El enésimo reventón de una tubería en Ciudad Real colapsa la Ronda y la paciencia

Arrencian las críticas contra el Ayuntamiento cuyos dirigentes celebraron esta tarde una reunión de crisis y hablan ahora de “tomar medidas drásticas”. Graves retenciones en la Ronda del Parque que iba a estar cortada al tráfico hasta el amanecer de este jueves

B.R./O.C.R/ J.Y./ /J.C./ Ciudad Real

Esta vez ha sido en la Ronda del Parque, frente a la iglesia Santo Tomás de Villanueva: un reventón fortuito en un tubería de fibrocemento (material antiguo), la misma canción que el viernes pasado, y hace pocas semanas en la Plaza Mayor y en otras muchas calles del centro y la periferia, por no hablar de la rotura en plena Pandorga o la del Domingo de Ramos que dejó sin agua a toda la ciudad. Sólo que este miércoles la avería en la red de abastecimiento de agua potable de la capital se produjo en la Ronda del Parque y a las siete de la mañana de un día laborable, plena hora punta con el consiguiente caos circulatorio e indignación general que fue arreciando al igual que las críticas. Al extremo que por la tarde el equipo de gobierno celebró una especie de reunión de gabinete de crisis y no se descartan tomar “medidas drásticas” en lo que ya admiten que “no es normal”, por más que esa sea la versión de la empresa adjudicataria del servicio, Aquagest.

Desde las siete de la mañana el teléfono de la concejal de Movilidad, Teresa Aguirre, no paró de sonar por los evidentes problemas de tráfico en el tramo, pues es un acceso que soporta a diario unos 18.000 vehículos. Hasta que se produjo el cierre al tráfico de la Ronda del Parque, con todo lo que implica, situación en la que estaba previsto que permaneciera hasta el amanecer de este jueves.

Aguirre explicó a Lanza que la avería produjo bastantes retenciones de tráfico entre las siete y las nueve de la mañana, la hora punta en la que abren los colegios y la gente va a trabajar –la propia edil también se vio afectada-. Todo el turno de la Policía Local se implicó desde el primer momento para organizar la circulación e informar a los conductores sobre las vías alternativas para evitar circular desde la rotonda de la ronda de Granada (zona colegio Marianistas) hasta el hotel Almanzor. Los autobuses urbanos, pese a que no circulan por la Ronda del Parque, también se vieron perjudicados por las largas colas de tráfico, por lo que no se pudo respetar la frecuencia de llegadas en las paradas.

Pasada la hora punta, la circulación quedó normalizada, confiando en que las retenciones no se volvieran a repetir entre la una y las tres de la tarde, a la salida de los colegios y del trabajo. No obstante, los agentes policiales seguían pendientes del tráfico para evitar nuevas complicaciones.

La vía quedó cortada al tráfico todo el día pues Aquagest debía reparar la rotura, echar hormigón y alquitrán, y esperar a que fraguara.
A juicio de Teresa Aguirre, “no es normal lo que está pasando, ha sido un año con bastantes roturas de tuberías de agua, algo está fallando”, indicó, sin querer precisar más sobre los posibles motivos por no competerle dicho área.
Por su parte la gerente de Aquagest, Esperanza López, explicó a media mañana que la avería se produjo por “otro reventón fortuito en una tubería de fibrocemento de 250 milímetros” y que al menos en lo que a servicio de agua “en esta ocasión no perjudicó a ningún vecino”, dado que el tramo se aisló con dos válvulas y no se hubo de realizar acometida.

Igualmente, la responsable de la empresa el agua sostuvo que las roturas en las redes urbanas “son habituales” por la propia vida de las tuberías o por circunstancias sobrevenidas como las obras y explicó que la empresa trabaja continuamente en la detección de fugas en todas las redes de la ciudad, a través de un sistema que busca de forma manual o mecánica escapes ocultos. “Al margen de las roturas realizamos campañas continuas de detección de fugas a través de un sistema detector, con el fin de repararlas y de perder menos cantidad de agua”.

Por su parte el delegado de la Junta y candidato a la alcaldía por el PSOE, José Valverde, opinó que “la declaración la hacen las propias tuberías, de la necesidad que tienen”. Así indicó que “parece mentira que a la ciudad le estén reventando las venas y nos preocupemos de darle un poco de colorete para que no vea que el enfermo tiene mala cara”.

Valverde considera que hay que abordar con rapidez un proyecto de ciudad integral en el que debe ser primordial la garantía del abastecimiento de los ciudadanos y de que no se pierda agua por deficiencias de las conducciones. Mientras que desde el Ayuntamiento le reprochan el nulo compromiso de la Junta de Comunidades con este problema, y la falta de ayuda económica.