Almagro conmemora la Fiesta Nacional y de la Hispanidad en el monumento dedicado a Diego de Almagro

Hispanidad
Reina definió la patria española como “integradora, generosa, abierta y tolerante”

Reina definió la patria española como “integradora, generosa, abierta y tolerante”

El Silo está iluminado con los colores de la bandera española

Almagro volvió a conmemorar el Día de la Fiesta Nacional y de la Hispanidad en los jardines de la Plaza Mayor, donde se encuentra la estatua dedicada al Adelantado de Chile, Diego de Almagro, en la que el primer teniente de alcalde, Jesús Santacruz y la concejal de Obras, Marián Ureña, depositaron una corona de laurel.

“Españoles, la patria está en peligro: acudid a salvarla”, con esta frase atribuida, parece ser falsamente a Andrés Torrejón, alcalde de Móstoles, comenzó Daniel Reina, alcalde de Almagro, su intervención en el acto oficial. Unas palabras que sirvieron de punto de partida para reflexionar sobre España en estos momentos actuales en la que la unidad del país se pone en duda por una parte de la sociedad catalana.

Reina definió la patria española como “integradora, generosa, abierta y tolerante” e indicó que con ella los almagreños se sienten identificados. “Nuestra identidad almagreña se incluye y ajusta muy cómodamente en la más amplia y acogedora identidad española”.

Se depositó una corona de laurel ante la estatua de Diego de Almagro

Se depositó una corona de laurel ante la estatua de Diego de Almagro

Habló del amor a la patria, que se “afirma y engrandece con el pequeño y productivo heroísmo diario de cumplir cada uno con nuestro deber de ciudadanos responsables”. Claro está-continuó- que la responsabilidad no es la misma para todos. “El presidente del Gobierno de la nación, de acuerdo con la Constitución y las leyes, tiene la responsabilidad máxima, y todos confiamos en que sepa ejercerla y explicarla con la claridad, la firmeza, el tacto, el patriotismo y el sentido de la oportunidad que tenemos derecho a exigirle en aras del bien común de los españoles y del prestigio de España. Los demás, a lo nuestro: a nuestra oficina, a nuestro taller, a nuestra fábrica, a nuestra familia, a nuestro pueblo… y a nuestra conducta serena, reflexiva, moderada y cívica; o sea, a nuestro sencillo, discreto y heroico patriotismo cotidiano”.

La Constitución como marco de actuación

El regidor almagreño, siguiendo con parte de la frase con la que comenzó su discurso, matizó que la patria no está en peligro, pero sí el estado: “Por razones que no es necesario exponer, por los intereses espurios de algunos, por la incuria de otros, por la ineptitud o la soberbia de bastantes, por las descabelladas fantasías de no pocos, este gran edificio que es la Constitución de 1978 y las instituciones que dentro de ella se cobijan padecen ahora tribulaciones y sobresaltos que nos irritan, nos avergüenzan y nos entristecen. Afortunadamente, la misma Constitución establece los cauces para su propia supervivencia y adaptación a las exigencias del momento. Estoy seguro de que nuestros dirigentes políticos, cada uno dentro de su responsabilidad, sabrán estar a la altura de lo que estos tiempos recios les piden”.

También dijo que los españoles “estaremos a la altura, pensemos como pensemos, estaremos a la altura de los tiempos; seremos capaces de convivir en paz; de expresarnos con libertad; de llegar a acuerdos básicos perdurables; de contribuir a un futuro mejor; y engrandecer una patria en la que todos quepamos, sin exclusiones ni privilegios: dignos, iguales, solidarios, libres”.

Con el grito ¡Viva la Constitución! y ¡Viva España!, finalizó el acto al que asistieron representantes de la Corporación Municipal, del Partido Popular, del Partido Socialista y vecinos de Almagro. La banda de Música de la ciudad interpretó, como colofón al acto, los himnos de Chile, España y Almagro.

Los colores de la bandera española iluminan el silo

Los colores de la bandera española iluminan el silo

El Silo iluminado con la bandera de España

Desde la noche del miércoles y hasta el domingo, el silo de Almagro estará iluminado con la bandera de España. El Ayuntamiento ha tomado la decisión de iluminar este edificio recién transformado en espacio multidisciplinar en fechas y efemérides y días internacionales con los colores que correspondan en cada caso. Con motivo del Día de la Fiesta Nacional, la cristalera de una de sus caras se ha convertido en una gran bandera de España, con los colores rojo y amarillo, al igual que el resto de paredes iluminadas con los dos colores de la bandera española.