Piden cárcel para dos toxicómanos detenidos con droga en el antiguo Hospital de Alarcos

Belén Rodríguez Ciudad Real
Los acusados, está mañana en el banquillo de la Audiencia Provincial / Clara Manzano

Los acusados, está mañana en el banquillo de la Audiencia Provincial / Clara Manzano

Una patrulla los vio colarse en el recinto y los detuvo con 30 gramos de heroína y cocaína. Ellos dicen que era para su consumo pero la fiscalía solicita penas de 4 años y medio y 3 y medio por narcotráfico

J.J.A.H. y O.M., un matrimonio de toxicómanos detenidos con drogas por valor de 1.800 euros en 2014 en Ciudad Real, han explicado hoy ante la Audiencia Provincial que era para su consumo, y se han declarado inocentes del delito de tráfico de drogas del que les acusa la fiscalía.

La detención se produjo por casualidad. Una patrulla de la Policía Nacional vio a la mujer, de nacionalidad rusa, colarse por un agujero de la valla perimetral del antiguo Hospital de Alarcos. Les pareció raro y la siguieron hasta el recinto en el que se encontraba su marido que en cuando vio a los policías ocultó algo entre las nalgas.

Los agentes, que han ratificado su versión en el juicio, le pidieron que les mostrase lo que había ocultado pero él se resistió, forcejaron, y terminó tirando lo que estaba manipulando: un paquete en el que había 8,89 gramos de heroína, con una pureza del 14%, y 15,97 de cocaína, de 56% de pureza.

Además llevaban una bolsa con recortes de plástico, una papelina de “rebujao”, una caja con útiles para el consumo de drogas y medicamentos.

Para garantizarse su dosis

Ellos no niegan que tuviesen todo eso en su poder, pero han insistido que era para garantizarse su dosis diaria durante un tiempo y consumir juntos, no para traficar.

Por estos hechos la fiscalía pide cuatro años y medio de cárcel para el varón, con antecedentes relacionados con las drogas -de hecho está en prisión ahora-, y tres y medio para la mujer, que no acudió al primer juicio y esta mañana ha ido detenida y conducía por la Policía Nacional (se ordenó su busca y captura por riesgo de fuga).

“La droga es de escasa pureza y suficiente para compartir los dos”, ha alegado su abogado defensor, José Ángel Rodríguez, que considera desproporcionada la calificación del ministerio público.