El PSOE denuncia que la alcaldesa de Abenójar (PP) no ejecuta la sentencia del TSJCM sobre el uso de un local municipal en Fontanosas

Lanza Abenójar
Vista general de Fontanosas

Vista general de Fontanosas

Los responsables socialistas consideran que “ya es hora de que se ponga fin a un asunto que ha acarreado problemas para los vecinos de Fontanosas y un clima de malestar que se remonta al año 2011

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Abenójar, denuncia que la alcaldesa, Verónica García Sánchez, lleva 15 meses incumpliendo la ley al no ejecutar una sentencia sobre el uso de un local municipal en la pedanía de Fontanosas.

Desde el PSOE municipal consideran que, tras 15 meses de incumplimiento de la sentencia de apelación fechada el 4 de julio de 2016, por la que se desestimó el recurso contencioso entablado por la Asociación de Mayores `La Alegría de Fontanosas’, “ha pasado el tiempo suficiente como para que la alcaldesa del Partido Popular haya adoptado ya las medidas necesarias para cumplir dicha sentencia”.

Una sentencia que revocaba la autorización de uso y disfrute del inmueble de titularidad municipal de Abenójar denominado ‘Centro de Mayores’ que está ubicado en esta pedanía de Fontanosas.

Los socialistas de Abenójar recuerdan que en numerosas plenos le han trasladado a la alcaldesa la obligación de cumplir con lo que ha marcado la ley en dicho asunto, y que incluso el pasado mes de febrero se dirigieron a ella mediante un registrado, del cual no recibieron respuesta alguna.

A través de los vecinos de la pedanía han tenido conocimiento de la retirada de la fachada de las letras de forja que daban nombre al centro, “pero el descontento entre la población sigue estando, pues la actividad del local se mantiene y el servicio tras su barra de bar también”, lamentan los mismos.

A tenor de la situación, los concejales del Grupo Municipal Socialista de Abenójar manifiestan que seguirán insistiendo cuantas veces haga falta para que el Ayuntamiento cumpla la ley.

Su objetivo –concluyen- es que todos los vecinos de Fontanosas puedan acceder al centro sin restricciones, que el ayuntamiento elabore un reglamento de uso, entre otras cosas, tramitando un expediente para su concesión.

Además, piden que si se sigue utilizando el bar, se certifique el final de obra y se legalice la actividad de éste y que se establezca un procedimiento de concurrencia para dar posibilidad a cuantas personas estén interesadas en su gestión.

Un asunto que crea “malestar” desde 2011

Para el PSOE “ya es hora de que se ponga fin a un asunto que ha acarreado problemas para los vecinos de Fontanosas y un clima de malestar que se remonta al año 2011, ya que si bien es cierto, el Ayuntamiento de Abenójar comenzó las obras del “centro de mayores” de la pedanía en 2009, con fondos procedentes del Plan E y éstas se continuaron con el Plan de Empleo de Diputación de 2010 y el Plan de Aldeas de ese mismo año, y, por lo tanto, de titularidad pública, no fue hasta 2011 cuando coincidiendo con la apertura del mismo comenzaron los problemas.

De “manera verbal”, explican los socialistas, el alcalde `popular´ que gobernaba en ese momento dejó que la Asociación de Mayores ‘La Alegría de Fontanosas’ “ocupara las instalaciones sin aún certificado de licencia de fin de obras”, local que llegó a tener por votación plenaria, con los votos en contra del PSOE, el nombre del entonces presidente de la asociación.

Tras el triunfo del PSOE en las elecciones de 2011, desde los primeros días de legislatura empezó a recibir en el Ayuntamiento quejas de vecinos de Fontanosas que “manifestaban su desacuerdo y su malestar por la manera en la que había sido entregado el local y por la supuesta imposición de normas restrictivas de uso de éste por parte de la directiva”, explican los socialistas.

Este supuesto uso privado de un local público, la realización de obras en el mismo por parte de la asociación de mayores, que llegó a tener más socios que habitantes en Fontanosas y de todas las edades, llevaron al Ayuntamiento de Abenójar gestionado por el PSOE a solicitar a la asociación que entregara las llaves y abandonase el local.

Fue en 2013 cuando se llegó a un acuerdo plenario para revocar la autorización de uso y disfrute de la asociación, tras lo cual sus representantes presentaron un recurso que fue desestimado por el Juzgado de Ciudad Real y con sentencia en febrero de 2015, que fue de nuevo recurrida.

Ya en el mes de julio de 2016, y bajo el mandato de la alcaldesa `popular´, Verónica García Sánchez, el Tribunal Superior de Castilla-La Mancha dictó la sentencia de apelación por la que definitivamente el acuerdo plenario de 2013 era legal y debía cumplirse. Un cumplimiento que desde entonces llevan solicitando los concejales socialistas de Abenójar para que se cumpla la ley.