La PAH de Ciudad Real paralizó cerca de 200 procesos de desahucio en 2017

Noemí Velasco Ciudad Real
La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ciudad Real durante la paralización de un desahucio en Manzanares / N. V. (archivo)

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ciudad Real durante la paralización de un desahucio en Manzanares / N. V. (archivo)

El Consejo General del Poder Judicial registró en el tercer trimestre de 2017 una redución del 26,6% del número de lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias. El goteo de casos, sin embargo, no cesa en la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ciudad Real, que paralizó cerca de 200 casos de desahucio el año pasado. En la actualidad hay dos inminentes, en Almagro y en Bolaños de Calatrava. Además, la organización detecta el aumento de casos por impago de alquiler

Los lanzamientos derivados de ejecuciones hipotecarias descendieron el 26,6 por ciento en Castilla-La Mancha en el tercer trimestre de 2017 según los datos ofrecidos por el Consejo General del Poder Judicial (DGPJ) en España. Sin embargo, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca de Ciudad Real todavía no nota la tendencia.

El portavoz de la PAH de Ciudad Real, Gregorio Carretero, confirma a lanzadigital.com que el año pasado paralizaron “cerca de 200 casos” de desahucio, que ya están terminados o resueltos. Aparte, “quedan más de 100 pendientes”, entre ellos los más inminentes, uno en Almagro y otro en Bolaños de Calatrava.

Dos familias con hipoteca, una de ellas con cuotas atrasadas al banco durante un año, están pendientes de recibir la notificación del lanzamiento. De momento no hay fecha y la PAH pretende que no llegue a producirse. La plataforma de Ciudad Real ha llevado en todo este tiempo más de 500 casos.

El “mal menor” de la dación en pago

A pesar de las notificaciones, Gregorio Carretero destaca que entre los casos gestionados por la plataforma de Ciudad Real “nunca se ha llegado a ejecutar ningún desahucio”, por lo que existen posibilidades de revertir en la medida de lo posible la situación a través de la reestructuración de la deuda o la dación en pago, “el mal menor”.

Las cartas del juego con los bancos han cambiado. Mientras que hace seis años, cuando la PAH de Ciudad Real dio sus primeros pasos, “era un auténtico infierno conseguir la dación en pago”, hoy en día, según indica, “son las entidades financieras las que primero plantean esta opción”.

La propuesta de saldar la deuda hipotecaria mediante la entrega de la vivienda es una alternativa, pero la plataforma advierte que “no es la mejor”, porque, en definitiva, se la queda el banco.

El portavoz habla de que en la actualidad es más fácil conseguir alquileres sociales, pero pregunta: “¿cuando cobras 420 euros de ayuda, hasta qué punto un alquiler de 300 euros es social?”

Luego, hay “situaciones ingratas”, como el hecho de que los bancos a veces ubican a familias desahuciadas en viviendas de otra localidad. “No tiene sentido que me quiten mi casa de Ciudad Real, que se va a quedar vacía, y me ubiquen en otra de Valdepeñas para pagar un alquiler”, comenta Carretero.

La proyección mediática ha disminuido, pero los casos no

La PAH en una de sus movilizaciones en Ciudad Real / Archivo

La PAH en una de sus movilizaciones en Ciudad Real / Archivo

Frente a las imagenes en la televisión de la policía en la calle y los enfrentamientos con la ciudadanía, Gregorio Carretero destaca que ahora ya no exite el “circo mediático” que sucedía hace unos pocos años cuando programaban un lanzamiento, pero las ejecuciones hipotecarias no han desaparecido.

Consciente de que dar visibilidad a los procesos es un método efectivo de presión contra los desahucios, la PAH advierte que en la mayoría de los casos son las propias familias las que quieren permanecer en el anonimato. Carretero sirve de ejemplo, pues en 2012 llegó a paralizar la subasta de su casa por el interés mediático que suscitó.

La PAH de Ciudad Real suma “uno o dos” nuevos casos en peligro de desahucio todas las semanas, ésta tres, y la gente “desesperada” no deja llamar, “a cualquier hora del día”, señala Carretero al recordar a un hombre que le llamó unos días antes de la Navidad a las tres de la madrugada.

En cuanto al perfil de los afectados es muy transversal, domina gente de mediana edad, muchos con menores a su cargo, aunque hay desde gente muy joven a padres que han avalado a sus hijos y tienen hasta 70 años.

La PAH recoge el aumento de lanzamientos por impago de alquiler

Cabe destacar que ni todas las personas amenazadas con el desahucio recurren a la PAH, ni todos acaban en la plataforma de Ciudad Real, que se mueve en el área que comprende la capital, Malagón, Fuente el Fresno, Manzanares y Valdepeñas, de manera paralela a la acción de las organizaciones similares que hay en Puertollano o Tomelloso, por lo que el número de casos todavía es superior.

En toda Castilla-La Mancha, según los datos ofrecidos en el informe ‘Efectos de la crisis económica en los órganos judiciales’, publicado a principios de diciembre, el número total de lanzamientos practicados fue de 459 en el tercer trimestre de 2017.

Y lo más importante, 218 estuvieron derivados de ejecuciones hipotecarias y 217 como consecuencia de procedimientos a través de la Ley de Arrendamientos Urbanos. Los datos recogidos por el CGPJ reflejan que los lanzamientos por impago del alquiler aumentaron un 13,6 por ciento y esta tendencia la ha recogido también la PAH.

Mientras que los desahucios por deuda bancaria dominaban en los primeros años de la PAH, Carretero señala que “en la actualidad se han equiparado con los casos de alquiler”, porque los litigios por arrendamientos urbanos son cada vez más comunes.

Partidaria de unos suministros básicos garantizados según establece su propuesta de Ley de Vivienda, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca llega a mediar incluso con las empresas distribuidoras de agua y electricidad. Este mismo lunes, tendrá una reunión con Aquona para tratar un caso.

Las cláusulas abusivas “no han desaparecido”

Las sentencias en contra de las cláusulas abusivas impuestas por los bancos durante el boom inmobiliario han proliferado en los últimos años, pero la PAH apunta que no han dejado de aparecer en las escrituras, entre ellos, los gastos de formalización hipotecaria que hoy tiene que asumir los bancos. “No hemos aprendido la lección”.

Con las pilas cargadas para afrontar el nuevo curso, que iniciaron este mismo jueves con la primera asamblea del año, Gregorio Carretero adelanta que pretenden realizar un encuentro de plataformas antidesahucios a nivel regional y coordinar un encuentro con el Gobierno regional para atajar el problema de la alternativa habitacional en familias afectadas por desahucios.