Aplazan el juicio por intento de homicio al no comparecer la víctima

J. Y. / Ciudad Real El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia provincial que iba a juzgar a un ciudadano de origen marroquí por un intento de homicidio a otro compatriota, suspendió este jueves la vista ante la incomparencia de la víctima, que estaba citada para declarar como testigo. Así lo explicó a los medios el fiscal jefe de la Audiencia, Jesús Caballero Klink, quien señaló que dicho acuerdo se tomó tras una primera valoración de la sala sobre la importancia que tienen en el proceso las declaraciones de Rachid CH., por tratarse del principal testigo del caso y por ser la persona que sufrió el apuñalamiento por parte del encausado, Salah CH.. De esta manera, aunque podría encontrarse incluso fuera de España, la Audiencia ordenará la correspondiente orden de búsqueda de la víctima, tras ser requerido en el domicilio que facilitó a las autoridades policiales y judiciales cuando ocurrieron los hechos. De todas maneras, si la búsqueda es infructuosa la declaración que realizó en las actuaciones judiciales se elevará como prueba testifical cuando se celebre el juicio. Los hechos por los que el procesado, que lleva en prisión provisional desde el 15 de enero de 2009, se enfrenta a nueve años y medio de prisión ocurrieron en el domicilio que los dos hombres marroquíes compartían en la localidad de Fuente el Fresno. En concreto, el Ministerio Fiscal solicita para Salah CH. ocho años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa, y otro año y medio por un delito de hurto, ya que robó a su compañero de piso los 1.000 euros que llevaba en el pantalón mientras dormía. Según el escrito de acusacion del fiscal en la madrugada del 8 de enero de 2008, el acusado entró en la habitación donde dormía Rachid CH. y, armado con una navaja de catorce centímetros de hoja, se abalanzó sobre él y le asestó varias puñaladas en la cara, la cabeza y el torso. Este ataque provocó a la víctima graves lesiones como un neumotórax, aunque sobrevivió al apuñalamiento. Asimismo, el acusado le robó los 1.000 euros que guardaba en uno de los bolsillos de la parte trasera del pantalón que vestía en el momento del ataque. Por ello, además de la pena de cárcel, el fiscal solicita también una indemnización de 4.050 euros, además de otros 6.000 euros por las secuelas que le provocó la agresión, cuyas heridas tardó en curar un total de 37 días. El juicio volverá a ser convocado en los próximos días tras la suspensión de la citación de ayer. o