Lebasy Cala: moda en tonos de La Mancha bajo la estela de Manuel Piña

Noemí Velasco Manzanares
Polo Sánchez e Isabel Romero dirigen la empresa de moda y complementos Lebasy Cala de Manzanares / N. V.

Polo Sánchez e Isabel Romero dirigen la empresa de moda y complementos Lebasy Cala de Manzanares / N. V.

Polo Sánchez e Isabel Romero presentan una línea de moda original y atrevida, que destaca por la fusión de texturas y colores, y que recuerda al reconocido diseñador de Manzanares

Herederas de la estela del modisto Manuel Piña en esta tierra manchega de tonos amarillos, ocres, azules y verdes, llamativos y antagónicos, evocan los años dorados del modisto manzanareño que convirtió lo imposible en realidad en la época de la democratización del prêt à porter en España con una moda en movimiento, versátil, rompedora y que apuesta por el tejido fabricado en España.

Las manzanareñas Isabel Romero, artesana sombrerera de Castilla-La Mancha, diseñadora de moda y asesora de imagen, y Polo Sánchez, experta en corte, confección y patronaje, son el alma máter de Lebasy Cala, una nueva marca de diseño de moda y complementos decidida a romper la rueda que ha truncado la pequeña industria textil con una moda personalizada, a pequeña escala y sedienta de innovación.

La cuna de uno de los impulsores de la Pasarela Cibeles de Madrid tenía que arropar a algún nuevo diseñador que utilizara la moda como plataforma de creación artística, ahora en una realidad radicalmente diferente. Si la moda de Manuel Piña salió del negro de posguerra para entrar en el color y en la transgresión de la ‘Movida madrileña’ mientras que llegaba a las clases populares, la de Lebasy Cala destruye la noción de interminables cadenas de distribución, de camisetas, pantalones iguales, y producidos a miles de kilómetros de distancia. Manzanares vuelve a hacer moda, no copias, ni réplicas, sino diseños propios, originales, de tendencia e inspirados en las raíces.

Con agujas, máquinas de coser, hilos y retales entre las manos desde su juventud, Polo Sánchez e Isabel Romero consiguieron el pasado mes de diciembre disipar juntas en sus mentes el miedo al precipicio, a arriesgar y fracasar, y en tan sólo unas semanas, en febrero, constituyeron su empresa. Isabel Romero destaca que Lebasy Cala es “una empresa especializada en el diseño de moda, complementos y tocados, que incluye desde el estudio de tendencia a través de figurines, hasta el patronaje y la confección”. Ropa infantil, trajes tipo cóctel, vestidos de noche, trajes de novia y en breve hasta vestidos de comunión: a Lebasy Cala nada se le resiste.

El amplio abanico de tendencias favorece posibilidades ilimitadas

Isabel Romero es artesana sombrerera de Castilla-La Mancha y titulada en diseño de moda/ N. V.

Isabel Romero es artesana sombrerera de Castilla-La Mancha y titulada en diseño de moda/ N. V.

Bajo el eslogan ‘Somos diferentes’, Lebasy Cala presentó su primera colección en marzo de 2017 con treinta y dos diseños de color, brillo, estampados, plumas y brocados. Isabel Romero prefiere el tul y el tafetán, y Polo Sánchez los brocados, aunque utilizan con desenvoltura los rasos o la seda. Loneta, vaqueros, neopreno, punto y crepé, tan variados y sugerentes, aparecen en el taller de la calle Juan Ramón Jiménez.

Las dos diseñadoras reconocen que les gusta mucho jugar con las texturas y los colores, y a pesar de seguir las tendencias de cada temporada, admiten que “el abanico tan amplio que existe en la actualidad” favorece que sus posibilidades creativas sean ilimitadas.

El horizonte manchego de colores amarillos, ocres y tostados en verano, cielos azulones, árboles en verde oscuro que motean la llanura y morados en los viñedos, es su punto de encuentro y también fuente de inspiración. Polo Sánchez explica que la gama de colores del momento marca la compra de material, “siempre producida en España, con la máxima calidad garantizada, a precios muy competitivos y sin tintes agresivos para la piel”, aunque los colores de esta tierra guían siempre sus creaciones.

Isabel Romero es alegría y optimismo, como el amarillo, su color preferido, el mismo que incluyeron en el diseño dispuesto en el Café Loa en el Concurso de Escaparatismo de las Jornadas Alma del Vino de Manzanares, combinado con rojo, y que tanto recordó a Manuel Piña, símbolo de fusión de tradición con modernidad, “pues es inevitable identificarse con él”. Los violetas y azules de Lebasy Cala hablan de Polo Sánchez, que tampoco olvida el rojo y el blanco propio de las fachadas encaladas.

Diseños exclusivos, versátiles y cómodos

Tocado de Lebasy Cala

Tocado de Lebasy Cala

Modelos originales y exclusivos dominan en el hacer de Lebasy Cala, que además de su línea de creación propia, confecciona piezas singulares a partir de las ideas del cliente. El movimiento y la versatilidad son evidentes entre sus prendas, que con un tacón y un tocado pueden servir “para cualquier evento, boda o comunión”, pero que con calzado plano dan el pego para “tomar unos vinos cualquier noche”. Así, lejos de caer en blancos y crudos, líneas clásicas y adornos barrocos, el vestido de novia que presentaron hace unos meses era en gris metalizado, brillante, con formas geométricas, formado por top y falda.

La comodidad en la moda de Isabel Romero y Polo Sánchez tampoco queda lejos del riesgo y el atrevimiento propio de esta firma que ama “los volúmenes, los diseños imposibles de llevar, las texturas, los volantes, los colores fuertes” del creador de ‘La metamorfosis’. Polo Sánchez explica que “una prenda nunca debe marcar los movimientos de la persona que la lleva”.

Todo en marcha para la nueva temporada

Polo Sánchez enseña algunos diseños en el taller de la calle Juan Ramón Jiménez de Manzanares / N. V.

Polo Sánchez enseña algunos diseños en el taller de la calle Juan Ramón Jiménez de Manzanares / N. V.

Después de lograr un gran éxito con los trabajos presentados durante la primavera, porque “el neopreno, los brocados, los cuerpos con hombro al aire y las faldas han gustado mucho” , tanto que les ha obligado a tener que retrasar la creación de los nuevos diseños, Lebasy Cala adelanta que “ya está todo preparado y en marcha para la nueva temporada”, una pequeña colección de otoño-invierno con la que aseguran tocar “uno de los materiales más rompedores” en boga y que será limitada.

La gran revelación de estas dos modistas que nombran a Matilde Cano y al “moises” de la alta costura española Elio Berhanyer como grandes referentes, llegará en los primeros meses de 2018, cuando Lebasy Cala dará un paso firme hacia la consolidación de la marca con la mirada puesta en las pasarelas de Sevilla, Madrid o Barcelona, pues “lo imposible no existe” y Polo Sánchez e Isabel Romero tienen ya un encargo para la alfombra roja en el estreno de una película española.