“Si el aeropuerto funciona Ballesteros no morirá y poco a poco iría incrementando población”

Juan Carlos Chinchilla Ballesteros de Calatrava
Juan Carlos Moraleda, alcalde de Ballesteros de Calatrava

Juan Carlos Moraleda, alcalde de Ballesteros de Calatrava

Entrevista a Juan Carlos Moraleda Herrera, alcalde de Ballesteros de Calatrava

Entrevista a Juan Carlos Moraleda Herrera, alcalde de Ballesteros de Calatrava

 

P.- Es alcalde de Ballesteros de Calatrava desde 2007, ¿qué tal la experiencia?

R.- Tomé posesión en 2007 y la verdad es que fue el único año que disfruté de la época de bonanza, ya que en 2008 comenzaron los problemas con la crisis.

En esta situación, al llegar nos encontramos una deuda muy grande en el Ayuntamiento, de unos 746.000 euros más o menos. Entonces el presupuesto de Ballesteros era de poco más de medio millón de euros. La deuda era mucho mayor que nuestro presupuesto y empezamos a tratar de reducir gastos y recortando para a la vez ir pagando. La verdad es que a día de hoy, después de diez años, la deuda está en 86.000 euros.

P.- ¿Cómo soportó el Ayuntamiento esta situación?

R.- Cuando llegué me esperaba una deuda razonable, nunca tan elevada, porque en aquellos tiempos de bonanza, el dinero fluía y había subvenciones para todo. El problema entonces fue que, además de encontrar la deuda, a partir de 2008 ya empezaron a recortarnos subvenciones. Nos encontramos en una situación muy delicada, a la que se sumó que la Junta dejó de pagarnos, lo que nos hizo un daño tremendo. Nos dio la puntilla. Tuvimos que tomar un préstamo que terminaremos de pagar el año que viene y que no hubiera sido necesario si la Junta nos hubiera pagado en su día.

P.- ¿Cuál es la situación económica actual del municipio?

R.- Ahora la situación está controlada porque nos estamos adaptando a lo que tenemos. Hay también una parte negativa que hemos padecido, aunque al final supongo que va ser muy buena: el aeropuerto. El 20 por ciento del presupuesto del Ayuntamiento corresponde al pago del IBI de los terrenos del aeropuerto y llevamos sin recibirlo desde el año 2008.

Tenemos la esperanza de poder cobrarlo, lo que nos dará mucho porvenir. Ahora mismo la deuda que mantiene el aeropuerto con Ballesteros es de 1,8 millones de euros aproximadamente. 600.000 del IBI y 1,3 millones de canon. Esperamos que el aeropuerto se venda cuanto antes y recibamos nuestra parte lo antes posible.

P.- ¿Como ve la actual operación de compra del aeropuerto?

R.- Estoy confiando. Tengo contacto con los compradores y creo que va a tener un desarrollo importante. Para mí los trámites burocráticos son lo que más están entorpeciendo el desarrollo del aeropuerto. El que haya que esperar un año para que las licencias se activen, después de haber estado funcionando el aeropuerto hace unos años, no lo veo lógico. Opino que habría que hacer una revisión, comprobar que todo esta bien, y ya está

Pienso que no se puede demorar tanto la puesta en marcha y habría que priorizar este tipo de actuaciones para ayudar al porvenir de esta zona. Para nosotros el aeropuerto es la salvación.

P.- ¿Qué supondría para Ballesteros el inicio del funcionamiento del aeropuerto?

R.- Cuando el aeropuerto funcionó, sobre todo durante la obra, Ballesteros tenía vida, se veía un porvenir importante. Se hicieron viviendas, se vendieron. Había trabajo, hubo movimiento en bares… Fueron una serie de circunstancias que le dieron vida al pueblo.

Ahora me gustaría que con el aeropuerto todo fuese la leche, pero sé que no va a ser así. Habrá gente que irá a trabajar, pero la cosa irá despacio.

Para mí lo fundamental es que si el aeropuerto funciona, Ballesteros no morirá y poco a poco iría incrementando población. La situación que tenemos es buena. Tenemos bastante zona de construcción para que la gente pueda vivir aquí. Estoy convencido de que va a funcionar y nos va a dar vida.

P.- Mientras tanto, durante estos años han realizado muchas cosas en el pueblo…

R.- Hemos ido haciendo todo lo que estaba en nuestro poder. Por ejemplo hicimos el Lavadero. Acondicionamos aquel espacio que estaba hecho una pena y ha quedado de maravilla. También hicimos el consultorio médico y adquirimos terrenos para la ampliación del cementerio, que también lo hemos acondicionado.

Dentro de las posibilidades que tenemos, también estamos arreglando los accesos hasta el cementerio.

Lo último es que hemos adquirido un solar para un parque en la entrada del pueblo. Vamos a recibir una subvención de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava para poder ejecutarlo, a la que nos gustaría unir un taller de empleo que hemos pedido a la Junta para este fin.

P.- ¿En qué consistirán las obras del parque?

R.- El principio de la parcela la vamos a retranquear para que la rotonda de acceso al pueblo sea más grande, tenga más espacio y más visibilidad. En la parte de atrás de la parcela, posiblemente el parque se quedará de tierra, para que los chicos jueguen y tal… De momento no hay más posibilidades económicas para hacer otra cosa ahí.

P.- ¿Qué otras iniciativas tienen?

Además del taller de empleo y de acondicionar el paseo del cementario, también queremos que en la parte de la calle Feria, hasta Villar del Pozo, toda esa zona hasta por lo menos el Lavadero, tenga una continuidad estilo vía verde.

Aquí me gustaría agradecer la ayuda de la Diputación, ya que hemos podido subsistir en los últimos años gracias a ella. Nos gustaría con un plan de empleo suyo convertir el vivero de empresas, que está vacío, en una vivienda tutelada. Hay personas mayores que no pueden o no deben estar solas y se quieren quedar en el pueblo. Ese es el objetivo de esta vivienda tutelada con la que además de crear empleos, tienes a tu gente en su pueblo.

R.- En cuanto a carreteras, supongo que ahora satisfecho con el arreglo de la que va al cruce de Aldea.

R.- En marzo inauguramos la carretera, la han dejado de maravilla y la comunicación ahora es perfecta. Se ha tardado, pero lo hemos conseguido. Hemos peleado mucho y la Diputación ha colaborado muchísimo.

P.- Si llegara todo ese dinero que debe el aeropuerto, ¿qué gran proyecto le gustaría impulsar?

R.- Uno sería en la plaza del Ayuntamiento, darle un cambio y hacerla un poco más accesible. Además evitar ese problema que podemos tener en la parte derecha en la que hay altura.

En lo que sí me quiero centrar, si cobráramos, es que la gente de Ballesteros tenga trabajo. La idea sería montar algo que dé producción al municipio y pueda crear empleo.

En su momento tuve la idea de haber hecho algo como un vivero de plantas, para abastecernos nosotros y a quien hiciera falta y crear cuatro-cinco empleos. Estaría ubicado en una zona que hemos recuperado, Las Aguas, en la parte de atrás del Lavadero. Ahora no es realizable a corto plazo, salvo que nos toque la lotería del aeropuerto.

También nos gustaría intentar hacer unas viviendas en un espacio que tenemos detrás del vivero de empresas. Tendría capacidad para 32 viviendas. A ver qué fórmula podemos seguir para conseguirlo. La intención es tratar de traer gente al pueblo.

P.- Por último, a modo de reflexión, ¿qué desea para el futuro de Ballesteros de Calatrava?

R.- Quiero que venga gente a vivir aquí. Y espero que el aeropuerto funcione cuanto antes, porque creo que va a traer vida al pueblo. Hay unas negociaciones con el aeropuerto y el polígono industrial que está aprobado por el Plan de Ordenación, pero no está urbanizado. A ver si se puede conectar y que se creen empresas y la gente se pueda quedar.

Hay otra cosa, pero de momento no he buscado la formula. Tenemos un espacio detrás del vivero de empresas, con capacidad para 32 viviendas. A ver de qué forma, buscar la posibilidad de hacer viviendas de protección. Más que nada para traer gente.