10 años de la Escuela de Ciudadanos

Román Orozco Manzanares
Román Orozco, con Iñaki Gabilondo en el Castillo de Pilas Bonas / Escuela de Ciudadanos

Román Orozco, con Iñaki Gabilondo en el Castillo de Pilas Bonas / Escuela de Ciudadanos

El periodista Román Orozco habla de la Escuela de Ciudadanos de Manzanares en el décimo aniversario de su fundación como asociación "sociocultural independiente". La escritora Almudena Grandes dio la primera conferencia

El 28 de noviembre de 2008, una de las escritoras más prestigiosas del país, Almudena Grandes, inauguraba las conferencias de la Escuela de Ciudadanos. Casi al finalizar su charla, se quejaba de que vivíamos en “una Europa en donde se aprueban directivas comunitarias que piden jornadas laborales de 65 horas, sin que nadie salga a la calle, ni siquiera para defender su propia jornada laboral”.

Y concluía la autora de ‘El corazón helado’ que “la gente parece que no es capaz de movilizarse ni para eso. En este momento, la democracia española no se puede permitir tanta insensibilidad. No se puede permitir tanta indiferencia”.

Diez años después, aquellas palabras pronunciadas en la Biblioteca Municipal Lope de Vega de Manzanares, abarrotada de un público hambriento de cultura en su sentido más profundo, siguen siendo vigentes.

Hace unos días un informe de la Unión Europea (UE) nos lo recordaba de nuevo: España está a la cabeza de la desigualdad por renta de la UE. La distancia entre los que más y los que menos ganan es cada vez mayor. Hay más millonarios y hay muchos, muchísimos más pobres. Incluso pobres que trabajan. Porque sus salarios son una miseria.

¿Y qué hacemos nosotros para intentar revertir esa situación? Poco o nada. Por ello, España, volvería a repetir hoy Almudena Grandes, “no se puede permitir tanta insensibilidad”.

Una Escuela para aprender

En estos diez años, desde la Escuela de Ciudadanos hemos pretendido hacer algo. Hemos intentado aprender de quienes saben. Para estar mejor informados, para saber bracear en estas aguas turbulentas que agitan las primeras décadas del siglo XXI.

El pie para iniciar lo que entonces creíamos que iba a ser un pequeño ciclo de conferencias, nos lo dio la airada reacción de la derecha más extrema ante la nueva Ley Orgánica de la Educación, propuesta por el Gobierno Zapatero y aprobada en el Congreso en 2006. Esa ley incluía una novedosa asignatura llamada Educación para la Ciudadanía y los Derechos Humanos.

Una ley que prestaría “especial atención a la igualdad entre hombres y mujeres”. Para ello, los alumnos deberán “asumir responsablemente sus deberes, conocer y ejercer sus derechos en el respeto a los demás, practicar la tolerancia, la cooperación y la solidaridad entre las personas y grupos, ejercitarse en el diálogo afianzando los derechos humanos como valores comunes de una sociedad plural y prepararse para el ejercicio de la ciudadanía democrática”.

O sea: había una minoría ruidosa en los sectores más recalcitrantes de la derecha que parecían rechazar conceptos y palabras como respeto, tolerancia, solidaridad, diálogo, derechos humanos, ciudadanía democrática…

El primer curso

Comentando el tema con el catedrático y poeta Luis García Montero, que entonces escribía en el periódico en el que yo trabajaba (la edición andaluza de El País) pensamos que podríamos organizar un ciclo de conferencias bajo el epígrafe ‘Escuela de Ciudadanos’. Invitaríamos a algunos amigos, escritores, periodistas, músicos, comenzando por su propia compañera, Almudena Grandes, y otros como Miguel Ángel Aguilar, Miguel Ríos, Nativel Preciado y Javier Reverte.

Al finalizar ese primer curso 2008-2009, algunos vecinos del pueblo me animaron a que siguiéramos adelante, que la Escuela de Ciudadanos no se quedara en una simple anécdota. Les hicimos caso y hasta aquí hemos llegado. A cumplir una década.

En los nueve primeros cursos, más el comienzo del décimo, han pasado por esta especial aula 60 personalidades de todos los ámbitos: de la literatura, de la política, la economía, la filosofía, el deporte, el cine, el periodismo… Todos ellos por igual han sido y son importantes para la Escuela. Todos han hecho “escuela” y son parte importantísima de sigamos adelante. Por fortuna, no hemos tenido que suspender ninguna conferencia. Todos los “profesores” acudieron puntualmente a la cita.

Una amplia programación para el décimo

El historiador Santos Juliá, junto al periodista Román Orozco, en el X Curso de la Escuela de Ciudadanos de Manzanares / N. V.

El historiador Santos Juliá, junto al periodista Román Orozco, en el X Curso de la Escuela de Ciudadanos de Manzanares / N. V.

Afortunadamente, la ciudadanía sigue estando interesada en escuchar a personas que tienen cosas interesantes que decir: los dos primeros actos de este último curso, el dialogo entre el escritor Juan José Millás y el periodista José María Izquierdo, y la conferencia en noviembre del catedrático e historiador Santos Juliá han sido un éxito. Más de 200 personas atendieron nuestra invitación.

El X Curso se completará con un dialogo sobre uno de los grandes problemas que amenazan el planeta: el cambio climático, con dos especialistas como Teresa Ribera (directora del Instituto para el Desarrollo Sostenible y las Relaciones Internacionales con sede en París) y Javier Sampedro (científico y periodista); la directora de cine Paula Ortiz (La Novia) y María Guerra (directora del programa de la Cadena SER La Script) hablarán sobre la mujer en el cine, delante y detrás de la cámara, tema desgraciadamente de actualidad tras el escándalo por los acosos a jóvenes actrices por parte del productor Harvey Weinstein; por último, el curso se clausurará con una reflexión sobre las relaciones entre música y poesía, a cargo de dos grandes poetas Luis García Montero y Benjamín Prado, seguida de un concierto de un cantautor/a español.

El respaldo ciudadano ha garantizado la continuidad

Unas mil personas, más algunos cientos que se quedaron fuera, asistieron a la charla de José Miguel Monzón (El Gran Wyoming) / Escuela de Ciudadanos

Unas mil personas, más algunos cientos que se quedaron fuera, asistieron a la charla de José Miguel Monzón (El Gran Wyoming) / Escuela de Ciudadanos

Llegar hasta aquí no ha sido fácil. No habría sido posible, en primer lugar, sin el concurso de los ciudadanos manzanareños y otros llegados de pueblos de la provincia, que acudieron a nuestras convocatorias, por lo que les estamos muy agradecidos.

Los tres primeros cursos trascurrieron en la Biblioteca Municipal Lope de Vega, cedida por el Ayuntamiento de Manzanares, que se ocupaba de la organización. Yo presentaba cada año al concejal de Cultura, Antonio Caba, el listado de “profesores”, que siempre recibió su visto bueno, sin ningún veto ni reparo, y comenzaba el curso, que transcurría con normalidad, gracias a la eficaz gestión de la directora de la Biblioteca Francisca Díaz Pintado.

Debo decir que, desde el segundo año, procuramos ser lo menos gravosos posible a las arcas municipales y para ello aportamos al Ayuntamiento una considerable subvención que conseguimos de Unicaja desde el segundo curso y que aún hoy se mantiene.

Desde el cuarto curso 2011-12,  otras dos entidades, la Diputación de Ciudad Real y la Cadena SER iniciaron su colaboración con nuestro proyecto.

En ese cuarto curso, el Ayuntamiento, que había pasado de ser dirigido por el PSOE al PP, dejó de prestarnos ayuda alguna. Es más, nos negó el uso de los espacios municipales por considerarnos una asociación “sectaria y partidista”, en palabras de su entonces concejal de cultura, uno de los que atacaban la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Los hechos desmintieron esa falsa acusación: exministros de todos los colores de la democracia, de Suarez, González y Aznar, han pasado por nuestras aulas, además de diputados del PP y la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, veterana dirigente y exalcaldesa de Sevilla por ese partido.

Exilio en el Castillo de Pilas Bonas

Pero tuvimos suerte: un empresario audaz, Hilario Tolosa, nos acogió en su maravilloso Castillo de Pilas Bonas. Allí estuvimos “exiliados” los cuatro cursos que duró el mandato del PP. Por cierto, triplicamos a partir de entonces el número de asistentes a nuestros actos.

La primera charla en el Castillo, pronunciada por el exministro Carlos Solchaga el 29 de noviembre de 2011, fue noticia en toda España por lo inaudito de ser la primera víctima del veto del PP. El Gran Wyoming, que al año siguiente vendría a la Escuela a dar una charla que batió todos los records, con más de 1.000 asistentes, y su fiel compañero Gonzo, se ocuparon de a dar a conocer a todo el país el dislate de un concejal que quiso ser más papista que el papa e impidió que un exministro del Gobierno de España pudiera hablar en la Biblioteca Municipal.

El 1 de julio de 2011, tres meses antes de que se iniciara el curso, la Escuela de Ciudadanos pasó de ser un proyecto personal a uno colectivo. Ese día, la Escuela se convirtió en Asociación Sociocultural Independiente y así está registrada en la Comunidad de Castilla-La Mancha y en el Ayuntamiento de Manzanares. El acta de constitución de la asociación está firmada por Antonio Caba (que se había retirado de la política), Julián Monteagudo y yo mismo.

En la Casa de la Cultura

Michael Robinson con jóvenes en la Escuela de Ciudadanos de Manzanares / Lanza

Michael Robinson con jóvenes en la Escuela de Ciudadanos de Manzanares / Lanza

Con la vuelta de la sensatez al frente del Ayuntamiento en 2015, con un gobierno de coalición PSOE-IU, se nos cedió la Casa de la Cultura, de la Universidad Popular, una excelente sala con trescientas butacas.

Cultura y popular, dos conceptos que casan bien con una Escuela de Ciudadanos. El alcalde Julián Nieva, y los concejales Silvia Cebrián (Cultura) y Pablo Camacho (responsable de la Universidad Popular) nos ha brindado este espacio municipal, cosa que agradecemos. Lo mismo que había hecho en los primeros años de la Escuela el también alcalde socialista Miguel Ángel Pozas.

Además de los firmantes del acta fundacional de la EC, dos creadores colaboraron desde el primer momento con nosotros: Virginia Caro, que diseñó el logotipo de la Escuela y toda la cartelería y el músico Enrique Sierra, quien desgraciadamente ya no está con nosotros. El guitarrista de Radio Futura compuso la música de nuestras cuñas radiofónicas y diseñó y puso en marcha este blog.

Otros desinteresados colaboradores de la Escuela se sumaron a la iniciativa y desde el principio el periodista Juanjo Diaz-Portales se ocupó (y se ocupa) de redactar las crónicas de nuestros actos; José Antonio Romero, de la fotografía; Daniel Sánchez Reinaldo, es el editor de los videos y de la página en Youtube; Pilar Román se ocupa de las redes sociales y del blog; Blas Camacho hace crónicas y artículos; Germán Molina es el cámara que graba las conferencias; y de nuestras cuñas radiofónicas se ocupan Lola Román (ingeniera de sonido) e Israel Pérez Mayoral (locutor).

Y cómo no, debemos agradecer de corazón la presencia en esta particular escuela de las 60 personalidades que nos han visitado hasta ahora, regalándonos su tiempo y conocimiento. Añadiré que desde que nos constituimos en asociación, todos ellos han venido de forma desinteresada. Les obsequiamos con productos de nuestra tierra, queso y vino.

A todos les encanta. El vino, el queso y haber pasado por la Escuela. Y nosotros nos sentimos orgullosos de que así sea.