Los hombres de Manzanares dicen “no” a la violencia machista

Noemí Velasco Manzanares
Los hombres de Manzanares han tomado la palabra en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer / N. V.

Los hombres de Manzanares han tomado la palabra en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer / N. V.

Representantes masculinos de la diversa sociedad manzanareña han condenado el machismo estructural que sustenta la violencia de género en el tercer Pleno Ciudadano organizado en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

Los hombres de Manzanares han alzado la voz este 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, para gritar “no” a la violencia machista. El tercer Pleno Ciudadano contra la Violencia de Género ha servido para demostrar la implicación de toda la sociedad en la lucha contra la desigualdad estructural entre el hombre y la mujer.

Numerosas caras conocidas han participado en el pleno ciudadano, donde el alcalde, Julián Nieva, y los concejales, han cedido las bancadas para que la sociedad civil expresara la repulsa contra esta lacra.

Entre los participantes ha estado el periodista Román Orozco, el representante sindical Jesús Gracia, el presidente del club de judo local Pedro Calleja, el presidente de los hosteleros Javier Núñez, el abogado del Centro de la Mujer José Samper, el orientador del instituto Sotomayor Jesús López de Pablo y el arquitecto Diego Gallego.

Violencia en el deporte, en familia y en el trabajo

El Centro de la Mujer ha asistido este 2017 a 70 víctimas de violencia de género, 35 con órdenes de protección, y 5 personas han sido derivadas al programa de atención a menores. Con este panorama, los representantes ciudadanos han abordado la desigualdad estructural que existe en diferentes ámbitos de la vida, como la familia, el deporte, las redes sociales o el trabajo, y han demandado un cambio social.

El III Pleno Ciudadano ha sido claro: “en los casos de violencia de género, la responsabilidad individual es de los maltratadores, pero acabar con el machismo que mata, que humilla, que domina, que controla, que amenaza, es algo que tenemos que hacer entre todos”.

Dispuestos a desmontar mitos, los hombres han subrayado que la violencia de género “no entiende de culturas, estatus, etnias, religiones o edades”, sino que es “un fenómeno transversal”. Y en la línea de la campaña de servilletas que ha implicado a los hosteleros de Manzanares, han denunciado que “el machismo es violencia”, y por eso, “no lo tapes, no lo rías, no lo ejerzas, no lo permitas, no lo justifiques”.

Entre referencias a estudios preocupantes, que indican por ejemplo que “uno de cada cuatro jóvenes entre los 15 y los 29 años de edad en España cree que la violencia de género es una conducta normal cuando se está en pareja”, el Pleno Ciudadano ha hablado de la vulnerabilidad económica de las mujeres que sufren violencia de género, del abuso sexual en el deporte y de la discriminación en el trabajo.

La prostitución conlleva violencia

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, en el centro, junto a la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, y la concejala de Políticas de Igualdad, Beatriz Labián, con el resto de ediles, sentados en la parte del público del salón de plenos, tras ceder los escaños a la ciudadanía / N. V.

El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, en el centro, junto a la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, y la concejala de Políticas de Igualdad, Beatriz Labián, con el resto de ediles, sentados en la parte del público del salón de plenos, tras ceder los escaños a la ciudadanía / N. V.

Los hombres de Manzanares han sido atrevidos en sus reivindicaciones y denuncias, y han dicho “no a la prostitución”, un problema que afecta, según datos oficiales, “a 14.000 personas en España”, el país “número uno de Europa en demanda de prostitución”, que genera 2.000 millones de euros de beneficio.

El Pleno Ciudadano de Manzanares ha recordado que, durante la redacción del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, Compromís puso sobre la mesa la prohibición de la prostitución, “porque detrás existe machismo, abuso de poder, violaciones, violencia económica, cosificación de la mujer, violencia de género”.

Sin embargo, el PP rechazó esta propuesta que también incluía la prohibición de publicidad relacionada con la prostitución en los medios, que hoy todavía persiste en algunos periódicos nacionales y provinciales, como cualquier ciudadano puede comprobar.

Las peticiones de los hombres de Manzanares

Tras defender la promoción de “nuevas masculinidades”, el Pleno Ciudadano ha pedido a nivel local más fondos y medios humanos para luchar contra la violencia de género, más actividades en el centro de la mujer, cursos de formación en el ámbito deportivo y una guía sobre violencia digital para los centros educativos.

A nivel nacional, también ha defendido la recuperación de la asignatura de educación para la ciudadanía, códigos de conducta en el ámbito deportivo frente a la violencia de género, más coordinación entre instituciones, y más especialización de profesores, médicos, jueces, fiscales y políticas.

Manzanares exige la implicación de toda la sociedad contra la violencia

Al finalizar la sesión plenaria, decenas de manzanareños han ocupado la Plaza de la Constitución durante la lectura del manifiesto institucional elaborado por el Ayuntamiento de Manzanares, que ha insistido en que “las medidas jurídicas y administrativas para luchar contra esta lacra social no son suficientes”.

La concejala de Políticas de Igualdad, Beatriz Labián, ha insistido en que “es necesaria una movilización general de la sociedad para acabar con este fenómeno profundamente arraigado en la sociedad patriarcal”.

En esta línea, Beatriz Labián, en representación del resto de la Corporación, ha exigido un “cambio real de actitudes”, que la sociedad “rechace videos, mensajes en las redes y chistes de carácter machista”, que rechace “el piropo”, que cuestione el modelo de masculinidad basado en el control y el dominio, que denuncie la prostitución y promueva las “relaciones igualitarias”.

Una frase de Clara Campoamor, que fue una de las firmes defensoras de los derechos de la mujer en España, ha servido para cerrar el acto, antes de lanzar 45 falorillos voladores por cada una de las víctimas de la violencia de este año en España. “He acusado las injusticias porque no quiero que mi silencio las absuelva”.