El presidente de la Diputación abre las fiestas de Almadenejos

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, asistió el viernes por la tarde a la inauguración de las fiestas patronales que en honor a la Virgen del Rosario celebra Almadenejos.

Lanza
Ciudad Real

El presidente de la Diputación, José Manuel Caballero, asistió el viernes por la tarde a la inauguración de las fiestas patronales que en honor a la Virgen del Rosario celebra Almadenejos.
Acompañando al alcalde, Eulogio Escudero Zarcero, el presidente de la Diputación compartió el inicio de las fiestas locales, participando de los actos inaugurales en los que no faltó el corte de la cinta, que tuvo lugar junto al monumento al “juego de la bandera”. Después, al son de la banda de música de Almadén, la comitiva, que contó también con la presencia de los alcaldes de Chillón, Jerónimo Mansilla, Luciana, Dionisio Vicente, y Guadalmez, Ana Isabel Muñoz, así como los miembros de la Corporación Municipal, el cortejo de Reinas y Damas y numerosos vecinos, hizo el pasacalles.

Quedaron así abiertos los festejos que durante cinco días, hasta el próximo martes 6 de octubre, disfrutarán los vecinos y vecinas de esta localidad y cuantos se acerquen a ella a compartir las distintas actividades, entre las que cabe destacar la suelta de vaquillas, verbenas populares, el baile del vermut y juegos infantiles.

Caballero se mostró muy agradecido por la invitación cursada por el alcalde para asistir a la inauguración de estas fiestas y, aunque el motivo de su visita era participar en los actos lúdicos que acompañan a esta celebración, el presidente tuvo palabras de ánimo y de apoyo por un futuro mejor para el municipio que, con una población de 462 habitantes, cuenta con una tasa de desempleo del 38,03 por ciento, manifestando a los vecinos que siempre contarán con la ayuda y el respaldo de la institución que preside.

Almadenejos debe su origen al descubrimiento de un yacimiento conocido como la Mina de la Concepción Vieja a finales del siglo XVII, que generó la creación de unas chozas donde se resguardaban los trabajadores. Con la posterior regularización de las faenas mineras, el Estado construyó almacenes y oficinas, alrededor de las que se edificaron las casas sin ninguna planificación urbanística. Por estas fechas también se levantó el Hospital de Mineros, situado en la actual Plaza de la Constitución. Después se descubrieron las minas del Entredicho y de Valdeazogues, entre los años 1774 y 1775. Almadenejos perteneció a Almadén hasta 1836.

El municipio cuenta con una joya de arqueología industrial a nivel mundial, el Baritel de San Carlos, un curioso edifico que albergaba el malacate de caballerías para elevar el mineral a través del Poso de San Carlos de la Mina de la Concepción Nueva. Su construcción data de los últimos años del siglo XVIII y primeros del XIX y se conserva en bastante buen estado. Tiene forma poligonal en el exterior, de 16 lados iguales, y circular en el interior, con 17 metros de diámetro.