Afammer reclama un Estatuto Europeo para la Mujer Rural

Carmen Quintanilla y Gema Porrero

Carmen Quintanilla y Gema Porrero

La Asociación de Familiares y Mujeres del Medio Rural celebran este martes unas jornadas en Almagro con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural

La Asociación de Familiares y Mujeres del Medio Rural (Afammer) reclamará ante la Unión Europea la elaboración de un Estatuto Europeo para la Mujer Rural, que recoja las discriminaciones directas e indirectas que padece y establezca líneas de actuación para evitarlas.

La presidenta nacional de Afammer, Carmen Quintanilla, realizó este anuncio durante una rueda de prensa en la que enumeró algunas de las actividades que la asociación ha organizado con motivo del Día Internacional de la Mujer Rural, el próximo 15 de octubre.

La asociación ha preparado 25 actos en todo el país. Concretamente en Castilla-La Mancha los actos más relevantes serán en Fuensalida (Toledo) y Almagro. Mañana, en Almagro habrá unas jornadas con 300 mujeres en la que se hablará sobre los 35 años de Afammer y su labor de lucha y avance en favor de la mujer rural. En la clausura intervendrá el secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Mario Garcés.

Estas jornadas, organizadas con la colaboración de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava, abordará, entre otros temas, el potenciar el turismo cultural de la comarca como forma de incentivar el desarrollo rural.

En Fuensalida Afammer celebrará su II Jornada Europea en la que pondrá el valor el trabajo y desarrollo logrado en el medio rural y se abordarán las claves de futuro. Asistirán unas 500 mujeres, algunas procedentes de Polonia, Portugal y Austria, lo que permitirá visibilizar el trabajo realizado en toda Europa.

Reivindicaciones

Sobre reivindicaciones en el Día de la Mujer Rural, Quintanilla subrayó que también se reclamará que la negociación de la futura Política Agraria Común establezca la transversalidad de género.

También reivindica fomentar el emprendimiento de las mujeres en el medio rural, lo que significa apostar por el crecimiento y la creación de empleo femenino en las zonas rurales. En este sentido Afammer pide que se refuercen y amplíen las líneas de ayuda ya establecidas por los gobiernos de España y de las comunidades autónomas dirigidas a las mujeres emprendedoras en los entornos rurales.

Quintanilla añadió que conciliar la vida laboral, familiar y personal continúa siendo un sueño imposible de cumplir para muchas mujeres del medio rural y un obstáculo que puede poner freno a su espíritu emprendedor. La dificultad a la hora de conciliar y la ausencia de corresponsabilidad entre mujeres y hombres en los hogares del medio rural sacan al 30 por ciento de las mujeres del mercado laboral.

En este sentido la asociación considera que es preciso cambiar la mentalidad y desechar la idea de que las mujeres deben estar en las tareas del hogar y los hombres en actividades externas al hogar.

Apuesta Afammer también por incrementar el número de mujeres en posiciones de toma de decisión. Actualmente las mujeres sólo representan el 25,4% del  total de socios en las cooperativas y sólo el 3,5% en los consejos rectores. “Es necesario seguir avanzando en ampliar la presencia de las mujeres en los órganos de decisión”, afirmó Quintanilla.