La Junta firma diecinueve nuevos convenios de ayuda a domicilio

Olmedo subraya el esfuerzo “por mantener estas políticas sociales”

La delegada provincial de la Junta, Carmen Olmedo, ha firmado 19 nuevos convenios con otras tantas localidades de las comarcas del Campo de Calatrava y Valle de Alcudia para el mantenimiento de la ayuda a domicilio. Unos acuerdos por importe de 864.228,75 eurosque atenderán a una población de 26.774 habitantes “dentro del compromisodel Gobierno de García-Page por mantener en el medio rural este tipo de políticas sociales”, destacó Olmedo.

Se trata de municipios baja densidad de población para las cuales “la ayuda a domicilio es un servicio primordial que permite que nuestros mayores estén atendidos. En este sentido, Olmedo ha destacado la apuesta clara del Gobierno regional “para que tengan cubiertas todas las necesidades y no desubicar a nuestros mayores y dependientes de sus municipios y de sus familias, a diferencia de lo que ocurría en los años 80 y 90, en los que se tendía a la asistencia en residencias especializadas”.

Es un servicio que además de procurar una atención más integral, fomentar la participación y mejorar la calidad de vida de las personas mayores que viven en estos entornos, “contribuyen de una forma notoria a dinamizar y crear empleo”, sobre todo de mujeres en el medio rural.
De ahí que la prestación de servicios básicos, como el de ayuda a domicilio para una población envejecida, sea una prioridad del Gobierno de Emiliano García Page, para que los ciudadanos, en este caso las personas mayores, tengan la posibilidad de elegir quedarse en sus pueblos.
Por su parte, la directora provincial de Bienestar Social, Prado Zúñiga, ha recordado que el programa de Ayuda a Domicilio llegará a 96 municipios de la provincia con una inversión de más de 8,5 millones de euros, lo que permitirá atender a 3.363 usuarios y la contratación de 1.298 auxiliares para prestar 886.456 horas de trabajo a las personas beneficiarias.
Por último, el alcalde de Alcolea de Calatrava, Ángel Caballero, puso en valor el servicio de ayuda a domicilio que “equipara en prestaciones a las zonas rurales con los municipios urbanos”, cumpliendo el reto de “fijar población en los territorios”.
La firma de convenios del Servicio de Ayuda a Domicilio para este año presenta como novedades el adelanto en cinco meses en su firma para dar un respiro a los ayuntamientos colaboradores, así como el incremento de su cuantía en un 14 por ciento, incorporando una nueva forma de pago en la que el gobierno adelanta un 40% en un primer pago sin necesidad de justificación previa lo que supone “una inyección de liquidez haciendo frente al pago de las nóminas y servicios de Ayuda a Domicilio”.
El envejecimiento de la población, además de ser uno de los grandes logros sociales de estos dos últimos siglos, se ha convertido en un reto para las sociedades desarrolladas. Esto hace que las planificaciones de servicios públicos, y entre ellas las que tienen que ver con la provisión de recursos sociales, deban realizarse teniendo en cuenta esta nueva realidad demográfica.
El Servicio de Ayuda a Domicilio es un servicio de proximidad al ámbito rural donde envejecen las personas, y la finalidad de éstos ha de ser que las personas mayores puedan permanecer dignamente en sus hogares a medida que envejecen, con o sin miembros de su familia, y de acuerdo con sus preferencias y deseos.
19 localidades del Campo de Calatrava y Valle de Alcudia
Las localidades que han plasmado la firma del convenio han sidoBrazatortas, Cabezarrubias del Puerto, Hinojosas de Calatrava, Cabezarados, Almodóvar del Campo, Valenzuela de Calatrava, Aldea del Rey, Granátula de Calatrava, Alcolea de Calatrava, Caracuel de Calatrava, Cañada de Calatrava, Corral de Calatrava, Picón, Poblete, Los Pozuelos de Calatrava, Villamayor de Calatrava, Fernán Caballero, Pozuelo y Torralba.