Las asociaciones de bibliotecarios reclaman más ayudas

N. V. / Lanza Ciudad Real
Biblioteca de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real / Clara Manzano

Biblioteca de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de Ciudad Real / Clara Manzano

Las Asociaciones de Bibliotecarios de Castilla-La Mancha reclaman ayudas para animación a la lectura y para equipamiento, una vez recuperadas de forma "tímida" las dirigidas a la adquisición de libros y material multimedia. Algunas de las partidas desaparecieron en 2011

Las Asociaciones de Bibliotecarios de Castilla-La Mancha reclaman al Gobierno regional la convocatoria de ayudas para actividades de animación a la lectura y para equipamiento que anunció Emiliano García-Page en el Debate del Estado de la Región.

En un comunicado, los colectivos del sector (ABIBA, ABITO, ANABAD, BAC Y BICRA) piden al Gobierno autonómico que haga “efectivas” todas las ayudas anunciadas, y no sólo la dirigida a la adquisición de libros y material multimedia, y la de contratos de bibliotecarios, que contempla el presupuesto regional.

El presidente de Castilla-La Mancha, según recuerdan las asociaciones, se comprometió a destinar este año 600.000 euros para la adquisición de libros y material multimedia, 400.000 euros para actividades de animación a la lectura y 300.000 euros para la renovación de equipamiento.

Para las asociaciones este anuncio supuso una puerta abierta de esperanza para recuperar las ayudas que “durante tanto tiempo disfrutaron las bibliotecas”, algunas desaparecidas desde 2011.

El Gobierno regional ya recuperó en 2016 y 2017 las ayudas para contratos de bibliotecarios, con un aporte “tímido” de 600.000 euros, pero, por ejemplo, las ayudas de animación a la lectura llevan ocho años sin convocatoria.

En este sentido, las asociaciones también han destacado “la buena voluntad de algunos ayuntamientos” para mantener las bibliotecas “abiertas y sin rebajar las condiciones laborales de sus bibliotecarios”. Eso sí, ha llamado la atención de los que, con ayudas o sin ellas, todavía tienen las bibliotecas cerradas.

Defienden un Pacto por la Biblioteca Pública

Asimismo, la asociación reclama a todas las fuerzas políticas de la región a que promuevan un Pacto Regional por la Biblioteca Pública, con el fin de que las asociaciones no tengan que reclamar sus derechos cada año. “Creemos que será muy fácil ponerse de acuerdo en el mantenimiento de un servicio público tan esencial, tan demandado y usado por todos los ciudadanos”, añaden.

Además, instan al Gobierno regional a abordar con valentía la Ley de Bibliotecas de 2011 y que configuren convenios con distintas instituciones, entre ellas las diputaciones provinciales, para acordar la financiación de la bibliotecas públicas.