278 sanciones validadas en el primer mes del foto-rojo en Ciudad Real

Mercedes Camacho Ciudad Real
David Serrano ljunto a un foto-rojo

David Serrano ljunto a un foto-rojo

El concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana llama a la precaución de los conductores / C. Manzano

David Serrano considera que es un dato preocupante y hace un llamamiento a la prudencia para que no haya que poner ninguna sanción, que suponen 200 euros de multa y 4 puntos del carné de conducir

Los cuatro foto-rojo que hay instalado en sendos semáforos de Ciudad Real han registrado sólo en el primer mes de funcionamiento –entre el 16 de octubre y el 15 de noviembre- un total de 278 validadas, según ha confirmado a Lanzadigital.com el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana en el Ayuntamiento de Ciudad Real, David Serrano.

“Se trata de una cifra excesivamente elevada, de hecho nuestra voluntad es que no se hubiera tenido que poner ninguna sanción porque los conductores respetaran los semáforos en rojo” ha argumentado Serrano visiblemente decepcionado por este primer resultado.

Hay que recordar que este sistema de foto-rojo, que lleva implantado en muchas ciudades españolas desde hace años, se encuentra ubicado en la capital en los semáforos de la Puerta de Toledo (paso peatonal del parque y el colegio San Francisco de Asís), la Puerta de Alarcos (cruce con el colegio Ferroviario), en la Ronda de Granada con Carlos Eraña y en la Ronda de Calatrava, cerca de la Escuela de Ingeniería Técnica Agrícola (ITA).

Cuestionado sobre si alguno de los foto-rojos ha registrado más sanciones que otro, el edil responsable del área de Movilidad ha explicado que la empresa les ha remitido los datos globalizados si bien ha insistido “en que nos da igual que uno tenga más sanciones que otro porque los cuatro están ubicados en zonas especialmente sensibles para el tráfico, con paso de centros educativos, y se deberían respetar en todos los lugares.

Llamamiento a la precaución y no saltarse los semáforos

Precisamente David Serrano ha vuelto a llamar para aprovechar y hacer un llamamiento a la prudencia de los conductores con el objetivo de que no haya que imponer ninguna sanción con los foto-rojo –que conlleva multa de 200 euros y retirada de 4 puntos del carné de conducir- por este comportamiento “que puede resultar muy peligroso”.

El sistema es similar al que de las calles peatonales: una cámara que fotografía. Cuando se tramite la sanción cada multa irá acompañada por dos fotos de prueba antes y después de la línea de detención en las que se debe distinguir la matrícula y el semáforo en fase roja (nunca se remiten sanciones con una de las fotografías en fase ámbar).

En este sentido, Serrano recuerda que el dispositivo comienza a funcionar cuando el semáforo entra en su fase roja, disparando de 3 a 5 fotos, para demostrar que un coche se ha saltado el semáforo en rojo.