Jóvenes de las hermandades elaboran una alfombra de sal para el cincuentenario de la Virgen del Prado

Belén Rodríguez Ciudad Real
Los jóvenes han empezado esta tarde a elaborar la alfombra de sal / Clara Manzano

Los jóvenes han empezado esta tarde a elaborar la alfombra de sal / Clara Manzano

Decenas de personas ultiman los preparativos para el acontecimiento religioso del año que tendrá la misma pirotecnia, decoración y seguridad que el 15 agosto. El recorrido de la procesión de este sábado incluye Jardines del Prado y plazas Mayor y Pilar. En los tramos peatonales se probará un producto antiadherente de cera para incluirlo en futuras procesiones

El día “d” ha llegado. Cientos de personas ultiman los preparativos para el acontecimiento religioso del año en Ciudad Real: la procesión extraordinaria de la Virgen del Prado de este sábado (catedral, 20.00 horas), al que hoy se han sumado jóvenes de las hermandades de Semana Santa y Glorias con la elaboración de una alfombra de sal coloreada en la plaza Mayor. La sal, seiscientos kilos del excedente municipal de invierno, la cede el Ayuntamiento.

“Somos dieciséis los grupos jóvenes de las hermandades de Penitencia y Glorias y llevamos desde diciembre pensando qué podíamos aportar al cincuentenario”, explica Antonio Tercero Cerro, el organizador de las  ‘patrullas’ de decoradores.

Cincuenta años de la coronación de la Virgen

Se cumplen cincuenta años de la coronación de la patrona de Ciudad Real y Ayuntamiento, Hermandad de la Virgen y colectivos religiosos se vuelcan en los preparativos. Como en el 15 agosto, el día grande de la Virgen del Prado, habrá espectáculo pirotécnico al regreso a la catedral, la ornamentación será incluso más llamativa que en agosto, y se han establecido las mismas medidas de seguridad, en las que la Policía Local tiene una participación destacada, mientras que Protección Civil mantiene su retén habitual de fin de semana.

Es inusual que la “reina de los mártires” -uno de los títulos de la Virgen del Prado- salga en procesión fuera del mes de agosto, y se espera que participen miles de feligreses. En consecuencia el operativo debe funcionar como un reloj.

Preparativos de aparcamiento y ornamentación, esta mañana en una de las calles del centro / Clara Manzano

Preparativos de aparcamiento y ornamentación, esta mañana en una de las calles del centro / Clara Manzano

Este viernes se han colocado los discos con la prohibición de aparcar durante el horario del festejo, en las calles afectadas, aunque la recomendación del concejal de Seguridad David Serrano es evitar circular mañana por el centro a partir de las ocho de la tarde (tras la procesión se celebra una carrera nocturna a beneficio de Aspacecire).
Conviene tener claro el recorrido: catedral (Jardines del Prado), Azucena, Estación Via Crucis,  Toledo, Pasaje de la Merced, Caballeros, Mercado Viejo, plaza Mayor, General Aguilera, plaza del Pilar, Alarcos, Postas, Paseo del Prado y de vuelta a la catedral.

No habrá sillas

No habrá sillas, al menos que tenga constancia el Ayuntamiento ninguna empresa ha optado a ofrecer este servicio, por lo que las personas con movilidad reducida deben elegir en qué tramos y circunstancias participan en la procesión.

 

Mazantini cantará para la Virgen

Mazantini cantará en el Paseo del Prado / Lanza

Mazantini cantará en el Paseo del Prado / Lanza

El grupo de coros y danzas Mazantini promete uno de los momentos más vibrantes: su coro cantará a la patrona en el Paseo del Prado (a la altura del antiguo casino) en el recorrido de vuelta.

Protector antiadherente de cera

El Ayuntamiento, que aporta decoración adicional a la celebración, ha elegido esta procesión para probar con nuevo producto antiadherente de cera, que ya se utiliza en ciudades como Málaga y Córdoba. “Las pruebas las vamos a hacer en las calles peatonales”, explica la concejal de Festejos Manuela Nieto.

El producto se mezcla con agua y se distribuye horas antes del recorrido. “Es muy poroso por lo que su efecto es mayor en lugares con baldosa, en los que los vamos a aplicar”, explica José Luis Sánchez, del servicio municipal de Medio Ambiente y Limpieza.

Este departamento municipal  tiene su particular guerra con la cera. “Lo primero es la seguridad, allí donde se impregna es peligrosa, y retirarla una vez que ha caído es una tarea ardua, tardamos semanas enteras en quitar la cera, y los equipos deben dedicar mucho esfuerzo. Si este producto va bien lo emplearíamos sobre todo en las procesiones de agosto, cuando más se derrite”.

36 grados de máxima, como en agosto

El tiempo parece que también se ha aliado con la conmemoración. Este sábado se esperan temperaturas propias de agosto, con máximas que rondarán los 36 grados  y mínimas de 18 en la capital, según la previsión de la Aemet. Habrá “nubosidad de evolución” por la tarde.