Aguas de Alcázar hace balance del primer año de gestión mixta

La empresa atiende a 16.000 abonados, con 40 trabajadores en plantilla. Han invertido 389.000 euros en distintas acciones

Marta Romero
Alcázar de San Juan

David Rojo, como gerente de Aguas de Alcázar, expuso ante los medios el balance de la gestión del primer año en el que la sociedad mixta se ha hecho cargo del servicio. Destacan las pruebas realizadas para la reducción de olores procedentes de colectores, alcantarillado y depuradora que están cerca de resolver el problema. Igualmente, detallaron el plan de inversiones, en torno a los 389.000 euros, destinados a la renovación de redes, mejora de los servicios de atención al cliente y aplicaciones de gestión, así como a campañas de concienciación ciudadana, entre otras cosas.

Aguas de Alcázar, como sociedad de gestión mixta, cumple este mes de septiembre su primer año al frente del servicio. Su gerente, David Rojo, quiso remarcar la titularidad “pública” del mismo, aunque esté gestionado por una empresa privada. No quiso entrar en polémicas acerca de la remunicipalización, señalando que su cometido es “mejorar la gestión” y hacer de Aguas de Alcázar una empresa “eficiente, solvente y que ofrezca el mejor servicio al mejor precio”.

Con este fin, trasladó a los medios el balance del primer año de gestión mixta de una empresa que atiende a 16.000 abonados en Alcázar de San Juan, con 40 trabajadores en plantilla y que “ha conseguido mejorar el servicio, manteniendo las tarifas”.

Reducción de olores

Entre las novedades más significativas mencionó Rojo las pruebas encaminadas a la reducción de olores, procedentes de aguas residuales, que sufre la ciudad.

El origen de este problema se debe a varios factores, entre ellos la proximidad de la planta depuradora al núcleo de población y el paso de las aguas por los dos colectores de la ciudad, uno procedente de Campo de Criptana y otro del Polígono Industrial con los correspondientes vertidos que, antes de llegar a la depuradora, generan determinados compuestos químicos (mercaptanos y sulfuro de higrógeno) responsables del mal olor.

Para neutralizarlos, han utilizado reactivos químicos como el cloruro férrico y el nitrato cálcico, en los principales “puntos calientes” ya señalados, realizando diferentes pruebas guiadas por expertos dotados de equipos de medición para comprobar los resultados obtenidos. Rojo aseguró que “estamos muy cerca de solucionar el problema y los niveles de sulfhídrico (causante del mal olor) han llegado a reducirse, en algunos casos, más del 90%”.

Otras acciones

Otras áreas a las que la gerencia de Aguas de Alcázar concede especial importancia son las relacionadas con la implantación de Nuevas Tecnologías, tanto en la dotación de herramientas informáticas que mejoren la eficiencia en la gestión y el acceso a la información, como en aparatos técnicos que ayuden a la detección de fugas de agua y obstrucciones en el sistema de alcantarillado.

También destacan el área de calidad y medio ambiente, la formación continua de sus empleados y la concienciación ciudadana sobre el uso responsable del agua.

Ahorro

En cuanto al ahorro, Rojo señaló las “ventajas” de la entrada de un socio privado en la gestión del servicio que, a su vez, mantiene acuerdos corporativos con otras empresas proveedoras que han permitido un ahorro, en cuanto a compras, de 1.383.600 euros en el primer año de gestión.

Inversiones realizadas en el primer año

El gerente de Aguas de Alcázar enumeró también las inversiones realizadas en el primer año, incluidas dentro del plan para los 25 años de gestión.
Éstas operaciones han alcanzado, según informó a los medios, la cifra de 388.829,24 euros y, en gran parte, se han destinado a la renovación de la red de agua potable. También se han realizado inversiones en otras áreas como la de atención al cliente –con la ampliación de horarios de atención en oficina, atención teléfonica (Centro de Atención al Cliente) y oficina virtual (en la actualidad con 115 usuarios)- o en prevención de riesgos laborales con la implantación de un servicio mancomunado y la revisión exhaustiva de las instalaciones, detectando puntos de mejora en cuanto a la contaminación de gases o el almacenamiento de productos químicos sin legalizar, entre otros.

En definitiva,  Aguas de Alcázar ofrece un servicio integral para la gestión del agua a los ciudadanos, que incluye tanto aspectos técnicos medioambientales o de concienciación respecto del cuidado del agua.