la luz  decenas de publicaciones que nos muestren las cicatrices de lo supuso para este país el nacimiento de la banda terrorista ETA y su actividad de muerte durante más de 50 años. Y  seguro que serán necesarias para invitarnos a reflexionar sobre lo que es hoy esta sociedad tras la derrota terrorista y después de  dejar por el camino 860 muertos y cientos de víctimas que aún lloran a los suyos.

No se trata, con aquéllas, de presionar a una sociedad que aún convalece por tantos años de dolor sino que la velocidad a la que se suceden los acontecimientos hoy, propicia que la historia reciente pudiera ser arrinconada, de ahí la necesidad de publicar trabajos que recojan las vivencias y los testimonios de una época para evitar que desaparezcan  “por el sumidero del olvido” como dice el escritor Lorenzo Silva.

Es lo que han hecho los guardia civil Manuel Sánchez Corbí, actual coronel de la Unidad Central Operativa (UCO) y Manuela Simón, cabo primero, con la publicación de  “Historia de un desafío”, donde cuentan cómo se vivió la lucha contra ETA desde los propios guardias, sus familias y las víctimas. Ambos autores han invertido cuatro años de trabajo para publicar este relato de 1.370 páginas que, presentado en octubre en Madrid, fue mostrado a Lanzadigital ( y nuestro Semanario)  por una de sus autoras, la torreveña Manuela Simón, quien atesora una brillante trayectoria como mujer en la Guardia Civil.

“Nos decidimos (a escribir el libro) en un momento en el que ETA está completamente derrotada y pensamos que quien mejor puede contar la historia de cómo se la ha combatido es la Guardia Civil que es a quién más nos han matado. Ellos ya estaban diciendo que habían ganado. Y no es así: la Guardia Civil le ha ganado a ETA por goleada”, explica en la entrevista que publicamos en las páginas siguientes.

 

Vestida de paisano

Manuela Simón llegó a las instalaciones de Lanza vestida de paisano. Perteneciente a la primera promoción de mujeres de la Guardia Civil, con solo 19 años participó en la desarticulación del Comando Araba de ETA (17 de septiembre de 1989) donde murieron dos etarras y otros dos resultaron heridos, siendo la primera mujer condecorada por la Guardia Civil.

Su relato atrapa y sorprende mientras cuenta su experiencia como mujer guardia civil y reflexiona, desde la autocrítica en muchos casos, sobre cómo la sociedad fue cambiando hasta llegar al fin del terrorismo etarra. Con el mismo tono cuenta cómo pasó –en poco tiempo-  de estudiar COU en un instituto de Valdepeñas a pertenecer a una unidad de élite en la lucha antiterrorista en el País Vasco o cómo fue su trabajo en esos primeros años en el Norte coincidiendo, precisamente, con el repunte terrorista. “Nuestra labor era investigar sobre el terreno. Normalmente los viajes eran de ocho o diez días allí, regresabas a Madrid y preparabas el siguiente, excepto cuando teníamos operaciones que a lo mejor te tirabas un mes o dos seguidos”, asegura.

 

No se consigue nada

Convencida de que todos hemos aprendido de que con el terrorismo no se consigue nada, Manuela es de esas mujeres que está en el podio por si sola y sin pretenderlo. No busca protagonismo porque cree en lo que hace y hoy su objetivo es que todos sepamos cómo fue derrotada la banda terrorista ETA. Es precisamente su actividad como coautora del libro la que nos ha permitido conocer a una mujer valiente, preparada, comprometida y de nuestra tierra. Una vez finalizado el “año de la mujer” como se ha definido a 2017 se hace más necesario que nunca mirar con otros ojos para ver el trabajo de la mujer y visibilizarla. También aquí a nuestro lado. Estoy convencida que hay muchas mujeres valientes, como Manuela, a nuestro alrededor y no las vemos.

Manuela Simón se viste el uniforme de la Guardia Civil cuando acaba la entrevista. Para ponerse delante de la cámara del fotógrafo. “Yo desde que salí de la academia sólo he ido a trabajar de paisano, el uniforme me lo pongo para actos oficiales”, aclara.

——

Historia de un desafío” es la crónica de cinco décadas de lucha de la Guardia Civil contra la banda terrorista ETA. Contada en dos partes, recoge lo sucedido entre su nacimiento en 1958 y la declaración de Estella/Lizarra en 1998, mientras que la segunda se abre con una falsa esperanza de tregua seguida de un repunte terrorista. Tras una intensa labor antiterrorista se anuncia el cese de su actividad en 2011. Este libro tiene su versión corta “Sangre, sudor y paz”. En ambos caos, también es el relato de cómo tuvo que evolucionar España durante estos 50 años para derrotar al terrorismo