Gabi Martínez presenta en Ciudad Real ‘Las Defensas’, una novela sobre cómo el estrés de la ciudad vuelve a sus habitantes locos

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Gabi Martínez con su libro / J.Jurado

Gabi Martínez con su libro / J.Jurado

Gabi Martínez ha presentado su libro en el que narra la historia de un neurólogo que se volvió loco a causa del estrés de las grandes ciudades.

El escritor catalán Gabi Martínez ha presentado este lunes en la librería Serendipia de Ciudad Real su último libro ‘Las Defensas’, una novela que hace un retrato social de la España actual desde la Transición y narra la historia real de un neurólogo que se vuelve loco.

Martínez ha explicado que se encontró con esta historia una mañana de Sant Jordi en Barcelona hace unos años, cuando un hombre se le acercó cuando había acabado de firmar ejemplares de su último libro y le dijo que tenía una historia que contar. Éste le contó que era neurólogo y que había sufrido una enfermedad que lo había conducido a la locura total.

Gabi Martínez en la presentación de su libro en Serendipia / J.Jurado

Gabi Martínez en la presentación de su libro en Serendipia / J.Jurado

El neurólogo acaba ingresado en un psiquiátrico e intuye que su enfermedad es autoinmune. Finalmente descubre que el estrés es el detonante de esta enfermedad, causada por el estrés y la presión propia de una ciudad del primer mundo, la cual te hace perder la cabeza. “La novela habla de cómo un hombre de una familia acomodada convierte su vida en un infierno”, ha comentado el autor.

“En un mundo donde nos han educado para pensar que el esfuerzo tiene su recompensa, que la familia es tu entorno amigo y que las autoridades son justas, descubres que las compensaciones no son las que esperabas, que la familia tiene grietas y que las autoridades a menudo son de todo menos justas”, ha indicado Martínez.

Esa sociedad es “un sistema inmunitario donde las defensas se vuelven contra ti, al igual que ocurre con esa enfermedad, provocada por tus propias defensas”, según el autor.

En el libro, el autor pone de manifiesto “las armas” existentes para combatir la presión a la que son sometidas las personas del primer mundo, sus niveles de estrés e insatisfacción.