Las tormentas enfrían el ambiente y dejan lluvias poco importantes

Belén Rodríguez Ciudad Real
En Ciudad Real capital se han recogido 2,4 litros hasta las 13.30 / Elena Rosa

En Ciudad Real capital se han recogido 2,4 litros hasta las 13.30 / Elena Rosa

El frente tormentoso se retira de la provincia sin provocar problemas. La precipitación más importante se ha recogido en Abenójar (14 litros/m2). Nivel de riesgo amarillo en Anchuras y los Montes Norte para este viernes

El frente atípico frente de lluvias y tormentas de esta primera semana de julio se retira de la provincia sin dejar problemas ni precipitaciones importantes.

Pese al aviso por “riesgo importante” en la mayor parte de la provincia, al final no se han producido tormentas fuertes y las lluvias más copiosas de este jueves se han recogido en Abenójar, municipio de la comarca de Puertollano.

En Ciudad Real capital y según datos de las estaciones automáticas de la Aemet se han recogido casi 4 litros. Lo que sí ha hecho el frente es enfriar el ambiente, de hecho en Ciudad Real capital ni siquiera se han superado los 29 grados de temperatura máxima.

Para mañana viernes el riesgo de precipitaciones fuertes cesa y se limita al norte de la provincia (Anchuras y Montes de Toledo). En esa zona se esperan lluvias fuertes (15 litros en una hora) entre las 00.00 y las 15.00.

En general este viernes predominará el cielo nuboso, con apertura de grandes claros por la tarde. La previsión también habla de chubascos y tormentas que podrían ser localmente fuertes, aunque menos frecuentes e intensas hacia el sur.Temperaturas sin cambios en el oeste y en descenso en el este.

La culpa  la tiene una DANA

El empeoramiento del tiempo (o alivio según se mire) de esta primera semana de julio, algo poco habitual en esta época, se debe a una DANA, esto es: una depresión aislada en niveles altos de la atmósfera.

Las borrascas por lo general se forman al nivel del mar y, poco a poco, se van desarrollando en niveles más altos, pero el proceso en las DANA no es el mismo.

Según explica en un comunicado el portal meteorológico Eltiempo.es., estas borrascas especiales se forman a más altura (entre 5 o 9.000 metros) y se van desplazando hacia abajo hasta alcanzar, aunque no siempre, el nivel del mar.

“Lo que ocurre es un proceso mucho más profundo de lo que pensamos. En alturas de unos 9.000m o 300hPa (hectoPascales) existen fuertes corrientes de aire que rodean la Tierra, son conocidas como corrientes en chorro. En ocasiones, en estas corrientes quedan aisladas bolsas de aire frío, quedando al margen de la circulación general. Es entonces cuando se forma una DANA”.

El fenómeno suele dar llugar a episodios de lluvias torrenciales y fuerte inestabilidad, que según este portal especializado es el responsable de complicar el tiempo y también de generar mucha incertidumbre en la previsión.